“Las verdades y mentiras de Carlos Alberto Montaner”

El capacitado análisis de “Don Carlos A Montaner” a ojo vista con la dulce y sutil intención de seducir al lector, con un análisis incoherente, como prédica de lo que es constante en los grupos mediáticos del capitalismo, es a mi criterio la manera más descarada y fría de hacer llegar desinformación a todos y todas, sin el más mínimo respeto al conocimiento y a la razón humana.

El “ilustre caballero” en su artículo “Evitemos un baño de sangre en Honduras” reflejado en uno de esos periódicos digitales que no mencionaré y que todos conocemos, hace uso de lo que llamaríamos en buen cubano, “guataquería”, y rompe en alabanzas hacia el embajador de Estados Unidos en Honduras, Hugo Llorens, como un diplomático súper competente, al confirmar la participación del mismo en negociaciones ante el Congreso golpista de ese país, para que no destituyeran al presidente Manuel Zelaya, y le creo al Carlos, pues si hay algo de verdad en esas palabras, es que el gobierno de Estados Unidos tuvo siempre conocimiento de lo que se fraguaba en el Congreso y en las Fuerzas Armadas, confirma el caballero que EEUU apoyó y apoya el golpe militar y no lo digo yo.

Pero el “Don” va más allá y rompe con toda sinceridad y se hunde en la justificación de lo injustificable, qué dice el “hidalgo”, pues que lo ocurrido en Honduras no fue exactamente un golpe militar, no, y qué es, bueno según él, fue solo la expulsión incruenta del presidente constitucionalmente, elegido por el pueblo, ¿le suena eso algo señor mío?, qué puede ser cruento para ese “escribano” ¿acaso la muerte, el asesinato?, ¿cómo se llama entonces, la toma de los poderes constitucionalmente establecidos, empleando las fuerzas armadas?.

¿A quién debe obedecer el ejército, estimado? , ¿No es a su presidente como Comandante en Jefe como lo establece toda Constitución?, ¿Qué ocurriría si la Corte Suprema de EEUU ordenara al ejército de EEUU retirarse de Guantánamo y a la vez arrestara a Obama por oponérsele?, ¿Estaría usted de acuerdo? , ¿No sería legal para Usted?.

Otro punto que resulta irrisorio es el criterio sobre las acusaciones contra Zelaya de “violar continuadamente la Ley”, no dice vos, ni nadie, qué delitos cometió, pues bien Carlos, al leerse la Constitución Hondureña, ¿se la ha leído Usted?, pues los que cometieron delitos fueron los del Congreso, Corte Suprema, militares y toda la camarilla de los Micheletti, y se ha interpretado muy mal el Art.239 y se han olvidado de los anteriores como estos:

Artículo No.2.- La soberanía corresponde al pueblo del cual emanan todos los poderes del Estado que se ejercen por representación.

La suplantación de la soberanía popular y la usurpación de los poderes constituidos se tipifican como delitos de traición a la Patria. La responsabilidad en estos casos es imprescriptible y podrá ser deducida de oficio o a petición de cualquier ciudadano.

Artículo No.3.- Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador ni a quienes asuman funciones o empleos públicos por la fuerza de las armas o usando medios o procedimientos que quebranten o desconozcan lo que esta Constitución y las leyes establecen. Los actos verificados por tales autoridades son nulos. El pueblo tiene derecho a recurrir a la insurrección en defensa del orden constitucional.

Artículo No 45.- Se declara punible todo acto por el cual se prohíba o limite la participación del ciudadano en la vida política del país.

Al leer bien estos artículos de la Constitución Hondureña está clarísimo que hay una violación flagrante de todo principio jurídico constitucionalmente establecido, y eso no lo ve “Don Carlitos” por lo tanto miente Usted “amigo mío”.

Ahora bien vayamos al Artículo No.239 soporte de este “manu militari”, qué dice esta norma general: El ciudadano que haya desempeñado la titularidad del Poder Ejecutivo no podrá ser Presidente o Designado.

El que quebrante esta disposición o proponga su reforma, así como aquellos que lo apoyen directa o indirectamente, cesarán de inmediato en el desempeño de sus respectivos cargos, y quedarán inhabilitados por diez años para el ejercicio de toda función pública.

Se entiende que irónicamente “nuestro buen escritor” acepta tal interpretación errónea y se confunde en los conceptos que se definen en la norma jerárquica, Manuel Zelaya, no estaba insistiendo en reforma alguna, ni mucho menos reeligiéndose, qué barbaridad, el Presidente Constitucionalmente elegido por el pueblo, solo estaba aceptando la consulta del soberano, querido Montaner, el pueblo es el que decide, qué forma de gobierno, lo gobierna y no 14 familias poderosas de Honduras, y es tanto el miedo suyo como el de los demás ilusos que auguran la entrada de Honduras en el Socialismo de Siglo XXI, y tratan de mantener a este pequeño país en el “feudalismo de los siglos de los siglos”.

Es mentira lo que escribe este “señorito” cuando habla del nivel de popularidad del Presidente Manuel Zelaya, un país que el 70 % de su población vive en la pobreza, y es ese 70 % de la población el que está en las calles exigiendo su retorno, por lo menos afirma que la jerarquía eclesiástica sigue siendo marioneta de los poderosos, y que militares que aún mantienen afiladas las garras de las dictaduras pasadas, se resisten al cambio que ha generado un buen Gobierno, el mejor de todos los tiempos para Honduras.

Pero cae en el desvarío mental que le provoca hablar de Venezuela, Ecuador y Nicaragua, con argumentos pocos coherentes y fundamentados, mira Carlos, en EUU hay un solo partido en la práctica, sí un solo partido, y lleva más de dos siglo en el poder, ¿de qué perpetuidad estamos hablando?, ¿de la del poder o la de los pueblos?, vuelves y cometes el pecado de hablar por todos los Hondureños, tal parece que CNN, Globo visión y demás cadenas de la desinformación, te lavan constantemente el cerebro.

Para colmo llamas como presidente interino al Roberto Gorileti Pinocheti, violador de los derechos fundamentales de los Hondureños y en la práctica traidor a la Patria, vaya mucho cuidado Carlitos, que los pueblos no olvidan, mira lo que está pasando en Argentina con los represores y asesinos del pueblo, no seas cómplice de esa dictadura, y el tiro de gracias lo das cuando afirma que el dictador llama a los “reservistas” para defender al país de una posible “agresión”, que no existe sino dentro de su propia tierra al tomar a la fuerza lo que no pudo hacerlo pacíficamente, cuando era candidato a la presidencia.

Es el colmo Carlos, cómo puedes desvariar en tantas líneas, como sino lo entendieran los que te leen con ojo crítico, tu intención es la de hacer creer tu preocupación por la oleada de los pueblos, al que tu llama populismo, tu intención es mostrar la inquietud de los amigos de tus amigos, del discurso patriótico de los Gobiernos de Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Bolivia y Cuba, al cual tú llamas peligroso nacionalismo.

Y el balde de agua me cayó cuando sugieres en tus líneas ¡qué hay una solución!, ¡adelantar las elecciones!, estoy al pensar que Usted es golpista, pues, ¿conoce los “candidatos”?, ¿son sus amigos?, es típico de los que tratan apresuradamente de instaurar la supuesta legalidad de un gobierno que no existe, escuche bien, jurídicamente no ha nacido, así que todo acto dentro de sí mismo es ilegal, lo correcto y es la única solución, sería que entregaran el Estado a su legítimo Presidente, para evitar más sufrimiento a los Hondureños, que los oficiales dignos limpien la costra que ha dejado el ejército, que se juzguen a los traidores y se devuelva la dignidad a Honduras.

Y mientras, Usted continúe con sus diatribas en contra del sentido común, no se preocupe que todos le leemos de vez en cuando, pues sabemos descifrar muy bien cuáles son sus “verdades” y cuáles sus mentiras.

ogongora@ceproni.moa.minbas.cu


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1328 veces.



Oscar Luis

Dirigente de los Círculos Bolivarianos, comunicador alternativo, Director del periódico La Voz del Valle

 lavozdelvalle2@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: