Sobre las alternativas capitalistas inocuas para salvar el mayor de los imperios, el de USA, de la crisis mundial

Para Bernanke es perentorio que USA se defina con su déficit fiscal pero que le pregunten a otro el cómo

Interesante esta noticia publicada en aporrea.org con base a una nota de prensa de EFE (http://www.aporrea.org/actualidad/n135670.html) Interesante porque Ben Bernanke solicita tanto al congreso norteamericano como a su jefe de Estado, Obama, que vea cómo hace para cubrir el déficit presupuestario, sin embargo para nada opina en qué forma hay que hacerlo. Es obvio que para este intelectual y aprendiz de brujo de los pulpos financieros del imperio mayor las alternativas no son muy variadas y se restringen sólo a dos. Una que empuja la arruga un tiempo más largo y otra que haga estallar definitivamente el sobrecrecimiento del capital financiero al tamaño de los Estados. Hacerlo estallar es algo que muchos banqueros plantearon cuando la quiebra del Lehman, dejar en manos del mercado la vorágine de supervivencia de los más fuertes y más aptos, reduciendo al tamaño del capital real, el ficticio inflado por los créditos tóxicos. Esto conduciría a los quiebres masivos de hasta los propios Estados europeos o asiáticos y hasta una conflagración mundial de perspectivas insospechadas. Obviamente esta alternativa no fue considerada a pesar de ser la que por lógica del capitalismo, la barbarie, es lo que nos espera. No se hizo porque pondría en riesgo la propia existencia de los Estados, súper estructura sobre la cual se asienta el propio capitalismo como sistema social y político de dominación de una minoría, la burguesía. Y ya sabemos los marxistas que en la fase superior del capitalismo, el imperialismo, cómo es de necesario la presencia de un Estado capitalista fuerte que lo sustente y lo determine.

Si bien Bernanke puede saber cuáles son las alternativas ni loco intentara asomarlas al ruedo. Reventar la burbuja de la intromisión estatal en el salvamento de los capitalistas mayores como los que controlan los imperios, pondría punto final tanto a su trabajo como presidente de la FED como a la existencia misma de esta reserva federal. Por tanto no le queda sino aceptar la otra alternativa, que por cierto no he comentado, la de devaluar aún más el dólar y correr la arruga un tiempo perentorio más. Con la devaluación se reduce a valor presente los 1,75 billones de déficit fiscal pero en qué cantidad para que represente los valores del 2008 (algo más 400 millones) es cuestión de magia sin duda porque de igual modo se devaluarían las reservas de los yanquis y con ellas todos los bonos del tesoro en poder de los Estados capitalistas, que para lo que servirían sería para ponerlo como papel, algo duro es cierto, sustituto en el baño. El laberinto de posibilidades de subsistencia del capitalismo en su crisis terminal le ocurre como a los enfermos terminales de cáncer, o se les brinda atención médica para alargarles la vida o se les aplica la eutanasia. Por ambos lados se conduce a la muerte. La alternativa que tomará el imperio mayor conducirá por todas las vías a la disolución de los Estados a pesar de colocarles un pulmón artificial. Mientras, la ausencia de una dirección revolucionaria de los trabajadores aún es incapaz de orientarlos hacia la remoción de la clase dominante minoritaria por una mayoritaria y colectiva. No hacerlo en esta fase terminal del capitalismo por parte de los proletarios es acercarnos con paso firme a la barbarie.

Entonces para Bernanke es muy simple dar la alarma, pero increíble, no le pregunten el cómo. Como diría Walter Martínez, encárguese de las cámaras señor director, ya yo hablé.


LA ALTERNATIVA OBRERA Y SOCIALISTA ES QUE LA CRISIS LA PAGUEN LOS CAPITALISTAS.


(*)Opción Obrera


info@opcionobrera.org


roberyep@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1445 veces.



Roberto Yépez(*)


Visite el perfil de Roberto Yépez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: