Guerra de Rusia contra Ucrania: La continuidad del despojo

La intervención militar Rusa en territorio de Ucrania comienza en el mes de febrero de 2022 y desde ese momento su presidente Zelensky ha estado al frente de los medios de comunicación y en el campo de guerra, apoyando a sus fuerzas armadas, afirmando reiteradamente que no retrocederán y resistirán con las armas en sus manos. Rusia parece que hizo un cálculo erróneo, al manifestar al principio de su invasión a Ucrania que era cuestión de poco tiempo para lograr sus objetivos y culminar la acción bélica. El tiempo corre y en casi 8 meses de guerra, Ucrania combate a los rusos sin dar muestras de querer capitular.

En el año 2014, el pueblo ucraniano realizó una serie de protestas en contra del presidente Viktor Yanukovich (quien es pro-ruso), por romper los acuerdos comerciales en el año 2013 entre Ucrania y la Unión Europea, por la presión ejercida desde el gobierno ruso, provocando su derrocamiento y de allí se generó el conflicto interno entre pro rusos y pro europeos.

Indiscutiblemente, después de la guerra fría surgida al finalizar la II guerra mundial, la separación de 15 Repúblicas en la década de los 90 fue un gran golpe político a la Unión Soviética, logrando su disolución y debilitando al bloque comunista del este.

Pero las cosas no quedaron allí. En 1997, Rusia, bajo los acuerdos firmados con Ucrania, tenía bases militares en Ucrania, pero bajo un plan silencioso, y antes del discutido referéndum consultivo, Putin ya había concebido el despojo de una parte del territorio de Ucrania y se apoderó de la península de Criméa, utilizando como argumento el referéndum hecho a la población, pero ya la estrategia militar de arrebatarle ese territorio a Ucrania, estaba configurado. En tal sentido el presidente de Rusia Vladimir Putin violentó la soberanía de Ucrania y el derecho internacional.
Sebastopol, la base naval poderosa de Rusia frente al mar negro, está en criméa y ese privilegio geopolítico no lo iba ni lo va a ceder de nuevo a Ucrania. El gigante ruso sabe que ese bastión es sinónimo de poder militar en la zona.

Rusia invadió a Ucrania, por ello, la acción militar de esa potencia euroasiática, tiene el sentido de una confrontación mundial, pues aún cuando Ucrania no pertenece a la OTAN ni es todavía país miembro de la Unión Europea, es un aliado importante respecto a lucha geopolítica ante Rusia. La verdadera causa de la decisión del Kremlin contra Ucrania, es la OTAN.

De ninguna manera se puede aceptar la agresión bárbara rusa contra la nación de Ucrania, es un paso muy peligroso que puede conducir a una tercera guerra internacional pero con el ingrediente atómico que liquidaría a una buena parte de la humanidad.

Hay quienes en sus discursos, solapadamente acusan a la pequeña República de Ucrania de ser la causante de la iniciativa de la comunista Rusia en su obstinación de hacerle la guerra, pero esa narrativa es de la izquierda anacrónica, indolente e injusta que siempre piensa en la forma de descalificar y destruir la sociedad y la economía occidental.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 706 veces.



Orlando Balbás

Prof. en Ciencias Sociales. Magister en gerencia educativa. Jubilado del MPPE.

 orlandobalbas27@gmail.com      @orlandobalbas

Visite el perfil de Orlando Balbás para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: