Sophia lo sabe, ustedes también

Esta mañana le estaba comentando a mi esposa que me parece muy triste que la mentira sea tan arraigada en la cultura venezolana, como si la mentira fuera una mano, o una pierna, o los pies de cada quien. Es sumamente triste para mí de ser testigo del hecho de que una característica humana tan negativa y tan destructiva forme parte integral de nuestra sociedad, la cual se ha vuelto obviamente y terriblemente retrograda desde que Chávez se nos fue.

Cuando digo retrograda, no es que sea un insulto, no, es una realidad concreta y claramente mensurable.

DEFINICIÓN: Retrograda: Que retrocede. Que es partidario de ideas o instituciones políticas o sociales propias de tiempos pasados.

Chávez trató de inculcarnos el hecho de que la mentira es mala, pero eso no duró nada, al morirse él, también se murió la noción de la verdad, y es precisamente por esta razón que nos encontramos hoy con (en mi estimación) unos 20 años de retraso con respecto a la telefonía, unos 30 años de retraso en el sistema de internet, unos 50 o 60 años de retraso en términos del sistema nacional de distribución eléctrica, unos 80 o más años con respecto a la distribución del agua potable, unos 100 años de retraso en la educación, unos 150 años de retraso en términos de la burorcacia gubernamental, y unos 200 años o más en términos del estilo de la gobernanza, donde todavía --- aparte de unos 10 años con Chávez --- estamos siendo gobernados al 100% (a nivel de todo el Estado) por los mantuanos coloniales de siempre.

DEFINICIÓN: Mantuanos: Me refiero a las clases colonialistas dominantes, las clases más blancas y de descendencia española mixta de nuestra sociedad quienes también han sido, tradicionalmente, las clases gobernantes, o sea, los más blancos y ricos, dominan a los más pobres, Indios, Negros, y Mestizos.

LA MENTIRA

Con respecto a la mentira, tengo una teoría (ver más abajo) sobre la razón fundamental del porqué tantos venezolanos y venezolanas mienten tanto y tan a menudo.

El hecho es que una significativa mayoría de los venezolanos y las venezolanas miente todo el tiempo, sobre cualquier tema, sobre sus nombres, sobre sus ingresos y cómo los obtienen, sobre donde nacieron y crecieron, en pobreza o no, sobre cuanto les costó ese par de zapatos, sobre donde viven ahora, o sobre quien es el dueño de la casa donde viven, o porqué tuvieron que mudarse de un lugar a otro, sobre sus estudios, sobre cuanto pagaron para obtener su diploma universitario, o sobre sus "contactos," etc., es más, lo hacen como para protegerse de atacantes imaginarios (o tal vez no tan imaginarios), es como una constante paranoia de pensar que alguien siempre los van a joder, es como que no pueden confiar en nadie, bueno, y eso sería una tremenda verdad, por ejemplo, aquí en Venezuela yo personalmente no confío en absolutamente nadie excepto en mi esposa, en nadie más, ya que en los más de 45 años de experiencia de vida que he tenido con Venezuela, jamás he conocido a nadie en quien pudo confiar al 100%, nadie, excepto mi esposa.

¿No es así?

¿En quienes confiarían ustedes al 100% aquí en Venezuela?

¿Les pedirían a esas personas que les cuiden $1.000.000 en efectivo en sus casas?

Bueno, para mí, personalmente, y aunque adoro a Venezuela, el hecho sigue siendo que Venezuela está compuesta de millones de mentirosos, y esa es la verdad, es una realidad, es una cosa irrevocable, y no es invención mía, especialmente ya que he vivido/trabajado en 34 países, y eso me ha permitido poder comparar una sociedad con otra.

Aun mi esposa, una venezolana nacida y criada aquí en Venezuela, está de acuerdo, Venezuela está podrida por la mentira, y esa fue una de las principales razones por lo que ella se fue de Venezuela hace años atrás, para integrarse a una sociedad (Canadá) donde ella podía mejor desarrollarse en base a la verdad, con su tremenda inteligencia que jamás fue debidamente reconocida aquí en Venezuela, y eso es precisamente lo que hizo en Canadá, algo que jamás podría haber hecho aquí en Venezuela, llegó a ser la directora de operaciones nacional de una de las más grandes y reconocidos empresas de investigación científica médica a nivel internacional.

Pero …

Creo que también hay que tomar en cuenta otra cosa.

Me imagino que si yo hubiera nacido, crecido, y vivido toda mi vida aquí en Venezuela sin jamás haber experimentado otras culturas, y sin haber jamás vivido en otros países, particularmente en los países desarrollados del norte, bueno, yo también pensaría --- así como me imagino la inmensa mayoría de los venezolanos y las venezolanas pensarán --- que eso de voluntariamente ocultar la verdad a través de la mentira, a través del "engaño necesario," es algo natural y normal, aunque a nivel mundial, no lo es.

¿Verdad?

Lo que quiero decir es que aquí en Venezuela, la inmensa mayoría de las personas parecieran no saber que en la mayoría de los países del mundo, especialmente en los países desarrollados del norte, la mentira es muy mal vista.

Ahora, yo digo, que deben existir razones por esta tremenda diferencia en comportamiento social, ¿verdad? Eso no ocurre así espontáneamente sin que hayan razones concretas que afecten el comportamiento social en general, ¿verdad? Todos somos seres humanos, entonces, ¿qué es lo que hace que como sociedad nos comportemos de manera tan diferente?

Por ejemplo:

¿Por qué aquí en Venezuela la mentira es tolerada y en Canadá, no?

Bueno, esta es mi teoría (parcial)…

MI TEORÍA (parcial) – EL FRÍO

Esta teoría (parcial) no se aplica solo a Venezuela, sino en general a los países o a las regiones tropicales del mundo, digamos entre las latitudes 25N y 25S, donde históricamente la mayor parte de sus poblaciones, durante cientos de miles de años, raramente fueron expuestas al frió.

No sé exactamente cómo decirlo, entonces les contaré historias sobre Canadá, uno de los países más fríos del planeta, y también uno de los países más desarrollados donde tradicionalmente no se acostumbra a mentir, ni se tolera, tanto así que hasta hoy en día cuando uno está esperando un paquete de FEDEX o DHL (como MRW en Venezuela), los paquetes son dejados afuera, fuera de la puerta de la casa de uno, y nadie se los roba.

¿Imagínense eso aquí en Venezuela?

El paquete no duraría más de 30 segundos antes de que un vecino se lo coja (robe) y después se haga el loco (mienta), ¿verdad?

Bueno, en base a estas historias (abajo) sobre Canadá, ustedes mismos podrán llegar a sus propias conclusiones sobre mi teoría (parcial).

En Canadá, donde mi padre, un canadiense francés a la merced de la explotación de los ingleses, nació y creció muy pobre en las minas de carbón del norte de Alberta donde solo había acceso vía ferrocarril (ver fotos en el link abajo), cerca de los Territorios del Noroeste, allí donde cae nieve y hielo alrededor de 8 meses del año y la temperatura baja hasta menos de 40C bajo cero en enero y febrero, dejando solo unos 4 meses para la siembra y la cosecha (junio, julio, agosto, y septiembre), la cosecha siempre ha sido (hasta hace poco con la llegada de la modernidad) el corazón de todas las comunidades, pequeñas y grandes, pobres y ricas, igual, ya que sin esta cosecha para sostener las comunidades durante los 8 largos meses de frío, buena parte de las poblaciones (pobres y ricos) se morían sea de hambre o de enfermedades debidas a la mala nutrición y la falta de vitaminas.

Ver fotos aquí:

https://www.google.com/search?q=photos+coal+mines+of+northern+alberta+1920&sxsrf=ALeKk01dSbCDSUdeXZfSFQ3nhJdaRPwArQ:1612192965933&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=2ahUKEwjOjafo_sjuAhUYHM0KHeXWCY4Q_AUoAXoECA8QAw&biw=1366&bih=625

En los años 1930 cuando mi padre nació, la expectativa de vida era de solo 60 años, pero durante los 400 años anteriores, la expectativa de vida había bajado hasta solo 40 años en promedio. Cuando uno visita los cementerios en Canadá y ve las tumbas de antes de los años 1930, uno se sorprende por la cantidad de niños que morían en comparación con hoy, es más, muchísima gente ya adulta moría entre los 30 y 40 años de edad, la mayor parte debido al frío, o sea, debido a la falta de comida nutritiva, o a la falta de acceso a los servicios médicos ya que no se podía viajar a ninguna parte durante meses debido a la nieve o a la pobreza par conseguir asistencia médica, o simplemente uno se moría del frío congelado si por ejemplo uno se quebraba un hueso y no tenía suficiente leña para la calefacción dentro de la casa a su alcance, y cosas así …

En el caso de mi abuelo, él era el menor de 19 hijos de la misma madre, y murió a los 68 años de edad. Creo que 4 de sus hermanos murieron cuando eran niños. Mi padre murió a los 78 años de edad, pero él tuvo una vida mucho más fácil porque mi abuelo, cansado de la quejadera de su hijo (mi padre) por ser pobre, lo mandó a los 14 o 15 años de edad a vivir y a trabajar con los curas colaboradores de los ingleses (los ricos), y jamás volvió a la casa. Yo me fui de la casa a los 15 años de edad también, pero porque quise salir a ver el mundo.

Bueno, debido al frío, la mentira era y sigue siendo muy mal vista --- no se respeta a la gente que miente --- porque, por ejemplo, en aquellos tiempos, si el padre de una familia le preguntaba a sus 19 hijos cuantos bultos de papas en condición comestible para los humanos cosecharon y guardaron en los sótanos de conservación (ver fotos en el link más abajo) en septiembre antes de la llegada del frío, y los hijos le mentían, bueno, muy fácilmente esa mentira podría costarles las vidas a toda la familia, acabando con sus vidas en febrero cuando se acabarían las papas y cuando habría demasiado frío para salir a cazar o a pescar para sobrevivir.

La misma tragedia podría ocurrir con cualquier mentira relacionada a cualquier cosa, la leña, las animales en la granja, las conservas (vegetales en sal y vinagre y frutas en azúcar), el mantenimiento de las maquinas, el mantenimiento de las chimeneas que a menudo se incendiaban, la cantidad de lana a su disponibilidad para abrigarse el invierno, etc.

Cualquier mentira sobre cualquier cosa no solo podía poner en grave peligro a la familia, sino a toda la comunidad ya que todos dependían de todos para sobrevivir, si una familia tenía más papas, podía intercambiar con otra familia que tenía más conservas por ejemplo (todas mis tías todavía hacen eso), no como aquí en Venezuela donde básicamente nadie depende de nadie para nada y todos se cuidan a ellos mismos y a nadie más sin importarles nada de los vecinos. En Canadá, y en todas las regiones frías del mundo, regiones que en general son no casualmente mucho más avanzadas que Venezuela, la mentira equivalía, y sigue equivaliéndose, a un crimen contra la comunidad ya que todos dependen de todos para sobrevivir (aunque con la modernidad eso se está perdiendo un poco).

Ver fotos de sótanos de conservación aquí:

https://www.google.com/search?q=root+cellars

Resumiendo: Solo una pequeña mentira podía acabar con las vidas de familias enteras, de comunidades enteras, y de pueblos enteros.

Hasta hoy en día, la mentira en Canadá es muy mal vista, además, uno puede ir a prisión por haberle mentido a una autoridad. Lo mismo ocurre en muchas partes de EEUU y en [probablemente] todos los países fríos del mundo, los cuales se encuentran en su gran mayoría en el norte del planeta, y es por eso, básicamente, que la mayoría de los países del norte son desarrollados (porque la mentira no es tolerada), mientras que la inmensa mayoría de los países del sur son subdesarrollados (porque se tolera la mentira, como aquí en Venezuela).

CONCLUSIÓN

Este artículo surgió después de haber visto un video de una entrevista a un robot hembra AI (Inteligencia Artificial) llamada Sophia, un robot que empezó su vida en el 2016, aprendiendo cada día más, acumulando más y más información, hechos, estructuras del idioma, verdades, etc. con su inteligencia artificial.

Sophia: https://en.wikipedia.org/wiki/Sophia_(robot)

Ver la entrevista aquí:

https://www.youtube.com/watch?v=i9jQXkAUMEI&fbclid=IwAR1foKLzyRNqxHp8pWXYdIxidXmKDV1Qp2-84Mx5BNiknZABPnc6QNnGxxQ

Durante la entrevista, me di cuenta que Sophia responde honestamente, o sea, no trata de engañar a nadie, responde la verdad, hace preguntas honestas, claras, y sensatas, no inventa estupideces, ni dice cosas falsas (que sepa que sean falsas), no tiene malas intenciones, no oculta nada, no se cree fantástica, ni nada así, o sea no miente ni manipula a nadie, y tiene sanas intenciones (dice las cosas como las entiende), entonces pensé, bueno, tal vez que en el futuro, después de que Sophia haya acumulado más conocimiento y más capacidad de interacción, habría que exigir que todos los candidatos para las elecciones en Venezuela --- en cualquier nivel --- sean primero públicamente, en televisión, entrevistados por Sophia, quien ciertamente, debido a su inteligencia superior, y su honestidad y acumulado conocimiento, sería perfectamente capaz de detectar las mentiras y así ir eliminando (con todos los abucheos) a todos los candidatos mentirosos, manipuladores, y deshonestos de las carreras electorales.

O sea, todos los candidatos para la gobernanza en Venezuela (¿y del mundo?) tendrían que ser aprobados por Sophia, si no, no podrían competir.

¿Les parece buena idea?

A mí, sí.

Sin mentiras, sería la única manera que Venezuela podría avanzar y desarrollarse.

¿Verdad?

Sophia lo sabe.

Ustedes también.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1280 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor