Sutilezas periodísticas

El periodismo de oposición ha encontrado muchísimos vericuetos por donde colar sus mensajes. Algunos de ellos lucen tan naturales que cualquiera cae por inocente.

Vamos a poner un ejemplo antipático, pero que, si se suma con otros, se comprende fácilmente que todos forman parte de una estrategia propagandística. Si uno lee las noticias de sucesos, invariablemente los deudos de las víctimas de la delincuencia terminan haciendo un llamado, una crítica a las autoridades, una denuncia contra la impunidad, que podría hacer pensar que los familiares llegan a la morgue con el mismo discurso.

Ningún venezolano sensato es capaz de exonerar al gobierno nacional de su responsabilidad por el estado de zozobra en que vivimos. Pero ésa no es una verdad absoluta. En el tema específico de la inseguridad sobran los culpables, pero en las notas de prensa, donde jamás aparece la pregunta que formula el periodista, abundan las respuestas contra el gobierno central. Eso se llama manipulación del dolor ajeno.

Cuando se trata de abordar las actuaciones políticas de los jóvenes, ya luce como un axioma que a los estudiantes que simpatizan con la oposición se les conoce como "el movimiento estudiantil", mientras que los chavistas son "afectos al oficialismo", así, despectivo, como suena. ¿Quién autorizó a quienes siguen la causa de la derecha a arrogarse la representación de todo el conglomerado estudiantil? Visto así, los otros lucen como si fuesen una minoría, una excepción.

Si por mala suerte o desgracia, infortunadamente ocurre un accidente o un crimen con un arma de fabricación soviética, inmediatamente se coloca el origen del aparato como noticia. ¿Ha leído usted alguna noticia que hable de un asesinato cometido con un fusil israelí o norteamericano? Pues suceden.

Si ocurre que un mirage tenga un accidente, la procedencia gala del avión no es parte de la información. Pero si viene de Rusia, sí. Y ni hablar de los médicos cubanos que se internan en los barrios donde los venezolanos no quieren llegar. Dios los libre de poner una mala inyección porque el infierno mediático los esperará en la bajadita. Ése es nuestro periodismo hoy.

Mlinar2004@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2387 veces.



Mariadela Linares


Visite el perfil de Mariadela Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Linares

Mariadela Linares

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición