La Cumbre Celac-Comunidad Europea

Desde un principio la Comunidad Europea-CE intentó incluir en las conclusiones de la declaración final de su encuentro con los países de América latina asociados en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC, constituida en el 2010, un apoyo a Ucrania en la guerra que mantiene con Rusia.

Esa estratagema no pasó, fue desbaratada desde el principio por los cancilleres de algunos países que conforman la organización latinoamericana y percibida como una manipulación que pretendía utilizar la cumbre para darle un espaldarazo a Ucrania en desmedro de la Federación de Rusia y, en consecuencia, colocar en un segundo plano los intereses de los países de la CELAC.

Ciertamente en esa cumbre la "jungla" derrotó al "jardín", en otros términos América latina derrotó a la Europa de Borrell y de demás líderes de la CE. Aquí valga considerar la metáfora supremacista de dominación imperialista expresada en una parte del discurso de Josep Borrell, disertado en la sede de la fundación Carlos Amberes de Madrid, en octubre de 2022, donde deslizó el pensamiento colonialista de la "vieja Europa" hacia américa latina y África, cito:

"LOS EUROPEOS HEMOS CONSTRUIDO UN JARDÍN (…), SOMOS LA MEJOR COMBINACIÓN QUE LA HUMANIDAD HA SIDO CAPAZ DE CREAR, DE LIBERTAD POLÍTICA, PROGRESO ECONÓMICO Y COHESIÓN SOCIAL. NADIE LO HA HECHO MEJOR QUE NOSOTROS. PERO, FUERA DE NUESTRO JARDÍN ESTÁ LA JUNGLA, UNA JUNGLA BASTANTE POCO HABITABLE…"

Como se desprende de ese discurso la CE defenderá sus privilegios, no renunciará tan fácilmente a lo conquistado en África y América latina, a su pensamiento neocolonial. Todo discurso que construyen de amistad, solidaridad y cooperación debe ser bien descifrado con el objeto de detectar sus intenciones de dominación. Analizarlo y desentramar será cuestión de otros comentarios.

Ahora bien, regresando al tema de este editorial, se puede señalar que la oferta de 45 mil millones de Euros hasta el 2027 para la economía de los países participantes, prometidos el primer día de esa cumbre por la representante de la Comisión Europea Úrsula Von Der Leyen, era una carnada para alinear a los países de la CELAC en un apoyo de consenso no sólo para admitir la presencia de Zelenski, sino para redactar un acuerdo que lograra un respaldo a Ucrania en el conflicto militar con Rusia.

En resumen, los países de América latina jugaron a cuadro cerrado con una posición común y, en consecuencia, no hubo consenso en la declaración final. Como se estila y se sabe, en ese tipo de cumbres las declaraciones finales en la práctica sólo tienen valor y vigencia cuando son aprobadas y logran la aquiescencia o el beneplácito de todos los participantes y como se conoció el día 18 de julio el canciller Denis Moncada desmintió al Presidente de la CE Charles Michel al afirmar, que "NICARAGUA NO FIRMÓ, APROBÓ NI ACOMPAÑÓ LO QUE HOY FUE ANUNCIADO, POMPOSA Y MENTIROSAMENTE, COMO DECLARACIÓN DE CONSENSO DE LA III CUMBRE CELAC-UNIÓN EUROPEA".

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 908 veces.



Carlos Mezones


Visite el perfil de Carlos Mezones para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Mezones

Carlos Mezones

Más artículos de este autor