Oh, cuántos mocos escuálidos por la "muerte" de Directv, y miren esto…

  1. Repentinamente, llegó antier una noticia que se generó primero en Miami: "Se va DIRECTV de Venezuela", al poco rato se vieron los efectos, los canales nacionales desaparecieron de la cablera. La cosa era cierta. No me dio ni frío ni calor. En verdad que allí pasan un montón de películas hollywoodense casi todas fastidiosas con harto plomo, carreras de carros y putas desaforadas, que para nada me interesan. ¿Se acuerdan?, murió RCTV, y qué pasó, señores escuálidos, ¿se les acabó el mundo por eso? Otros bandidos que se van, cuántos se han ido… lo que más deseo es que nunca vuelvan…

  2. Yo solamente veo televisión, un ratito por la noche y es sobre todo para coger el sueño. A mi mujer que es tremenda lectora, para nada le hace falta la televisión. Prefiere mil veces leer. De modo que apenas encendemos al fulano cajón, comenzamos a adormitarnos debido a que tenemos días muy activos pese a la cuarentena; a la hora de encenderlo casi siempre lo estamos apagando.

  3. Mi esposa me dice que pocas veces ha estado trabajando tanto como en esta cuarentena; ella es tejedora, y goza del noble hábito de no estar nunca inactiva. Ella está en lo suyo, yo en lo mío y nos venimos a reencontrar en la mesa a la hora de comer. De modo que lo de ver televisión es algo muy, pero muy secundario.

  4. Mi trabajo en la ciudad es leer y escribir, pero me gusta mucho más el campo, allí donde me la pasó con mis matas y mi perro. No he podido ir al campo por el asunto de la cuarentena, pero la verdad es que no hay como sembrar y cuidar las rosas, las flores, y ver cómo la tierra generosa le da a uno todo lo que necesita.

  5. Los programas que veo cuando no tenemos algún apagón, cosa que además es bien rara, son La Hojilla y Con el Mazo Dando. Los canales que más solía ver eran Telesur, RT, VTV. En ocasiones ponía la DW (a la cual llamo la Toche Well) que tiene buenos documentales, pero cuyos noticieros son dirigidos por el doctor Joseph Goebbels, siempre en contra de Venezuela.

  6. A los Discovery no los ponía poco porque son muy tendenciosos, siempre poniendo a todo lo que hacen los gringos por las nubes. Solamente me llamaba la atención ID, pero más que todo por un interés intelectual, para adentrarme un poco en la naturaleza aberrantemente criminal de los gringos, y sacar de allí conclusiones para mis trabajos.

  7. Ayer mi esposa, preparó una antena de bigote y logró localizar algunos canales con señal abierta, sobre todo a VTV, que es lo que más nos interesa. Preparamos para ver el Con el Mazo, pero no tuvimos electricidad toda la noche. Nos pusimos a leer con la luz del celular. Yo estoy leyendo un interesante libro de Orlando Araujo, titulado "Venezuela violenta".

  8. Por las redes me entero que ayer en el Consejo de Seguridad, China instó a Estados Unidos (EE.UU.) a que cumpla con los principios de la Carta de las Naciones Unidas (ONU) y con lo establecido en el derecho y las normas básicas de las relaciones internacionales, e instó al gobierno de Donald Trump a cesar la injerencia y la aplicación de medidas ilegales llamadas "sanciones" contra los venezolanos. Me entero que también dentro de poco deben estarán llegando a Venezuela los barcos iraníes cargados de gasolina.

  9. La vida para ser vivida en profundidad requiere de pocas cosas realmente, no de aparatos plagados de programas mentirosos y vacuidades. Requiere de aire, de las estrellas, de buenos sentimientos y de tener ocupada la cabeza en lo noble y en lo justo, en lo creativo.

  10. Me parece maravilloso todo esto que estamos viviendo. Ojalá todo esto se profundice, y vayamos al centro nuclear de lo que realmente somos, y seamos capaces de subsistir en todo por nosotros mismos. Como unos Robinson Crusoe de la nueva era revolucionaria y chavista. La verdadera pandemia está en la sujeción a los valores gringos, a esa cultura que nos inocularon por todos lados desde niño, y esa gente muerte por esa pandemia ni siquiera se entera que va por el mundo como la nada, como un espectro. Eso hay que romperlo, acabarlo, y será una obra grandiosa al nivel de lo que hizo Simón Bolívar por nosotros.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2986 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas