Delirios europeos

Las fantasías surrealistas que se debaten en los foros europeos en estos momentos de crisis a causa de la inminente victoria de Rusia sobre la OTAN en Ucrania es una prueba de que las democracias social- liberales cultivadas durante el vasallaje europeo ante Estados Unidos, después de la segunda guerra mundial copiadas de la matriz norteamericana del bi partidismo funcionan mal en la hora de crisis a eso se une la identificación entre Unión Europea y OTAN a tal punto que son casi sinónimos.La falta de ejercicio mental, debido a la total ausencia de una prensa multi orientada, se agrava con la imposición de una censura dictatorial de toda opinión discrepante con la versión oficial de los hechos. Eso viene desde las dictaduras impuestas a la sombra de la campaña terrorista que acompañó la manipulada pandemia, supuestamente mortal del COVID-19,cuya peligrosidad se exageraba para que la población se sometiera a las arbitrariedades cometidas por los gobiernos con el pretexto de proteger la población contra una enfermedad que los gobiernos sometidos voluntariamente a los dictados de la Unión Europea gastan millardos de euros para comprar a cinco farmacéuticas norteamericanas unas supuestas vacunas que no inmunizan, pero sí acarrea riesgos mortales de trombosis y otros problemas. Vacunas cuya venta multimillonaria llenó, exclusivamente, los cofres de las farmacéuticas norteamericanas porque el marido de la Ursula von der Leyen, Presidenta de la Comisión Europea, trabaja para una de esas empresas farmacéuticas con sede en Estados Unidos, como la Pfeiffer norteamericana. Por ese motivo la Comisión Europea no permitía la compra de vacunas rusas y chinas que aunque fuesen igual de inútiles, eran, por lo menos, mucho más baratas. Las actitudes dictatoriales de los gobiernos europeos durante la supuesta Pandemia no eran sino el ensayo general de lo que viene ahora con el pretexto de una inminente invasión de Rusia a Europa si como es evidente logra imponerse a la OTAN en Ucrania. Europa agotado su arsenal habla de disparates como lo de enviar tropas de países europeos a salvar a Zelensky de la horca, el castigo que merece por haber provocado una guerra sin sentido, que costó la vida a centenares de miles de jóvenes ucranianos; cuando bastaba que cumpliese con los acuerdos de Minsk que había firmado su antecesor en la Presidencia de Ucrania.

Los dirigentes europeos se niegan a aceptar la derrota de la OTAN en Ucrania y esa negación de la realidad se arriesgan a sacrificar a sus jóvenes ante la eficiente maquinaria de guerra de Rusia. Entre los delirios que discuten se habla de desarrollar una nueva industria de armamento europea. Como si cambiar de producir lavadoras y producir tanques fuese cosa de "Abracadabra",Eso toma años.Otro disparate delirante es olvidar que una industria de armamento necesita como materia prima el acero. Pero que se les ocurre a estos vasallos suicidas de Washington; obedecer a Washington imponiendo sanciones aduaneras a las importaciones provenientes de China.¿Y quien es el principal productor de acero del mundo? ¡Pues China! Otro disparate es lo de restablecer el servicio militar obligatorio en Alemania, para tener un ejército que la defienda de Rusia.Pero es que Scholtz y congéneres no se han enterado aún de que era Rusia a quien suplió a Alemania del gas barato por el gasoducto North Stream que le daba a Alemania y a toda Europa la ventaja competitiva de una energía barata.¿Y Quien saboteó? el gasoducto vital para Europa? ¡Pues Estados Unidos durante unas maniobras de la OTAN en el maraltico! Eso es lo que denunció el laureado Seymourperiodista norteamericano Seymour Hersh. Una denuncia plausible en la que las autoridades alemanas o europeas decidieron no investigar. Es que el servilismo ante Washington de los políticos europeos no tiene límites Aún después del desastre económico para la economía mundial y europea en que los metió la Subsecretario de Estado norteamericana Victoria Nuland con su golpe de estado en plaza Maidán, el año 2014 cuando fue sorprendida una conversación suya en que dijo ¡Fuck Europe! Pues eso es exactamente lo que han hecho los Estados Unidos con Europa. La clase política europea no acaba de digerir el hecho evidente de que el enemigo de Europa y la libertad soberana de los países europeos no es Rusia; el enemigo existencial de la cultura europea del bienestar social son los Estados Unidos. Comoquiera que se pueda calificar el sistema político europeo un sistema del cual han salido a juzgar por la mezcla la mezcla de estupidez y deshonestidad que caracteriza en modo homogéneo a su clase política dirigente compuesta por personajes como Ursula von der Leyen, Josep Borrell, Macron, Pedro Sanchez, Joe Biden. de los cuales ninguno es de fiar o tiene la agudeza de juicio ni entereza por los que se distinguen los supuestos dirigentes autócratas como Vladimir Putin y Xi Jinping que han devuelto a sus países la prosperidad y el potencia. Si los otros representan la democracia se hace evidente que la autocracia es una mejor forma de gobierno. En Venezuela hubo diez años de prosperidad y orden con Marcos Perez Jimenez, segundos de cincuenta años de pillaje bajo la democracia: se alternaban en el pillaje pactado en Punto Fijo por dos bandas de mediocridades que veían en la política un atajo hacia la riqueza personal y no un medio para beneficiar a los ciudadanos de su país. En Estados Unidos sucede lo mismo, hace dos siglos que desde Washington una pequeña élite saquea el mundo las elecciones allá cambian a los presidentes, pero el pillaje del mundo continúa beneficiando los mismos de siempre,la misma minoría que allí manda hasta que suceda un error traumático que la derroque y que por necesidad sistémica el cambio deberá venir del exterior cuando Washington pierda una guerra que toque su propio territorio; porque hasta ahora Estados Unidos siembra guerras en todo el orbe pero su territorio permanece inmutable. El fin se acerca porque las armas modernas ya no permiten ese privilegio. La dcadente clase política europea, instalada en Briuselas por Washington desde el final de la segundaguerra mundial desaparecerá junto con todo el mundo anglosionista que desaparece bajo el descrédito de complicidad en un cruel genocidio cometido ante los ojos del mundo entero. No es solo que es inevitable un nuevo orden mundial,sino que es necesario que desaparezcan los vestigios del orden imperial anglo-sionista pactado por Balfour en noviembre del 1917.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1104 veces.



Umberto Mazzei

Doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de Florencia (Italia ) y Profesor Emérito de Relaciones Económicas Internacionales del Instituto Sismondi de Ginebra (Suiza)

 umbertomazzei2@mail.com

Visite el perfil de Umberto Mazzei para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Umberto Mazzei

Umberto Mazzei

Más artículos de este autor