Pildoritas 150 (año 03)

OTRO GESTO DE IRRESPETO IMPERIAL

El embajador Palmer quien supuestamente iba, ya como que no, a recibir el visto bueno del senado gringo para venir a Venezuela como representante de la política internacional de Estadios Unidos, en una demostración de ignorancia hizo méritos para que, en uso de sus atribuciones, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, no le otorgue el placet de Ley que consiste en que cuando un Gobierno desea designar a una persona en calidad de Embajador debe asegurarse previamente que el candidato “es grato” al gobierno ante el cual va a cumplir su Misión Diplomática y una de las cuestiones entre otras que debe tomarse en cuenta antes de aceptar al postulado es que no haya formulado opiniones que se consideren inamistosas, contra el país de destino, que es precisamente en lo que ha caído este diplomático de pacotilla. Bien es sabido que la concesión del placet es un acto de discrecionalidad del gobierno del país sede el cual tiene total libertad para aceptarlo o rechazarlo y en este caso Venezuela ni siquiera está obligada a dar explicación alguna y gobierno solicitante a exigirla.

Esta norma data del 02 de febrero de 1928 cuando en al Convención realizada en la Habana sobre Funcionarios Diplomáticos en la cual se incorporó un artículo el Número ocho, que pareciera este diplomático desconoce, dice textualmente; “Ningún Estado podrá acreditar sus funcionarios diplomáticos ante los demás Estados, sin previo arreglo con éstos. Los Estados pueden negarse a admitir un funcionario diplomático de los otros o, habiéndolo admitido ya, pedir su retiro, sin estar obligados a expresar los motivos de su resolución”. Esta disposición adquirió luego carácter de obligatoriedad a nivel universal al quedar ratificada en la Convención de Viena sobre relaciones Diplomáticas (18-04-1961), cuyo artículo 4º. dispone: “1.- El Estado acreditante deberá asegurarse de que la persona que pretende nombrar como Jefe de Misión ante el Estado acreditado obtiene el “placet” del referido Estado. 2. El Estado acreditado no está obligado a dar al Estado acreditante las razones de la negativa del “placet”. ¿Será que el Senado de los Estados Unidos desconoce esta disposición, o que en su condición de Imperio auto designado como “Policía del Mundo”, piensa que tiene el poder de hacer con el derecho internacional lo que le venga en gana?

Aun, este señor apenas aspirante a ser designado formalmente y en una demostración de prepotencia y falta de sindéresis se atreve nada menos que tocar un aspecto demasiado delicado dando por hecho con sus afirmaciones temerarias que La Fuerza Armada Bolivariana está desmotivada y su moral está, “según informes” considerablemente baja, porque según esos informes nuestra Fuerza Armada cuestiona la designación de miembros de ella en cargos administrativos, que él llama “políticos” y en un desconocimiento contradictorio se atreve a afirmar que ha sufrido problemas de mantenimiento de equipos cando bien sabemos que como nunca el gobierno ha hecho esfuerzos para actualizar el equipamiento a pesar del sabotaje manifiesto del imperio, para impedir por ejemplo la repotenciación de los F-16 que llegó al extremo de impedir que obtuviéramos los repuestos a través de Brasil, pero además al firmar: “con consecuencias potencialmente serias para su capacidad de respuesta” demuestra un desconocimiento tal que pareciera que este señor ha estado en Marte en los últimos años y no se ha dado por enterado de la adquisición en Rusia de equipos como los modernas aeronaves, radares, un satélite, fusiles, naves entre otros, no precisamente con fines bélicos, pero además adquiridos con la tecnología incluida, cuestión tabú para el gobierno imperial en todas las épocas, pero remata en una demostración de el pastel mental que tiene relleno de contradicciones que “”la primacía de la lealtad política parece no estar cuestionada, pese a los problemas” como sí sus afirmaciones fuesen ciertas y entonces tendríamos que aceptar que tenemos una Fuerza Armada masoquista. Definitivamente, si el Senado gringo le da el visto bueno a este ignorante, esa decisión vendría a corroborar el supino desconocimiento de la realidad que todos conocemos y de una contradicción gigantesca porque por un lado nos acusan de estar abusando de armamentismo y por otro resulta que casi tenemos una Fuerza Armada de la Edad Media.

Pero es que por otro lado cuestiona la relación de amistad, colaboración e intercambio con la hermana Cuba, como si no fuésemos una pais soberano que puede tener relaciones con quien nos dé la gana, sin tener que estarle pidiendo permiso a nadie y por ejemplo de el país de Fidel aprovechar la enorme experiencia de los logros en los campos de la educación, de la medicina y porqué no de la inteligencia que han adquirido como consecuencia del terrible bloqueo a que han estado sometidos por más de 50 años.

En fin este aspirante a venir para continuar la obra conspirativa que sus antecesores han practicado, incluso de manera abierta y descarada, lo que se merece es que en una decisión de soberanía nuestro gobierno no le reciba las cartas credenciales y tenga que regresarse por donde venga, o mejor que ni se le ocurra venir y designen un verdadero diplomático y no un nuevo jefe de la contrarrevolución apátrida que aquí tenemos, como los anteriores que tanto daño le causaron al país.-

Globoterror debe haber respirado profundamente, porque si mis lectores recuerdan la demostración de racismo que el matacuras dio cuando llamó macaco al Presidente Mugabe de Zimbabwe por ser negro, no sé cómo iban a hacer para calarse al representante de sus verdaderos jefes que son los gringos y que es igual o mas negro que el Presidente africano.-

yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2671 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación



Revise artículos similares en la sección:
Actualidad