Cuarenta por ciento

A escasos siete días de la cita electoral, el camarada Mario Silva nos da un tubazo que, como todo, pasará desapercibido en la mediática burguesa; pero que, en definitiva, es una información que debemos considerar de suma importancia. El camarada, nos informaba en su Hojilla de ayer sábado, sobre los planes de violencia que intentará poner en marcha un sector de la oposición, Primero Justicia, y sus aliados internacionales: el imperio de EEUU, su embajada, y sus organismos de inteligencia, la NED y USAID; el uribismo y sectores de la oligarquía colombiana, el paramilitarismo; a los cuales se vienen plegando sectores de la oligarquía criolla, grupo Cisneros, Venevisión, grupo Camero, Televen (Carlos Croes), Globovisión ( Zuloaga, Mezerhane y Ravell), El Nacional (Henrique Otero), El Universal, la Cadena Capriles, El Canal i (Wilmer Ruperti), Banesco (J.C. Escotet). Todo un poder económico de intensa potencia que, intentará arremeter contra la voluntad popular, para someterla a sus designios y, con ello, hacerse de las riquezas nacionales que, es en definitiva, su objetivo. La embajada imperial, ha comenzado a jugar un papel estelar en esta nueva conspiración contra el sistema democrático venezolano; incluso, funcionarios militares estadounidenses que tuvieron destacada actuación en abril 2002, han ingresado al país y ya están en funciones “diplomáticas”, reuniéndose con quienes serían los actores de las acciones violentas, destinadas a desconocer la voluntad popular e imponernos por la vía violenta el “golpe electoral”.

Siendo que, a estas alturas del juego, la oposición se ha fracturado; provocando que, sectores de la misma se hayan pronunciado públicamente contra la intención de Capriles de darle curso al paquete de medidas contemplado en los Lineamientos para el Programa de Unidad Nacional (2013-2019), suscrito por Capriles el 23 de enero de 2012. David de Lima, luego Willian Ojeda, Herman Escarrá, Aldo Cermeño, dirigentes regionales de Copei en el Municipio Lander, Edo. Miranda y, estimamos, a medida que nos acerquemos a la fecha límite, lo harán algunos más. Es previsible, el fracaso de esta nueva aventura en que Primero Justicia y su candidato, Henrique Capriles Radonski, intentarán meter a la oposición venezolana en el carril de esa nueva aventura. Es por ello que, acertadamente, el camarada presidente Hugo Chávez, en Guarenas, encomienda la misión a José Vicente Rangel, para que converse con los sectores de oposición democráticos, AD, Copei, MAS, Causa R, sectores empresariales, prevenirles de las consecuencias de sumarse al plan de guerra civil, el “golpe electoral”, promovido por Primero Justicia, la embajada de EEUU, el Uribismo-paramilitarismo, los medios de comunicación que, ya fueron antes, protagonistas del golpe de abril de 2002 y la vieja burguesía criolla, los amos del valle, Polar, Capriles, Escotet y demás banqueros prófugos de nuestra justicia.

Dicho plan, lleva implícito el mismo formato de Puente Llaguno, el asesinato de compatriotas; con la finalidad de generar el “gran evento” que nos hablara Shemel, que hará cambiar la intencionalidad de voto de las y los venezolanos a favor del apátrida Capriles en los días que faltan para el 07 de octubre, por eso, los hechos ocurridos en Barinas, posteriores a la visita del candidato de la contrapatria a esa entidad, en que murieran Omar Hernández de 63 años y Antonio Valero de 32 años, compatriotas ambos, no pueden pasar desapercibidos y lo que pudiera pasar en el acto de cierre de campaña, hoy domingo en la Avda. Bolívar, en Caracas. Recordemos que, en Puente Llaguno y sus alrededores, en las alturas colocaron francotiradores para que asesinaran opositores y revolucionarios, compatriotas de ambos bandos para después adjudicarle las muertes al presidente Hugo Chávez y, por esa vía, justificar el golpe de Estado de abril 2002. Sabiéndose perdidos en las elecciones, son capaces de cualquier cosa. Solo les importa el poder.

Pero, si llegarán a la fecha propuesta, el 07 de octubre, el llamado Plan B, sería puesto en marcha: desconocer los resultados, cantar fraude. Aunque tengamos presente que, esa gente tiene 14 años cantando esa melodía: fraude, fraude, con la excepción, por supuesto, del resultado del referendo constitucional en que ganaran. Así están las cosas…

Y mientras el ámbito electoral sigue su rumbo propio. La campaña electoral ha motivado la autocrítica en el candidato de la Patria, Hugo Chávez Frías. Allá en Barinas, en entrevista para una televisora local, se autocriticaba por el poco impulso que ha tenido el poder popular desde su gobierno, obvio que, esperemos, pasado el proceso electoral, haya cambios en ese ministerio que no da pie con bola en un tema estratégico para la Revolución Bolivariana, como es el fortalecimiento del Poder Popular, el impulso a la organización popular. Un ministerio, que debiera ser puntal de nuestro Gobierno Revolucionario, se ha reducido a un ente de entrega de viviendas, lavadoras, neveras y cocinas. Mucha juventud en su integración, poca madurez de la misión estratégica. Y, mucho desprecio al pueblo mismo, como sucede en el Municipio Santiago Mariño, Estado Aragua, sector San Joaquín de Turmero, en que, a la comunidad “OCV Misión Cristo”, no se les consulta sobre su Plan de Viviendas, ellas/ellos “no saben de vivienda”, pese a que, sus ranchos los hicieron ellas/ellos. Son los arquitectos e ingenieros de Min Comunas, los “expertos”, los que saben de vivienda y, allí están las consecuencias, los recursos tan aprobados pero las viviendas en veremos, y, la comunidad descontenta pero esperanzada. Camarada Presidente Chávez, esa comunidad espera los atiendan y satisfaga sus expectativas de viviendas, de un mundo mejor.

El tema universitario, camarada Presidente Chávez, también debe llamarlo a la autocrítica, la gestión de la ministra y vicepresidenta para lo social, Yadira Córdova, ha mostrado debilidades en su accionar, ineficiencia lo llaman unos; estimamos que, el presidente Chávez, también lo llama así, cuando habla y nos promete más eficiencia revolucionaria en los años por venir. Los Petrorinocos, producto de un acuerdo suscrito en la Vicepresidencia de la República y preanunciados al país en octubre de 2011, el presidente Chávez lo haría en noviembre de ese año, después de un poco más de un semestre de lucha de calles, trancas de puertas de universidades y paros, dirigidos por las principales federaciones sindicales de las universidades, Fenasoesv y Fetrauniversitarios; por cierto, federaciones sindicales afiliadas a la Unión Nacional de Trabajadores, UNT. Hoy, después que se han lanzado los Petrorinocos, Fetrauniversitarios viene realizando severas críticas, si bien no de fondo, sí de forma; quieren conocer la fórmula de cálculo de los Pasivos Laborales, critican que se privilegie a las/los profesores sobre empleados/empleadas, sí son trabajadores/trabajadoras ambas, por qué esa discriminación; critican que se privilegie a las grandes universidades por sobre las experimentales, institutos y colegios universitarios; en fin, críticas que deben ser corregidas para que el mecanismo ideado por el camarada Chávez no se desvirtúe y propicie desconfianza y, por ende, el rechazo entre las/los beneficiarios de los mismos. La ministra debe oír a las/los trabajadores, sus organizaciones sindicales, hasta ahora, se ha limitado es a discutir esta materia con las/los rectores de las universidades, a quienes ha convertido en la representación de la masa laboral universitaria, despreciando el papel que juegan los sindicatos y las federaciones. Yadira Córdova debe rectificar, no ha habido año, desde que llegó al ministerio, que no haya habido conflicto en el sector universitario.

Mucho descontento entre trabajadores y trabajadoras con el Gobierno Revolucionario ha propiciado la ministra Córdova y su equipo de apoyo, Opsu. Es fundamental, si no hay cambios, propiciar el reencuentro con la clase trabajadora universitaria que, mayoritariamente, apoyaba la Revolución Bolivariana, hoy no lo es tanto así, y ese es el “gran logro” de la ministra.

A escasos días de que vayamos a refrendarle un nuevo mandato constitucional al camarada presidente Hugo Chávez, es pertinente llamarle la atención sobre la mala política presupuestaria de su equipo ministerial. La política de Créditos Adicionales es contraria al Socialismo, como bien decía, el camarada Ernesto “Che” Guevara: “No existe planificación con filosofía o ideología, la planificación es el modo de ser de una sociedad, su categoría definitoria y el punto en que la conciencia del hombre alcanza, por fin, a sintetizar y dirigir la economía hacia su meta, la plena liberación del ser humano en el marco de la sociedad”. Por lo demás, como es fácilmente verificable, los montos presupuestarios que solicitan las universidades, al final, mediante Créditos Adicionales, se les terminan entregando, solo que, a costa de una puja y de interminables trámites burocráticos que vienen es, a propiciar el descontento entre autoridades universitarias; descontento que, al final, éstas trasladan al trabajador/trabajadora, retardándoles la cancelación de sus beneficios socio-laborales, obligándolos a tomar las calles en procura de los recursos correspondientes. Al final de los finales, el gran perdedor es el Gobierno Revolucionario, ya que trabajadores y trabajadoras terminan descontentos con su gobierno.

En la misma forma de actuación ministerial, la forma de diligenciar el goce de los beneficios socio-económicos, también es contraria al Socialismo. Nuestra Constitución Bolivariana le da su rango jerárquico a las Convenciones Colectivas, es una forma particular de planificar en el tiempo, 2 años, la relación obrero-patronal. En ese lapso de tiempo, se define todo, hasta el aumento salarial. Incluso, presupuestariamente, el ministerio prevé los recursos que, en ese tiempo, va destinar a la satisfacción de las necesidades de Buen Vivir de sus trabajadores y trabajadoras. El MPPEU y la OPSU, desechando la planificación y, con ello, contrariando ese principio del Socialismo, vienen actuando mediante la política del aumento salarial vía Decreto Presidencial, lo que ha conducido a que años tras año, el camarada Presidente Chávez, tenga que estar pariendo recursos adicionales para satisfacer esa demanda a la clase trabajadora universitaria. En eso anda la ministra Córdova, actualmente, como lo manifestara a los medios de comunicación: “Durante la reunión realizada en la UC, a la que asistió la adjunta a la Dirección de la Oficina de Planificación del Sector Universitario, Tibisay Hung, Córdova dio a conocer detalles sobre el Fondo de Fideicomiso del Sistema Petrorinoco, creado para saldar la deuda de pasivos laborales con los jubilados de la administración pública. En este contexto, aseveró que el Ejecutivo ha adelantado acciones para dar solución rápida al problema de los pasivos laborales (prestaciones sociales e intereses devengados), además de encontrar las estrategias para aumentar a los trabajadores del sector universitario 40 % del salario, como ocurrió el año pasado”. (Noticias24.com, 24-09-2012).

Estimamos que, esa política salarial, contraria al Socialismo, debe dar paso a la actualización de los Contratos Colectivos en su debida oportunidad, al vencimiento de los mismos. Estimamos que, mucho se ahorría el Estado venezolano si así lo hiciere, no solo en lo monetario sino en lo político. Ese debe ser parte del nuevo desafío en los años por venir. Asimismo, estimamos que la política sindical, el respeto a la Libertad Sindical, consagrada no solo en la Constitución Bolivariana sino en la nueva LOTTT, debe ser una política que guíe el comportamiento de las/los nuevos ministros y los que continúen en sus cargos, en el nuevo Gobierno Bolivariano, a partir de enero de 2013.

Hoy, las federaciones que han soportado las políticas del MPPEU y OPSU, han pagado los costos políticos de sustentar medidas antilaborales y de marcado corte neoliberal, como las impulsadas por el director de RRHH del MPPEU, Luis Useche, de eliminar beneficios contractuales a las/los trabajadores jubilados de los institutos y colegios universitarios, como es el caso del Bono de Recreación a 90 días y el Bono Especial a 40 días, ensañándose con las y los jubilados. Fenastrauv, Fenasinpres y Fetrauve, se han dividido por sus ambiciones de poder, de cargos en el aparato del Estado burgués en transición. La aspiración de Carlos López de acceder a algún ministerio o viceministerio, lo ha llevado a decir sí y solo sí, a la ministra y su directora Opsu. Un sí y solo sí, a costa de echar al pajón algunas reivindicaciones de la clase trabajadora, como ocurriera con la cláusula de las Interescalas, desconocidas por Tibisay Hung, en el pasado ajuste salarial del 40% y no reivindicadas por quienes están obligados a hacerlo, por ser garantes de esa Contratación Colectiva, por ser firmantes de la misma.

Esa postura de verdaderos esquiroles del movimiento sindical universitario, les ha ganado el repudio generalizado de trabajadores y trabajadoras que ven perder sus reivindicaciones por una dirigencia sometida a los dictámenes de la ministra o ministro de turno. Razón tienen, Fenasinpres y Fenastrauv, en deslastrarse de Fetrauve y procurar fórmulas unitarias que les permitan unificar criterios de lucha en procura de lograr se inicie la discusión de la segunda contratación colectiva del sector universitario y, con ello, minimizar los efectos perversos que sobre el Gobierno Revolucionario tiene esa política de procura de beneficios burocráticos, cargos ministeriales, que busca la aristocracia sindical de Fetrauve, Fenasinpres y Fenastrauv, obtener cargos vendiendo fundamentales reivindicaciones obtenidas por la clase trabajadora universitaria.

Somos y seremos siempre partícipes de la autonomía sindical respecto del aparato de Estado. Así como, la ministra Córdova anda para arriba y para abajo con sus federaciones de maletín, Fetrauve, Fenasinpres y Fenastrauv, estimamos que, debe abrir el canal de participación de los trabajadores y trabajadoras a su gestión ministerial, mediante el diálogo franco, crítico y constructivo con las otras federaciones. Con ello, ayudaría en mucho, a la gestión del camarada Chávez y minimizaría, en mucho, el descontento que ha venido construyendo en sus años de gestión. Es hora de rectificaciones, de reencuentros más que desencuentros, una Revolución sin trabajadores y trabajadoras no será Revolución. Autoridades universitarias no hacen Revolución!!!


henryesc@yahoo.es


Caracas, 30-09-2012


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2162 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /medios/a151339.htmlCd0NV CAC = Y co = US