Zamuro, con mucha tripa, se atora

Por momentos me pregunto a mí mismo si Marcel tendrá hijos, o nietos, o sobrinos, o si alguna vez pensará en los niños venezolanos, o si acaso él se percata de que en vez de cara tiene careta, o si tendrá neuronas como pelos en el bigote, o si se echa mucho agua de colonia para aumentar su inteligencia.

La descripción informativa de RCTV-que dirige Marcel-pretende que la realidad de Venezuela se adapte a ella. Marcel “modifica la realidad” para hacerla coincidir con los embustes que minuto a minuto propala RCTV. Si la imagen visual no se relaciona con la descripción verbal eso no le importa a Marcel porque él tiene a su servicio a unos cuantos periodistas de cartón dispuestos a gualdrapear, a cambio del salario del miedo.

Cada palabra en cualesquiera partes está asociada a una imagen, a una visión, a un color al menos, es por lo que todo contexto verbal está adjunto a una determinada realidad. Marcel sabe, seguramente, que para recordar en secuencia es necesario el uso de la imagen que asocie, y esa experiencia sensorial induce a un vertiginoso condicionamiento; de seguro sabe Marcel, que las imágenes vulgares y las sexuales son las que se recuerdan con mayor facilidad. Sabe Marcel, que apelar a la vulgaridad, sirve de interconexión para reforzar el mensaje distorsionado, especialmente para un determinado sector específico de la población. Sabe Marcel que en su negocio, se puede aplicar un juego psicológico perverso con la aplicación de la imagen, de tal manera que algo se soslaya y algo se destaca deliberadamente para manipular los instrumentos de la percepción del pensamiento y trastocar el acto correcto de observación de la realidad.

Sabe Marcel que él, tiene menos de un mes de prórroga para seguir con el jueguito de fragmentar el mensaje social y político y continuar envenenando a millones de venezolanos, a la vez que terminar de sumergir en el estercolero a unos cuantos periodistas de anime que están a su servicio.

Lástima que una persona se haga periodista para mentirle a su pueblo.

Para RCTV, esgrimir la mentira constituye una frustrada estrategia de supervivencia. Para RCTV y para Globoterror-especialmente-glorificar la mentira es un “modus operandi”. La obra de ellos es haber embuchado de prejuicios a un significativo sector de la sociedad venezolana y que sólo ve espejismos.

Pero el pueblo mil veces engañado ha reaccionado y reaccionará admirablemente, con una defensa intuitiva, contra los engaños y contra los engañadores, contra el noticiero y contra el noticiario, contra Marcel y contra Federico.

Queda al gobierno dejar las blandenguerías y aplicar mano firme contra esos sesudos embusteros. Es demasiada la falsedad que estas personas han vertido sobre la conciencia popular y ellos mismos se enredan, como los zamuros cuando picotean sobre las tripas de sus víctimas. Ojala, los buenos periodistas venezolanos pudiesen hacer al menos un gran congreso donde debatiesen los destinos de su profesión porque por lo que se ve, las universidades parecieran no estar a tono con la responsabilidad de formar bien a esos muchachos periodistas.

guillermogb66@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3014 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a33944.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO