Siguen las bofetadas contra EEUU

"Cuando los hombres construyen sobre falsos cimientos, cuanto más construyan, mayor será la ruina"

(Thomas Hobbes)

El viernes, 21/04/2023, se publicó, por este portal, un artículo de mi autoría, titulado "Bofetadas para EE. UU", donde hicimos referencia a algunas de las bofetadas que este país está recibiendo por todos lados, en particular de sus aliados incondicionales.

Hoy queremos agregar otras recientes bofetadas.

Primera bofetada.

Uno de los países más incondicionales a la política gringa, de Oriente Próximo, situado en la península de Arabia, Emiratos Árabes Unidos (EAU), cuál sorpresa. anuncia que abandona las Fuerzas Marítimas Combinadas, un grupo de trabajo de 34 naciones que, dicen, trabajar en "seguridad y en la lucha contra el terrorismo y la piratería en las áreas del mar Rojo y el Golfo Pérsico",

Sus gobernantes, que no practican preciosamente el respeto a los derechos humanos, son muy ricos y han asegurado que está comprometida con el diálogo y la diplomacia para promover la seguridad y la estabilidad de la región y garantizar la seguridad de la navegación en sus mares de acuerdo con el derecho internacional.

Recordemos que Catar, Arabia Saudí, Kuwait y Baréin son algunos socios regionales de las Fuerzas Marítimas Combinadas que junto con la Quinta Flota y el Comando Central de la Marina de EE.UU. tiene su sede en Baréin. Australia, Estados Unidos y el Reino Unido, entre otros países que integran el grupo naval, han desplegado aviones, buques y personal en el territorio bareiní.

Este anuncio llega mientras se informa que Abu Dabi se distancia de Washington, con lo cual se convertiría en otro país, después de haberlo hecho Arabia Saudí, en salir de la órbita de EE.UU." en Asia Occidental.

Así que las cosas por esos lares del mundo no marchan bien para EEUU, ya que, luego de que Riad eligió a China para mediar en su acercamiento con Irán, ahora le toca a Abu Dabi en distanciarse de Washington y dejar de seguir a ciegas los dictados de EE.UU.

Segunda bofetada.

Aunque en este caso no se trata de un aliado, también es importante mencionar porque se constituye en una bofetada y muy fuerte, por cierto.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien ha sido acusado por Estados Unidos de "narcoterrorismo" y ha ofrecido 15 millones de dólares a aquel que lo capture y entregue a las autoridades, no sólo viajó a Brasil donde recibió un espaldarazo por parte de Ignacio Lula Da Silva y Venezuela fue conminada a integrarse al grupo de los BRICS, sino que se atrevió a viajar por lo lados del Mar Negro y asistir a la toma de posesión de su homólogo de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. Allí, igualmente, recibió una "calurosa bienvenida", sobre la que Maduro se pronunció es estos términos: "Agradezco la calurosa bienvenida que nos dieron en Türkiye, como pueblos hermanos estamos unidos en la solidaridad y la cooperación con un rumbo fijo: el bienestar compartido de nuestras naciones. ¡Sigamos la marcha!".

Y agregó: "Los mejores deseos y el mayor de los éxitos a nuestro hermano presidente Recep Tayyip Erdoğan en esta nueva etapa de gestión, que sin duda será de desarrollo y prosperidad para Türkiye. Las relaciones bilaterales de nuestros gobiernos continuarán por el camino de la hermandad y la cooperación".

El presidente Maduro calificó de extraordinaria y emotiva la ceremonia de toma de posesión como presidente de la República de Turquía.

No es de menor importancia mencionar que el presidente turco, antes de la segunda vuelta donde fue reelecto, había dicho: "Biden dio la orden de derrocar a Erdogan, lo sé. Todo mi pueblo lo sabe".

Pero, por si esto fuera poco, el presidente Maduro, se trasladó luego a Asia Occidental, arribando a una de las naciones que está dando de mucho hablar en la construcción de una nueva geopolítica. En este caso, se trata de Arabia Saudita. Allí, mantuvo reuniones con el rey y el príncipe heredero, Salman bin Abdulaziz Al Saud y Muhamad bin Salman, calificando de exitosa la agenda de trabajo bilateral con el Reino de Arabia Saudita. También informó que ambos Mandatarios compartieron intereses comunes, a través del diálogo diplomático "por la hermandad de los pueblos".

En otro mensaje, Maduro resaltó la agenda de trabajo internacional, en países amigos, como lo son Türkiye y Arabia Saudita "que ha sido todo un éxito, nos ha permitido establecer puentes sólidos de ayuda mutua e intercambios en áreas estratégicas".

Reiteró el compromiso de avanzar en el trabajo complementario, en las diferentes áreas estratégicas para el beneficio de ambas naciones.

Ya antes había dicho que el gobierno venezolano tiene como objetivo fortalecer las relaciones bilaterales, de hermandad y respeto entre Venezuela y el mundo.

"Sí, es posible un mundo mejor, de encuentro y respeto al derecho soberano de los pueblos a ser libres e independientes, un mundo sin imperios, sin hegemonismos y sin amos. Desde Venezuela apostamos por ese camino".

En el caso de Arabia Saudita debe recordarse que este país ha sido, desde hace décadas, un aliado incondicional de Estados Unidos. Sin embargo, este reino ha estado dándole varias bofetadas a EEUU. El reino árabe ha restablecido en los últimos meses sus relaciones diplomáticas y políticas con la República Islámica de Irán, y con el presidente de Siria, Bashar al-Asad, ambos países objeto de conspiraciones de Washington y sus aliados. En el primer caso, con la mediación de China, y en el segundo, con una participación determinante de Rusia, ambas naciones, por cierto, en la disputa por la hegemonía del mundo con EEUU.

También debe agregarse los acercamientos con Yemen que llevaría al finiquito de una guerra insulsa y que ha generado muertes de gentes inocentes, mientras los "perros de la guerra" gringos han sido los grandes beneficiarios.

La respuesta de Riad ha sido claro. Dicen defender sus intereses nacionales en un mundo cada vez más definido por la competencia entre superpotencias.

Según muchos analistas, el Gobierno de los Al Saud tiene como objetivo reforzar la estabilidad regional y mejorar su imagen, mientras busca inversiones internacionales para enormes proyectos de desarrollo.

En todo caso, podríamos, para finalizar, afirmar que los cachetes estadounidenses están muy morados, porque son muchas y simultáneas las cachetadas, la mayoría de ellos de sus "amigos".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1562 veces.



Franklin González

Doctor en Ciencias Sociales, UCV. Sociólogo, Profesor Titular, Ex Director de la Escuela de Estudios Internacionales de la UCV. Profesor de Postgrado en la UCV, la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela y en el Instituto de Altos Estudios ?Pedro Gual? del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores. Fue embajador en Polonia, Uruguay y Grecia.

 framongonzalez@gmail.com

Visite el perfil de Franklin González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franklin González

Franklin González

Más artículos de este autor