La demagogia seduce a las masas

En un continente donde la historia del socialismo no es la historia de ninguna nación, la expectativa por la izquierda socialista seduce al pueblo aun cuando no se ha pasado de la teoría de Marx y de algunos cambios en esa teoría por Lenin y Chávez.

Las poblaciones de Venezuela, Bolivia y Ecuador están aumentadas políticamente por la participación e inclusión en los procesos revolucionarios utilizando las 4 etapas principales de la teoría evolutiva del desarrollo humano acopladas a la experiencia de estos años de revolución bolivariana por la vía de las urnas. Marx escribió:

1-La esclavitud del mundo antiguo.

2-El comunismo en las comunidades tribales primitivas.

3-El feudalismo en la edad media.

4-El capitalismo de la época moderna sustituido al final por el socialismo o el comunismo.

Incompleto análisis, se dio cuenta Marx cuando empezó a estudiar las civilizaciones de India y China; le falto tiempo para ubicar estas sociedades dentro de la evolución progresista. Con el tiempo, el catecismo marxista simplemente las paso por alto.

Actualmente China le disputa el primer lugar a Estados Unidos en economía mundial. En 1930 los comunistas chinos tomaron para si el estudio del marxismo, esperaban dilucidar el pasado, presente y futuro de China para determinar la evolución correspondiente y ver las líneas de desarrollo que seguirían.

El 1 de febrero de 1942, Mao declaro:”Han pasado 100 años desde la guerra del opio, sin embargo, en lo que concierne al desarrollo del capitalismo chino, no se ha producido ningún trabajo teórico que sea realmente científico y acorde a las realidades del desarrollo económico Chino”.

La teoría de Marx y Engels, la practica de Lenin, el impulso cultural de Mao, no contienen todo lo que necesitamos saber sobre los procesos revolucionarios al socialismo. Ni siquiera tenemos una teoría acorde a las circunstancias actuales, de una civilización dependiente de la energía global cuya moneda, el dólar, rige el mercado mundial. Personalidad económica heredada con 200 años de violencia.

La teoría, la nueva, tendrá que escribirse según la practica, eso explicaría que en 10 años de revolución, nadie haya acercado un estudio científico para la transición y para la implementación del socialismo. No estamos protegidos contra los graves errores, las ideas y las palabras fluyen en su acostumbrada cantidad en los partidos socialistas, comunistas y afines, así como entre los intelectuales y políticos, todos aportan en sostener la expectativa que influye y seduce a la masa.

Un proceso lleno de palabras no puede así como así abandonar su medio de expresión, más aun cuando esta seduce al pueblo. Pero la palabrería se encontró con una sociedad miedosa a comprometerse, grupos de personas, alto porcentaje de ellas, se encuentran en un recipiente vació de sentido, a pesar de ver los grandes cambios en la población de escasos recursos.

Es el sentimiento que se experimenta cuando, hay una masa seducida no convencida por la palabra y los cambios, cuando no saben que deben hacer, pero, la crisis del capitalismo les señala el camino del cambio y saben que deben hacer algo más y de que hay que tomar parte en su ejecución.

También saben qué la participación electoral ya no es suficiente ¿Por qué? Porque no conocen del funcionario su honrado sentimiento de cumplir con su papel revolucionario. Más allá de hablar, no sabe, voluntariamente, atacar el problema de la transición relacionándolo con el bienestar común.

Es posible que, no estemos estancados en nuestra revolución, es posible que el proceso pida un salto al socialismo, no podemos seguir paso a paso la teoría de Marx, pues, las circunstancias no son las mismas. Es posible también que la crisis, las alianzas bilaterales, el petróleo, la integración con naciones que nos extienden la mano, todos esas circunstancias, exijan un cambio acelerado del proceso revolucionario simultaneo con la construcción industrial y soberanía alimentaría que planificamos. Habrá que verlo desde esa óptica también.

El pueblo que busca la libertad sabe que busca el socialismo. Y, esta no se consigue solo por influencia o espíritu o romanticismo, esas circunstancias pasaron desde el momento de nuestra participación revolucionaria, aprobando cada año el fortalecimiento de la misma, no, se impone el cambio en la educación, el conocimiento y el convencimiento ideológico, requerimos que el pueblo, toda la masa sea intelectual practicando esa creatividad para dar ese gran salto a la transición o al mismo socialismo.

Un pueblo seducido por palabras, analiza que esos hechos transformados en obras son una obligación del gobierno, de tal manera que no llega a comprender todo lo que necesita saber del socialismo aun en etapa revolucionaria sobre las políticas publicas, pero tiene la expectativa basada en que, al emprender lo imposible y realizarlo, observa con frecuencia que es gracias a alguien lo logrado, ese tipo de filosofía revolucionaria ya debe cambiar. Hasta ahora es gracias a Chávez. En más, será gracias al pueblo, si queremos dar el gran salto que significa la transición.

La voluntad del cambio debe ser animada por la masa mayoritaria, no por una élite valiente y decidida, esta, temporalmente en el poder, debe asegurar la independencia económica hasta el traspaso del poder al pueblo para lograr una transición eficaz, no se concibe una transición con el mismo modelo del proceso. Para superar el subdesarrollo subordinado al gobierno, al mercado interno y a sus fluctuaciones productivas, cuyos beneficios en un gran porcentaje sostiene al asalariado. La transición debe ser como socios políticos y comerciales.

La independencia económica puede ser lograda progresivamente siempre y cuando, simultáneamente se logre la industrialización y la soberanía alimentaría junto a una mejor educación, el conocimiento ayudara en el convencimiento para multiplicar los resultados sociales del proceso, requisitos básicos para empezar un socialismo, de lo contrario el país se hundirá por la decepción o seguirá sumido en la dependencia que origina el subdesarrollo.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3392 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad