Cumbre de Río, una puja de poderes: la verdad contra la mentira

La Omnipresente “verdad”

El nombre del artículo pareciera no tener ninguna relación con los caldeados acontecimientos internacionales de los últimos días, entre países hermanos…

Revisando un poco sobre lo que afirman aquellos sabios videntes de tiempos inmemoriales o de data reciente; sabios o iluminados que ven más allá de los ojos físicos o a través del ojo de la conciencia, y quienes han afirmado o afirman sin equívocos terrenales que aquel que habla en pensamiento palabra y acción con la “verdad”, ese Ser, aún no sabiéndolo, es también merecedor de la sabiduría y gracia divina.

En tal sentido, hemos de inferir que Chávez en su rol de principal protagonista político no solo de este continente sino más allá del continente suramericano, piensa, habla y acciona en favor de los cambios de conciencia que se operan en todo el planeta, y aporta con su coloquial manera de hablar con la “verdad”, un mundo de ideas y de soluciones, que dejan perplejos a propios y extraños. Sobre el particular, cabe preguntarse: ¿Porqué él y no Mister Bush? ¿Y porqué siendo Venezuela (en las ultimas 4 décadas del siglo pasado) un país sin liderazgo continental y sin protagonismo geopolítico, es ahora, en esta primera década del siglo XXI el foco o el ojo del huracán de los cambios sociales que se operan en el mundo?

En el reciente reclamo que hizo el presidente Rafael Correa de Ecuador, por la invasión, agresión y crimen de insurgentes colombianos dentro de su territorio por parte de la cúpula gobernante de Colombia –valga decir Álvaro Uribe y sus paracos ministros guerreristas del Palacio de Nariño— quedó evidenciado a raíz de estos acontecimientos un hecho trascendente que no obedece en nada a la casualidad ni a las meras circunstancias. Es decir, nada de lo que sucede o acontece en este mundo es u obedece a lo casual, no… Todo lo que pasa o ha de pasar: sea regular, bueno o malo, es derivado o producto de la “causalidad”, Ley de Causa y Efecto. El entramado de falsedades que presentó Uribe en la Cumbre, obedece a la fórmula que le fue encomendada desde la White House por los señores de la Guerra, con el fin de trasladar la violencia interna de más de 50 años de intestinas guerras fratricidas a los países vecinos (Ecuador y Venezuela). Ello con el fin de desestabilizar a los gobiernos revolucionarios de estos países, que no se alinean ni comulgan con las políticas imperiales y no dan su brazo a torcer ante las exigencias hegemónicas del coloso del norte.

El reclamo que hizo el presidente Correa de Ecuador en la Cumbre de Río, no cuajaría si no tenía el apoyo del resto de los países hermanos y sino se materializaba una firme condena contra esta invasión del ejército colombiano a su territorio. Y es aquí donde el protagonismo del zambo de Sabaneta, con su característica manera de ver desde dentro lo que no ven otros (caso en particular de la frustrada oposición venezolana) se jugó en buena hora a Rosalinda. Asumiendo por su cuenta y riesgo el apoyo irrestricto y sin ambages al agredido pueblo ecuatoriano, y reafirmando en nuestro suelo patrio un hecho histórico e inédito que no tenía precedentes en Venezuela… ¡Romper relaciones diplomáticas con la sucia cúpula narco-oligárquica-gobernante de Colombia! ¡Un doble espaldarazo que le daba el digno presidente de la República Bolivariana de Venezuela al país hermano Ecuador, en unas graves circunstancias que ya son del conocimiento público en el mundo entero!

Chávez, con su asistencia a la Cumbre en estas circunstancias de turbulentas relaciones diplomáticas con el hermano país neogranadino, que sumado a la violación y masacre de vidas humanas en suelo ecuatoriano por para-terroristas-uribistas colombianos, aprovecho in situ la sapiencia acumulada durante tantos años de difícil oposición nacional e internacional (criollos pitiyankys-USA-sionismo), para dejar en claro en la tensa Cumbre de Santo Domingo que con la “verdad” –cual omnipresencia de ayer, hoy y mañana— no hay nada ni nadie en este planeta que la pueda derrotar. Y lo que a decir de José Gervasio Artigas “con la verdad ni ofendo ni temo”, es esa el arma cual inequívoca sentencia que cada vez mas adquiere, connotación mundial.

Y fue la “verdad” el argumento que esgrimió Chávez en Santo Domingo, con un mesurado control de la dialéctica, un alto grado de tolerancia, un digno talante de estadista y con una humilde y jocosa actitud de hermandad continental que dejó atónitos a amigos y enemigos, y dejó fuera de combate (knockout fulminante) al libreto uribista facturado en Washington y al narco vasallo Uribe al servicio del decadente Imperio de Papel, quien con falsos y esmirriados argumentos quiso hacer de la mentira un troquel de la verdad.

Álvaro Uribe Vélez, pobre paraco acorralado por la cognitiva contundencia de su homólogo venezolano; sin mayor resonancia ante sus falsas pruebas presentadas; no teniendo donde meterse ni como defenderse ante los irrevocables y sabios argumentos de un verdadero y genuino líder social; y más que demostrar o alardear Chávez en esta histórica Cumbre de Río una prueba de fuerza entre países hermanos, esgrimió más bien para sorpresa de los presentes con prudencia, sabiduría y moderada dialéctica, el lenguaje de la “paz y la no violencia”. Precisamente un lenguaje de hermandad y paz que no logran entender ni asimilar los díscolos enemigos de la “verdad”.

El gran derrotado, como lo dijo Chávez, de este tenebroso plan continental o mal llamado Plan USA-Colombia fue la mentira, la manipulación, la falsedad y la ruindad de un imperio de papel, que todavía no da su brazo a torcer ni se resigna a entender que su rol hegemónico unipolar es cosa del pasado.

Chávez reafirmó una vez más, después de estos causales acontecimientos que “no estamos arando en el mar”… Y además juega a nuestro favor, por vía de hecho, el ineludible ejercicio “omnipresente de la verdad y acción recta” que se impone y se impondrá en el concilio de las naciones del mundo, ¡Duélale a quien le duela!

joseagapo@cantv.net





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1491 veces.



José Agapito Ramirez


Visite el perfil de José Agapito Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior