La Tecla Fértil

Fascismo a la hora menguada

La estrategia de lucha en algunos movimientos políticos no ha sido exitosa por los errores cometidos de grupos económicos asidos al poder y, algunos de ellos pertenecientes a carteles que han venido transformándose en núcleos globalizados que atentan contra la seguridad hemisférica. Estos nuevos empresarios vienen conformando ejércitos paralelos en algunos países para confrontarlos con el pueblo y arremeter contra las comunidades organizadas que empiezan a despertar buscando su propio destino. Estos agentes encubiertos en facciones económicas poseen un impresionante poder al fuego y tratan de infiltrarse en el sistema financiero continental.

Algunos de estos sectores no tienen ética y empiezan a falsear sus cuentas para presentarlas al sistema tributario y los funcionarios representados en esas instituciones en momentos muestran una conducta endeble ya que solo tienen una visión idílica sobre el ser humano. Hay una visión netamente infantil sobre la sociedad que trata de plasmarse durante los siglos XIX y XX y que solo busca la libertad individual como forma de escape, más no la colectiva. El Cristianismo en esa época solo sembró miedo y subyugación en los grupos humanos.

Esta surgiendo en el Continente un nuevo empresariado que refuta la intercesión de la sociedad hacia el empuje de los focos económicos, dando una segregación limitante que solo estimula a núcleos de acción partidista que solo buscan convertirse en agencia del pensamiento y que reflejan un gran reduccionismo en su organigrama laboral.

Nos encontramos frente a una realidad, estamos ante una masificación de la economía y el mundo cultural. Ambos conceptos estarán sujetos al mismo cambio hemisférico y de un apartheid ideológico. Se busca que las masas funcionen a la par del ideal productivo para lograr una política cultural de pluralidad que identificará a cada región con sus empresas locales, comunidades y representantes cooperativistas con sus empresarios.

Ya aquí, no habrá medias tintas, no hay para donde escoger, se trata de dimensionar la ideología conceptual hacia los pueblos para que pongan sus rostros hacia el futuro y determinar la nueva visión del pensamiento hacia un camino más abierto y amplio. Muchos piensan que la derecha es reduccionista y solo tiene una respuesta concreta: Trabajar solo con sus aliados, Por el contrario, la izquierda moderna piensa contabilizarse en Europa y en nuestro Continente con apoyo consolidado de Las Antillas Neerlandesas. Honduras y su pueblo es ejemplo de ello.

Ante cualquier escenario político en el país debemos consolidar la democracia participativa de los pueblos y avanzar a una verdadera instrumentación política de cualquier realidad geopolítica donde cada suramericano debe asumir su responsabilidad y avanzar hacia un nuevo ideal empresarial y de solidaridad humana dentro de las normativas jurisdiccionales de cada región.

(*) Filósofo
e- mail. emvesua@cantv.net
emvesua@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1254 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a81721.htmlCd0NV CAC = Y co = US