De nuevo sobre el abasto Bicentenario de San Cristobal (urgente)

Pildoritas 170 (año 03)

OTRA MÁS DE LA CARROÑA MEDIÁTICA Y DE SUS DISOCIADAS VÍCTIMAS

Hay que ver hasta dónde llegan personajes nefastos como el bien llamado “matacuras” cuando al referirse al anuncio que hizo el Presidente sobre la implementación de la llamada “Cédula del buen vivir”, la quiere comparar con “la libreta de racionamiento”, en Cuba; esto lo de la CBV es una idea novedosa y revolucionaria para darle a la gente en su propio ambiente, la posibilidad de adquirir los productos necesarios y suficientes para su subsistencia, en una forma o procedimiento muy similar a lo que hacen quienes tiene tarjeta de crédito, pero con una diferencia que radica en que los intereses serán casi imperceptibles y una garantía de que jamás nadie que la quiera utilizar pasará por la pena de no poder comer o vestir e incluso adquirir algún medicamento o útiles de aseo o escolares, adquirir un electrodoméstico necesario o darse un paseito por Venezuela con los planes de Venetur porque los  pobres también se lo merecen y este gobierno le da las facilidades.

Se olvida el matacuras, o mejor omite la verdad verdadera sobre las razones de la Libreta de racionamiento cubano, como una salida ante el terrible bloqueo que sufre ese pueblo desde hace más de 50 años y que obliga al gobierno a que la distribución de alimentos sea equitativa y conforme a las reales necesidades de la gente, es decir allá nadie puede como aquí comprar 10 kilos de carne para una semana cuando en realidad necesita dos, podría hacerlo si el bloqueo no obligara a esas limitantes, que ese pueblo heroico ha asimilado, aceptado y aguantado por tantos años, pero sin achacarle la culpa a su revolución porque está bien claro de dónde viene el origen de sus dificultades. Aquí no, afortunadamente, no hemos llegado ni llegaremos a esas circunstancias, por el contrario la gente compra lo que quiere y así ha de ser con la CBV, por supuesto que debería complementarse con un programa educativo para que los compradores adquieran lo necesario y no se excedan.-

Claro que como un nuevo programa o plan de acción para mejorar el poder adquisitivo de la gente, debe ser implementado con sumo cuidado, no vaya a nacer con el virus de la corrupción haciendo estragos desde el principio y que de repente nos encontremos con los encargados de la administración de los pequeños módulos bancarios de los barrios con una camioneta último modelo, zapatos de marca, cosas que lamentablemente hemos visto en pseudo revolucionarios que seguramente se han logrado colar como los quinta columna en el Proceso. Por ello hay que blindar este nuevo programa de tal manera que no vayan a repetirse los errores que lamentablemente hemos tenido que registrar en otros casos.-

DE NUEVO SOBRE EL ABASTO BICENTENARIO DE SAN CRISTOBAL (URGENTE).

Doloroso pero necesario registrar lo que les voy a contar a continuación que ojala llegara a los ojos u oídos de quien pueda y deba corregir a la mayor brevedad lo que no solo yo, sino otros a quienes les duele el proceso y sufren cuando se observan irregularidades fácilmente corregibles, han podido presenciar.

El Abasto Bicentenario, antiguo CADA, en esta la llamada “Ciudad de la Cordialidad”, fue recibido con alegría y satisfacción por muchos, incluidos escuálidos de esos que se benefician de las misiones u otros programas oficiales, pero que no agradecen algo que ni por asomo vivirían en un gobierno capitalista.

Todo fue muy bonito y organizado el día de la inauguración con el Ministro del área, los medios públicos, autoridades y mucha gente presentes, lamentablemente lo bonito como que dura poco, no pasaron muchos días cuando todo fue cambiando de aspecto, los anaqueles desordenados, con restos de productos que se han roto y se riegan por todos lados, incluido el piso, escasez en productos de las empresas socialistas, una de la más ausentes Lácteos los Andes y el aceite de soya Diana, muchísimo producto importado que no es de primera necesidad, los pisos del local, lo más parecido al piso de una vaquera, por no decir cochinera, con semanas sin aseo, los puestos de verduras organizados de manera displicente y deprimente, con los productos tirados y no colocados de manera organizada, olores nauseabundos que viene del área de las carnes y los quesos, es decir algo como premeditadamente montado por un ala de quintas columnas que con seguridad está impunemente actuando como en otros campos de la acción revolucionaria. Pareciera que allí no hay nadie que supervise, controle y ponga orden, a veces uno deseara tener autoridad para accionar medidas que corrijan estas vergonzosas anomalías, que no pueden estar presentes como conducta revolucionaria y menos dar pie y argumentos a la contrarevolución para que se aproveche, mas ahora que estamos a las puertas de una prueba de primer orden para el proceso.

He oído de muchos profesionales que comentan que han ido a comprar allí y han salido deprimidos con lo que han observado y vivido, por lo que muy a su pesar han tenido que morir en las cajas de los supermercados capitalistas, que aunque venden más costosos los productos de la cesta básica por lo menos ofrecen pulcritud y no dejan en la gente una sensación de suciedad, desaseo y como consecuencia insalubridad. Se han oído expresiones como: ¡Lástima un local tan bonito en lo que lo están convirtiendo!, o ¡Prefiero pagar más pero comprar en lo limpio! Etc. Estamos a tiempo.

Que alguien a quien le duela la revolución como a mi le haga llegar esta inquietud al Ministro y si quiere colaboración, aquí hay gente dispuesta a ayudar sin ningún interés económico, ad honorem, porque esta claro que no hay contraloría social, porque aquí los consejos comunales están aun en pañales y quienes están dándole al Abasto Bicentenario, un rostro tan deprimente lo están haciendo de manera impune y a sus anchas.-

Les cuento que intenté por todos los medios comunicarme con el MINPAL, y para contactar por correo hay que ser miembro registrado y al marcar el teléfono que aparece en la página el 0500-6467851, una grabadora dice: “el número que usted marcó, es inválido”, así que no me quedó de otra que escribirlo esperanzado en que contribuya en algo, para bien del proceso, pues este abasto está ubicado en una urbanización de clase alta, donde los consejos comunales brillas por su ausencia y entonces alguien tiene que asumir la contraloría ya atreverse a denunciar.-

yuviliz40@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2919 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad