Aporrea en su XVIII aniversario

Aporrea: La tribuna donde los mudos pueden hablar

Aporrea a quien le toque, o es como dice el dicho: El qué se pica es porque ají come... Medio de comunicación que la audacia lo parió para ser en el ciberespacio, el quijote velador que enfrenta y frena a los molinos absurdos y a los del otro lado de la acera, nos ha permitido a los inquietos, navegar con las palabras del silenciado que gritaba a voces y ahora se escucha, se lee, se esparce en Aporrea, ahora se busca en Aporrea, ahora existe en Aporrea, ... relatos múltiples con sentimientos diversos que le dan sentido y enriquecen su espacio como medio de charla electrónica, espacio lleno de las almas que con entusiasmo escriben en diferentes retazos, sus visiones sencillas, amorosas y de fulgor creativo que expresan alientos, quejas o el lamento del lloro, todos ilustran su visión sin la alcabala del señalamiento. 

El recorrido de Aporrea en su hilar de almas en grafías, garantiza el armar la historia contemporánea de nuestra Venezuela que late en vidas fulgurantes, nación amada que convulsiona para no dejar morir sus alientos que le dan la fuerza y el sentido a quienes se expresan con sus escritos multicolores, en este batallador medio que recoge a sus emisarios para colocarlos a la luz y guardarlos como alfabético tesoros que vibran en sus andanzas de expresión que no callaran jamás, porque Aporrea alerta, los pone en la palestra que no se puede ocultar en la sinergia de este medio que no aguanta callar… (Palabras sentidas salidas del sentimiento puro, que florece de los más profundo, de una compañera que valoro mucho Blanca Mireya)

Y aquí mis letras que nunca dejaran de ser sencillas, pero inundadas de un algo que mis lectores de sobra conocen…

Aporrea

Los mudos…

El silencio obligado de los Miserables de Víctor Hugo…

Los esclavos sin cadenas, por los tiempos de todos los tiempos, donde éramos obligados a callar como si cargáramos los labios sellados, cocidos, donde no teníamos permitido hablar en tiempos de dictadura…

Y cuando Chávez llegó, esos mismos labios dejaron de estar sellados, pero la canalla mediática continuaba haciendo su trabajo, porque su tarea principal era el silencio de los desposeídos…

Y allí nació Aporrea, en su lucha frontal contra los medios pro gringos a favor de la oligarquía…

Allí nació Aporrea, en defensa de nuestro comandante…

Vaya mi muy humilde homenaje a la memorable tribuna que para todos significa Aporrea…

Es el periódico en Internet, donde los mudos tienen cabida, donde vierten sus opiniones con razones y sin ellas…

La crítica constructiva, el reclamo valedero…

Todos tienen cabida en la página del pueblo y para el pueblo…

El periódico en Internet que nació para contrarrestar la canalla mediática que acallaba siempre el clamor del pueblo, prensa vendida al mejor postor donde la verdad siempre estaba ausente por conveniencias de intereses de unos pocos…

Anoche pensando en Aporrea, me remonte en el tiempo y regrese a mi primer mamarracho que escribí a pocos días del intento de golpe de estado a nuestro comandante Chávez Frías.

Un periodista chileno de nombre Sepúlveda (QEPD) compañero y amigo, escribía para el periódico VEA…

Se me ocurrió escribir mi primer mamarracho, el cuál mostré al compañero Sepúlveda…

"Mira chileno, escribí estas líneas, léelo a ver qué te parece"…

"E l día que los mudos hablaron" se llamo dicho escrito…

Mi corazón siempre pensó y piensa, que los pobres, los pata en el suelo, los Miserables de Víctor Hugo, son y serán los mudos, que no tienen voz ni voto para todos los políticos del mundo, donde los mismos solo se interesan o muestran cierto interés por ellos, cuando se aproxima algún acto electoral…

Pero con Chávez sentí que era distinto, que en verdad a él si les importaban, esa fue la razón de mi primer mamarracho…

Al compañero y amigo Sepúlveda le encanto y me pidió permiso para llevárselo al director del VEA mi gran entrañable compañero Don Guillermo García Ponce (QEPD)…

Lo cual me negué por dos semanas, pero ante su insistencia al final acedo a que se lo llevara…

Están fueron las palabras de Don Guillermo al leerlo:

"Este articulo tiene un contenido humano del carajo, hay que publicarlo y en medio del periódico a doble página y a color"

Jamás olvidare dicho día, cuando vi mi humilde escrito con Bolívar de un lado y del otro a Nuestro comandante con una paloma blanca entre sus manos, a doble página y a color…

Un nudo en mi garganta me hizo prisionero… (y siempre lamente no haber guardado un ejemplar de dicho día para releerlo en mis horas de remembranzas en mi ya dilatada vida)…

Jamás olvidare el abrazo revolucionario de Aporrea con mis primeros escritos, los mismos que siempre son bien recibidos, donde nací casi con la tribuna revolucionaria llamada Aporrea, en el 2012…

Por eso este humilde tributo a su aniversario, en semejanzas al tributo rendido a mi comandante Chávez Frías, de parte de los mudos de nuestro pueblo…

Que gracias a Aporrea, recuperamos el habla y nuestro orgullo de amar nuestra patria…

¡¡¡Salute Aporrea!!!

¡¡Feliz aniversario!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1733 veces.



José Varela


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: