No llores por mi Argentina...

Seguramente este título para muchos podría sonar trillado o absurdo incluso pero sin embargo, viendo lo que hoy ocurre en este país de nuestra Patria Grande, es bien adecuado interpretar más allá de lo que significa históricamente está frase desde el ceno social y político a lo largo de su historia reciente a finales del siglo XX y este atropellado siglo XXI.
 
Hoy vemos con preocupación las calamidades que inundan al pueblo de San Martin, donde su pueblo sufre una avalancha de medidas liberales que sumergen a una extrema pobreza jamás vista desde los tiempos de la dictadura militar, e inclusive de los gobiernos democráticos de derecha que ahogaron décadas de debacle económico, sin salarios dignos, salud y productividad social en todas las áreas del estado, donde las luchas por los derechos arrancaron muchas vidas, desaparecidos, aviones y autos de la muerte, conspiraciones y exilios, dónde se robaron los ahorros de toda la vida de muchísima gente en los llamados corralitos, bonos buitres, y la privatización se loa servicios públicos, aerolíneas e industrias, que trajo caos y dolor.
 
Se habían superado todas estas malas acciones desde la llegada de un peronismo distinto, popular, democrático participativo que transformaria la vida de millones de argentinos, en todos los ambitos de la sociedad, aunque hoy muchos en el mundo lo nieguen.
 
Pero en estos últimos años, desde la llegada de Mauricio Macri, el país desmejoró un 56% de su poder adquisitivo, una inflación que afectó por la mala Praxis económica el ingreso salarial y todo aquello que se mantenía con ejemplo en la región, dónde se acabó con la obra pública, la suba de impuestos y servicios del pueblo de llano e incluso la clase media, y se adquirió una deuda externa de 50 mil millones de dólares para salvar al mercado y grandes capitales de los empresarios que solo a desangrar el bolsillo de este extraordinario pueblo. 
 
A pesar de la llegada de un gobierno " peronista" el cual fue opacado por la indolencia y falta de fuerza y poder de determinación y decisiones primordiales para promover el impulso económico y social, poniendo como positivo como se enfrento a la pandemia del COVID, pero más allá de la soberbia y la falta de empatía con las fuerzas reales del pueblo, fue un gobierno permisivo y abstracto que trajo como consecuencia la llegada al poder de un personaje atroz como Javier Milei.
 
Esto rompió los paradigmas de la política tradicional argentina, donde los partidos tradicionales de derecha se aliaron con un sujeto con una conducta de prepotencia y locura, fabricado por los medios palangristas de comunicación, esos que te dan dolor de estómago y cabeza, que solo difunden odio y racismo hacia el pueblo humilde y trabajador de la Argentina, llamando planeros, vagos, mantenidos, y provocando la llegada a la casa rosada de este titere del  imperio gringo, y a los intereses de los poderosos de siempre.
 
Vemos con dolor y preocupación como en menos de 4 meses ha dejado más de cien  mil trabajadores en la calle despedidos, donde a caído el ingreso bruto, donde se ha aumentado la luz ,en un 360%, el transporte público 250%, la canasta básica está sobre los 600mil pesos argentinos equivalente a 400$ aproximadamente, privatización de los medicamentos, perjudicando el pensionado, las prepagas y obras sociales, acabando con los comedores, subsidios básicos, paralizado la obra pública, queriendo privatizar y cerrar las universidades públicas, acabar el derecho a la protesta, represión, y ahora pretendiendo tener poderes especiales al mejor estilo nazi. 
 
Dónde todos en su gabinete se subió el salario al triple, pero no hay dinero para los maestros, hospitales e inversiones para la producción de recursos, donde está acabando con las retenciones, la pequeña y mediana empresa, pero acaba de comprar 24 aviones F16, pero no hay plata para aumentar salarios, becas para personas con discapacidad, y vialidad y alumbrado, alabando a Margaret Tacher y arrastrándose sin medias y.
 
Lo peor de esta situación que muchos gobiernos hacen de oídos sordos, de la vista gorda, como ocurre con lo que pasa en  Palestina,  Haiti, y otros paises que sufren de bloqueos económicos y vulneran el derecho internacional. 
 
Esperamos que La CELAC, ALBA, Naciones Unidas, y las organizaciones de derechos humanos se pronuncien, pero también la dirigencia peronista, patriota, nacionalista, sindicatos, y organizaciones políticas y sociales tengan el coraje para revisar, profundizar y dar un paso de lucha y resistencia real en este momento tan crítico en esta tierra de grandes libertadores. 
 
Milei es un peligro para la región, para el equilibrio y estabilidad democratica de nuestra Patria Grande, y no es joda compañeros, compañeras, es una realidad palpable para la democracia.
 
Che basta ya, vamos a darle voz y fuerza al pueblo de San Martin, Belgrano, Perón y Evita. 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1318 veces.



John Duarte Zambrano


Visite el perfil de John Duarte Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI