Ebrard no es segunda fuerza, sólo uno más del “movimiento” de los 300 dirigentes lacayos de López Obrador en el país

1. Morena no es un movimiento en permanente transformación, es un partido fijo, como todos los demás, que sólo busca dinero y poder. AMLO maneja muchos miles de millones del presupuesto público, ganancias de inversiones y enormes capitales de préstamos. Imitando a gobiernos anteriores, nunca ha informado- de sus ingresos, gastos o egresos, por ello hace libremente lo que quiere con esas gigantescas cantidades. Ese dinero, que es de toda la población, los partidos/gobiernos lo reparten a su antojo entre los principales jefes, en la compra de votos, conquista de nuevos afiliados. Por ello Morena es indudablemente el nuevo PRI porque, además de los miles de militantes del viejo PRI que han ingresado a sus filas, los lacayos de AMLO son expriístas.

2. El pobre Ebrard es como Monreal y todas las "corcholatas" y demás lacayos, no posee valor ni carácter para alejarse del poder y dinero. Si fuera campesino u obrero entendería su desesperación por no tener que comer junto a su familia, pero dado que todos los políticos son millonarios, lo único que entiendo es que son cabeza entreguista sin llenadera. ¿Para llegar a millonario será más productivo ser político que empresario? Ahora recuerdo que todos los expresidentes esperan seis meses para comenzar a viajar y hacer negocios con los miles de millones que les tienen guardaditos todos los negociantes por dejarlos ganar y mover sus capitales; por ello se aseguran de dejar gobierno seguro o firmas acuerdos con ellos.

3. Ideológicamente el PAN ha declarado desde siempre que en nada coincide con el PRI porque no aspira a ser un movimiento de masas sino de ciudadanos, porque defiende el derecho individual y la propiedad privada. Al nacer en 1939, cuando finalizaba el gobierno de Cárdenas, declaró que se oponía a cualquier expropiación (como la petrolera y la de tierras) porque no era partidario del colectivismo que se asemeja al socialismo y el comunismo. Sin embargo, el PAN nació para que la iniciativa privada, los grandes millonarios, usen el derecho a la gran propiedad privada, tengan plena libertad para hacer negocios y enriquecerse. Mientras los gobiernos del PRI usaron al gobierno para enriquecerse, el PAN dividió ganancia con los multimillonarios para hacer lo mismo.

4. ¿Y los partidos chicos electoreros? Obvio, con menos experiencia y capacidad, persiguen de manera automática crecer y ser igual a los grandes. Pero es importante saber que Morena, como el PRI, no nació chiquito sino grandote porque ya tenían poder, dinero y subsidios. Nosotros, los partiditos marxistas, jamás tuvimos poder o dinero, ni un perro que nos ladre. Nos llevamos cinco a 10 años, en círculos de estudio, manifestaciones en las calles, huelgas, y nunca logramos ni los mil militantes. ¿Quiere decir que con las elecciones los partidos crecen? Sí, crecen, pero son más de los mismo. En México, como en otros países, los procesos electorales sólo han servido para que gobernantes se hagan millonarios y un 80 por ciento de la población siga en la miseria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1442 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: