El bobo llorón de Lula, feliz porque paseó en el carrito de Camp David

¡Cómo le encanta a la mayoría de los mandatarios latinoamericanos (izquierdistas o no) que los inviten a las residencias del Emperador! A Uribe lo metieron en el establo del rancho junto con los jumentos y ya tiene un álbum con 154 fotos al lado de Bush, incluso abrazando con fruición a la perrita y todo de la American first lady Laura Welch Bush. Cómo se extasiaba el enanito Uribe en el pajonal entre las pulgas y las liendres, contemplando entre las mulas y los perros del mayordomo, desde el agujero del establo, parte de los excelsos campos del Rancho. En su chupamedias inglish, no dejaba de exclamar “Great! Great, biutifol, very biutifol!” Al mediodía, luego de una pequeña merienda, los enanos latinoamericanos se meten al gimnasio, para luego echarse un zambullón en la climatizada piscina. Después, el paseito por los campos de tenis y venga a recorrer los paisajes plenos de frondosos árboles y espléndidos animalitos; más tarde se echan en los mullidos sillones del balcón de los abedules a ver cómo se continúa confundiendo al planeta con los planes del negocio infernal de las guerras, del tráfico de armas y drogas, de ventas de químicos para seguir envenenando los alimentos, de fármacos para las miles de enfermedades que se están fabricando hasta por internet.

Cada vez que estos enanos latinoamericanos se encuentran en alguna cumbre, lo primero que se plantean es: “Colega, ¿todavía no has recibido una invitación a Camp David o al Rancho…?” Ya Felipe Calderón se anotó para una reunión de 2 horas y cuarenta y cinco minutos, en octubre de este año.

En 1991, el presidente George Bush padre recibió allí al presidente de México, al padre de todos los neoliberales del hemisferio, Carlos Salinas, y en 1998, Bill Clinton cortejó al presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso.

Ahora le ha tocado el chance al llorón Luiz Inacio Lula da Silva, quien fue obrero y sindicalista hace más de 30 años, y que pasó más de veinte años como burócrata mantenido de un partido, hablando, divagando y amenazando con hacerse un terrible revolucionario de izquierda. Naranjas… A Lula no le pueden tocar las sensibles teclas de su rudo pasado familiar porque comienza a soltar mocos horribles. No olviden la espantosa llorona que formó el día que salió electo presidente del Brasil.

Ahora, al lado del Emperador, el llorón tiene que asentar lo que Bush diga sobre los 15 soldados británicos capturados en Irán: “Es inexcusable esa detención. Los iraníes deben entregar a los rehenes. Son inocentes, no hacían nada malo".

El líder histórico de la izquierda brasileña, cultiva una relación con Washington, que el canciller brasileño, Celso Amorim, calificó de "íntima". Lula ha ido para aclararle al emperador que él es un gran defensor de la privatización, que viene a pactar formas más decididamente dependientes del FMI y que rechaza tajantemente toda idea de reforma agraria, y que su política está dirigida a financiar las grandes plantaciones de soja de agroexportadores.

Lula aspira a una "alianza estratégica" con Estados Unidos que es el principal inversor en Brasil y el mayor comprador de sus productos. Lula y Bush, en Sao Paulo, sumaron fuerzas para fomentar el etanol, una alternativa a la gasolina que Brasil fabrica con caña de azúcar y Estados Unidos con maíz. Los dos países son los mayores productores mundiales de etanol y quieren extender los biocombutibles en países más pobres; particularmente en América Central y el Caribe.

Pero lo clave es lo siguiente: Bush lo invita a Camp David, para contrarrestar la creciente influencia del presidente venezolano Hugo Chávez en América Latina. Eso es todo y lo que dice el imbécil canciller Amorim revela aún más la traición de Lula a los pueblos de nuestro continente: "Una buena relación entre Brasil y Estados Unidos refuerza la posibilidad de una buena relación entre el conjunto de América del Sur y Estados Unidos".

jrodri@ula.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2879 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a32716.htmlCd0NV CAC = Y co = US