Boric, Daniel Ortega y los carabineros chilenos. El antimperialismo obliga a defender valores y derechos

Daniel Ortega, según los medios, ha declarado, refiriéndose a los carabineros chilenos, "Están formados para el asesinato masivo, formados para asesinar al pueblo".

En mí, frente a Daniel Ortega y su gobierno, donde la señora Murillo, su esposa, además de vicepresidenta, es un factor por demás importante, se han engendrado infinitas dudas. No tengo una posición muy definida frente al gobierno y ellos.

Su lenguaje, el de Ortega, usualmente al viejo estilo antiimperialista, ya no me es suficiente. Pues parece algo como convencional para abrirse espacio en la diplomacia y ganarse respaldo en ciertos sectores del movimiento popular, por todo lo simbólico y emocional que hay en eso.

Pero, para ser sincero, me cuesta definirme porque desconozco lo suficiente acerca de lo acontece al interior de ese país, su cotidianidad y el funcionamiento de su economía. No manejo detalles acerca de cómo funciona la economía de ese país y detalles acerca de la lucha de clases y la distribución de los beneficios.

Los medios de comunicación internacionales y hasta quienes hacen oposición a ese gobierno, no producen la información necesaria para uno forjarse una idea acerca de lo que allí acontece.

Pero si son frecuentes y hasta abundantes las informaciones acerca de las detenciones y expulsiones de opositores, sobre todo de destacadas figuras de la intelectualidad y hasta viejos militantes de la izquierda, quienes en sus inicios estuvieron con el sandinismo, como el novelista Sergio Ramírez, quien fue vicepresidente en el primer gobierno de Ortega. Se ha hablado además en abundancia de la ruptura de figuras históricas del sandinismo con Ortega, como sucedió con el sacerdote y poeta Ernesto Cardenal. Incluso de la formación de bloques electorales con la participación de esas figuras, contrarias a Ortega. Es decir, hay abundante información de la ruptura del viejo bloque sandinista pero muy poca acerca del carácter sustancial de esas discrepancias. Por lo que uno escucha, acabo de oír a Gioconda Belli, poetisa, según expulsada de su país, referirse al "gobierno dictatorial de Nicaragua", sin dar más detalles. Y eso, para uno, vuelto exigente, por la reciente historia de Venezuela, no es suficiente.

Es decir, de lado y lado, a uno, por lo menos a mí, no llegan suficientes informaciones acerca de lo acontecido; el porqué de las decisiones usualmente drásticas y extremas del gobierno y las razones que pudieran avalar a quienes se vuelven opositores contra él. Se ha venido hablando en los últimos tiempos de detenciones y expulsiones de personajes, según las informaciones, incluso redactadas con intención contraria al gobierno, sin dar detalles fundamentales y abundantes para que uno juzgue. Simplemente se habla de decisiones tomadas en los ámbitos oficiales contra esos personajes por discrepar del gobierno. Incluso, los afectados, parecen demasiado parcos al explicar el carácter de sus discrepancias y las razones de sus detenciones.

Como los venezolanos sensatos estamos curados ante tal tipo de argumento, ya que desde el año 2000 se ha venido diciendo que el gobierno o los gobiernos, persiguen a la gente que les critican y hasta hacen denuncias con fundamento, sin que eso tenga estricto apego a la verdad y tampoco sea un proceder generalizado, lo que uno sabe por experiencia propia, optamos por no darle validez a lo que se dice de Ortega y su gobierno y más bien nos mantenemos en permanente duda y búsqueda de información.

Uno sabe también, que el gobierno de Ortega suele, oralmente, manejarse en indisposición con Estados Unidos y da muestras y deseos de establecer relaciones estables y fluidas con China y Rusia, lo que en medio del conflicto por la multipolaridad, es una carta de gran valor y significado. Incluso, no creo que la idea del gran canal que una al atlántico, por el mar caribe con el pacífico, a través del territorio nica, de gran interés para China, haya sido descartada. Razón esta suficiente para que, EEUU, tenga una actitud de desconfianza y hostilidad contra el gobierno de Noriega.

Pero también uno lee con frecuencia que el gobierno nicaragüense, sin importar las razones que eso determinen, no sólo detiene mucha gente, sin motivos justificados, simplemente por oponerse, de acuerdo con las informaciones que a uno le llegan, según sus oponentes, sino que apela al recurso de la expulsión de su país y hasta llega al extremo de quitarles la nacionalidad.

Estas denuncias contra Ortega, como ya dije, las expulsiones y la negación del derecho a la nacionalidad a determinadas perspnas, se han hecho frecuentes y desde el gobierno nadie las ha desmentido y solemos decir, "quien calla otorga".

Además, es un elemental y primario derecho humano, poseer una nacionalidad y, de hecho, el nacimiento lo otorga. Nadie tiene la potestad para negársela y pareciera, según las denuncias, Ortega estaría haciendo de eso un proceder habitual.

Esta actitud ha despertado en mí, un estado de desconfianza y dudas con respecto a Noriega y su conducta como gobernante. Pues no justifico a ningún gobierno que convierta la simple opinión o discrepancia en un delito.

Pero como antes dije, en Venezuela, uno "está picado de culebra" y sabe que desde el 2000, factores opositores, en razones de la estrategia y estilo de lucha que asumieron, incurrieron en incontables delitos y a quienes el gobierno detuvo y juzgó por ellos, han solido presentarles como inocentes perseguidos políticos por sólo discrepar.

Como la información es insuficiente no hemos optado por juzgar y fijar posición definitiva frente al gobierno de Ortega, más cuando, como ya advertimos, no compartimos la persecución y hasta detención de quien discrepa o crítica y menos compartimos la idea de quitarle la nacionalidad a nadie por las razones que sean, menos políticas, más cuando con ello dañan a quienes tienen derecho a ella por nacimiento.

Pero no hay duda, en eso coincido con Noriega que, los carabineros chilenos ""Están formados para el asesinato masivo, formados para asesinar al pueblo".

Frente a esa declaración, el actual presidente de Chile, Boric, ha respondido, como con "dignidad" y estando ante una afirmación calumniosa, diciendo "quiero que sepan Carabineros, que instruí inmediatamente a nuestro ministro de Relaciones Exteriores, Alberto Van Klaveren, que presentara una nota de protesta diplomática como corresponde en estas instancias porque la reputación de nuestras instituciones se defiende nacional e internacionalmente".

Lo menos que puedo decir, sin el menor intento de diagnosticar y calificar a Boric, que está diciendo una solemne mentira; y a eso no lo obliga el hecho de ser presidente de ese país, sino que es el resultado de lo que bien sabe acerca de la cultura y proceder de ese cuerpo. Y por saberlo le teme, conoce que sus reacciones y procederes, según su historia, no son nada respetables y menos respetuosas de la institucionalidad y de los derechos de nadie, incluso los de él, Boric.

Boric, además, es un gobernante procedente del voto del movimiento popular chileno, ese que se jugó la vida y buena parte perdió la visión, contra las políticas neoliberales de Piñera y no obstante, desde el principio asumió el poder como con excesivo temor y, lejos de asumir una política en favor del pueblo chileno y en procura de la unidad de América Latina, se sumó a las voces que intentan hacer todo lo contrario y marcan ritmos que nos son ajenos.

Para Boric, los carabineros chilenos tienen su reputación que defender y él está dispuesto a hacerlo, "nacional e internacionalmente". Como decimos en Cumana, "ni que fuera pendejo".

En América Latina, los cuerpos represivos como aquel de la Digepol, que lo eran de manera permanente, ese era su trabajo, suelen desaparecer con los gobiernos que los crearon y los destinaron a esos criminales fines.

La caída de cada dictadura o gobierno de conducta dictatorial y represiva, suelen conllevar las disoluciones de esos cuerpos como los carabineros. Es un asunto de dignidad y respeto a la condición humana. Cada uno de estos en América Latina tuvo el suyo, como Franco tuvo su Guardia Civil, que si no la disolvieron, por lo menos le impusieron un distinto proceder.

Los carabineros chilenos vienen de una escuela y mantienen la misma conducta desde su creación. Incluso bajo el gobierno de Allende, no dejó nunca de proceder de acuerdo a sus lineamientos, tanto que aquél nunca tuvo el control sobre ella y, en los inicios del golpe, sin cambio alguno de careta o uniforme, salió con desesperación a reprimir al pueblo y exterminar toda manifestación de inconformidad.

"En la casa de los espíritus", la excelente novela de Isabel Allende, hay claras manifestaciones de eso, tantas como que el viejo Rueda, figura importante de la Democracia Cristiana y partidario incondicional de Eduardo Frei, es víctima de la inhumanidad de los carabineros.

El 4 de marzo de 1969, unas familias pobres ocupan unos terrenos desocupados en los alrededores de Puerto Montt, pertenecientes a una poderosa familia terrateniente. 250 carabineros, por orden de Pérez Zujovic, asaltaron el área invadida y acribillaron a balazos a 11 campesinos. Sobre este caso, el cantautor chileno, Víctor Jara, vilmente asesinado por la dictadura, más específicamente por los carabineros, compuso la canción "Preguntas por Puerto Montt", en la cual acusó al Ministro de Relaciones interiores, Pérez Zujovic, de ordenar la masacre.

Los carabineros chilenos, no sólo fueron la primera fuerza que se alzó contra el gobierno de Allende, sino ha sido la encargada de reprimir salvajemente toda manifestación de los pobres, estudiantes y chilenos inconformes y lo fueron cuando el pueblo salió a la calle en apoyo al presidente derrocado.

De las barbaridades que se cuentan, cometidas en el Estadio de fútbol, donde asesinaron a Víctor Jara, el cual hoy lleva su nombre, son responsabilidad de ese cuerpo de manera determinante.

En mi libro sin publicar aún, "Las dictaduras en Venezuela y América Latina", hay un capítulo dedicado a los hechos acontecidos alrededor de la muerte de Pablo Neruda, donde se cuenta la "distinguida crueldad" de ese cuerpo.

Y en ese libro, hago referencia a hechos como "Una de las experiencias más dolorosas de mi vida fue la quema de los libros que se hizo en el zócalo de la Facultad de Medicina. Hay que quemar todo lo que huela a marxismo, decían los militares".

Esas palabras fueron pronunciadas por la Dra. María de la Fuente, académica de la Escuela de Salud Pública de Santiago. Otros personajes declararon en abundancia cosas como estas: "A mí me allanaron la casa, me quemaron los libros……

Y esos hechos o barbaridades fueron cometidos por los carabineros de Chile

Pero después de Pinochet, aún no ha sido disuelto el cuerpo de carabineros por el control que en ese país ejerce la extrema derecha y el cuerpo militar, lo que debieron hacer por dignidad, los gobiernos posteriores. Y ese proceder, aún en gobiernos emergidos en buena medida por el voto de la izquierda y el progresismo democrático, dicho así por pura formalidad, siguió siendo el mismo.

La gente decente de Chile y de América Latina pensó que, los constituyentistas, elegidos por el movimiento popular mayoritariamente anti macrista, la primera medida que tomaría sería la disolución de ese cuerpo de tan triste historia.

Yo recuerdo mucho a aquella jovencita llamada Camila Vallejo, dirigente estudiantil y militante del PCCH (Partido Comunista Chileno), quien fue lideresa de grandes movilizaciones estudiantiles contra el gobierno y fueron víctimas de la sanguinaria represión de los carabineros.

Y la recuerdo más, cuando siendo ella diputada y partidaria del gobierno de la señora Bachelet, tuvo la mala fortuna de volver a ver, como este vez en su gobierno, los carabineros atacaban con la misma fiereza y saña, a los estudiantes que protestaban ahora por lo mismo que ella protestó.

Piñera, el presidente ultraderechista a quien sustituyó Boric, con los votos de una mayoría izquierda, democrática y popular que se había cansado entre tantas cosas, particularmente de las crueldades de los carabineros, permitió a ese cuerpo lleno de sádicos, no sólo usar balas de balín, sino el disparar directo a los ojos de los manifestantes. Es cuantioso el número de ciudadanos chilenos que perdieron uno o los ojos por aquellos disparos hechos calculadamente y a mansalva, con premeditación y sadismo.

Telemundo, para el 13 de noviembre del 2919, reportó desde un hospital, el siguiente texto "El número de traumas severos es impresionante. Llevo 15 años trabajando en este hospital y nunca había visto nada igual", reconoce a Efe la oftalmóloga Rosa Valsec tras sacarle un balín incrustado en el lacrimal a otro joven con un diagnóstico de "estallido del globo ocular".

"Los proyectiles impactan "con mucha fuerza", posiblemente por la corta distancia a la que son disparados, y generan una "brutal" destrucción: "Muchos pacientes van a necesitar cuatro o cinco operaciones y rehabilitación intensa porque cuando se pierde un ojo hay que reaprender las distancias y la orientación espacial", lamentó la doctora".

https://www.telemundo47.com/noticias/carabineros-les-disparan-a-los-ojos-de-manifestantes-represion-chile-protestas/1961588/

Una de las cosas que esperábamos como de manera obvia, es que un gobierno decente que emergiera dada la debilidad y decadencia de Piñera, disolviese ese cuerpo formado para perseguir con saña y crueldad toda manifestación de inconformidad que emerja del pueblo chileno.

Es como indelicado por decir lo menos, que Boric salga a defender al cuerpo de carabineros, sin importar quién lo haya aludido, con un discurso que lo desdice a él mismo e intenta llenar de dignidad, lo que nunca nadie podrá lograr, a una legión de represores sanguinarios y sobre todo contra todos aquellos que levanten cualquier bandera en favor de los derechos populares en Chile.

Al margen de lo pusiera ser el gobierno de Ortega, es indigno e indignante que Boric salga en defensa y cubrir de dignidad al cuerpo más represivo y sanguinario que ha existido en toda la historia de América Latina. Eso es más que vergonzoso.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1508 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com      @elidamas

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: