Lobos en Honduras o días licantrópicos

Lobos, una especie en extinción, pudieron por la agudeza de sus sentidos, fino oído, sensible olfato y particular capacidad visual, que les permite ver con facilidad hasta en lo oscuro, valiéndose del licantropismo - esta vez los animales habituales transformados en humanos- concurrir en manada a Tegucigalpa a buscar la forma de legitimar lo que hicieron los gorilas. A fuerza de aullidos y más que todo dentelladas, dispersaron a la gente, mearon un círculo amplísimo y, ahora aposentados dentro del mismo empezaron a hacer sus planes para “iniciar la restauración”, como dijese el llamado Insulsa, uno de los que más se inquieta por parecer lobo bueno, tanto como oveja.

Una manada, cual bandada de zamuros, desde lejos percibió el olor a carroña y, del norte, se vinieron a Honduras; allí se instalaron, como si los amos fuesen, sin que nadie pueda hacer que abandonen la presa y los espacios.

Quien en apariencia es el jefe de la jauría, envió a la loba Clinton; ésta se fue acompañada de Shannon y otros tan pela dientes como éste. Luego llegaron más, hasta una hembra, extraña especie centroamericana o caribeña, amancebada allá en el norte y al final un tal Valenzuela, chileno. Porque el lobo “mayor”, el de pelaje negro, remanifiesta que cree “no hay peor cuña que la del mismo palo”.

Justamente por esto, desde un principio se preocupó que la manada la comenzasen a formar con Oscar Arias. Y le dieron un rol de prima donna, cuyos aullidos, cual cantos de sirena, lograron encantar a Zelaya. Su peladera de dientes era sólo para sonrisas engañosas.

Mientras los lobos entraban y salían, aumentaban el diámetro de sus meadas, los gorilas hacían de las suyas más allá, donde habían arrinconado a la multitud y reducían los tiempos.

Firmaron lo que dieron en llamar el Pacto San José-Tegucigalpa, para otros del de “San José mejorado”; lobos, hienas y hasta ovejas, en una tarde licantrópica, celebraron, cantaron aleluya y dieron por resuelto el asunto.

Y así, mintiendo, fingiendo, reculando y diciendo “eso no fue lo que yo dije”, hubo elecciones de embuste en Honduras y ganó un Lobo.

Antes en la OEA, una pavita, un pájaro de mal agüero, encarnado en la persona de Roy Chaderton Matos, embajador de Venezuela en aquel organismo, como corresponde a un representante del águila llamada Chávez, rompió el encanto y les llamó a no adelantar las navidades o no contar los pollos antes de nacer. Llueve y escampa, amanecerá y veremos, dijo el venezolano y amargó a los lobos humanizados, aquella tarde licantrópica.

Ahora Porfirio Lobo, uno no sabe si en forma humana o animal, anuncia que saldrá de gira en busca de reconocimiento internacional para su gobierno. Pero es como para no arrendarle por ahora la ganancia. Pues piensa ir a Costa Rica y más tarde a Panamá, Perú, Estados Unidos y seguro que a Colombia. Es como un llover sobre mojado o un cagar de pájaros sobre una costra de guano.

Por los aullidos, es más de lo mismo, una nueva congregación de la manada, por lo menos en gran medida la misma que atosigó a Zelaya y cerró el círculo antes meado.

Pero ahora, José Manuel Insulza, que como lobo camina como Chencha, bamboleándose de un lado para el otro, sigue hablando de golpe, elecciones fraudulentas pero…..piensa que Porfirio Lobo “es la persona mejor posicionada para impulsar la restauración del orden democrático”.

Reconoce a Lobo como presidente, pese a que dice que las elecciones estuvieron marcadas por la ilegalidad y le pide clemencia para Zelaya. Insulsa, como integrante de la manada, dispuesto está a servir al jefe, tal como un Oscar Arias cualquiera o un Uribe, que se finge comedido y discreto en este asunto. Pero siendo lobo o hiena, quiere ser garza que atraviesa el lodazal sin ensuciar las plumas.

En las fiestas licantrópicas, como en las carnestolendas que se quitan las caretas, llegado el momento, los afectados no pueden impedir se les vea el pelaje.

¿Cuántos habrá? ¿Serán muchos? ¿Cuán influyente o dominante será el vaho que expide el jefe de la manada? ¿La OEA seguirá siendo la secretaría de colonias? ¿Quiénes saltarán la talanquera?

damas.eligio@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2286 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a91418.htmlCd0NV CAC = Y co = US