Adoración del "chayote": lloran enemigos de AMLO por perderlo; otros hacen méritos por tenerlo

1. Periodistas antiguos iban a la casa de quien cultivaba y vendía esa legumbre llamada "chayote" y siempre salían con miles o cientos de miles de pesos que el gobierno entregaba en sobres con una felicitación por su comportamiento. Así nació la costumbre de que periodistas destacados recibieran su "chayote". Los dueños de periódicos, radio, TV, recibían su "chayote disfrazado" de publicidad. ¿Y el pueblo de México que recibía? Las más burdas mentiras, tergiversaciones y manipulaciones, para ponerlos al servicio del poder político y empresarial. Cada sexenio recibió siempre el 99 por ciento de apoyo de los medios de información, sin faltar uno o dos loquitos –medio izquierdistas- que se salían de la línea.

2. Al llegar al gobierno López Obrador –sabiendo que el barco mexicano se hundía por gigantesca corrupción en todos los niveles- buscó limpiar un poco el barco para evitar el desastre. En ningún momento trató de limpiar todo y acabar con la enorme podredumbre, mucho menos dejar que se hunda la nave llena de corrupción para construir otra nueva. Pues a pesar de la tibieza del presidente determinó no dar más "chayotes" multimillonarios a los destacados periodistas e intelectuales que, no solo los recibían sino que pedían más para negocios propios. Estos destacados eran los periodistas López Dóriga, Loret de Mola, Gómez Leyva e intelectuales como Enrique Krauze, Aguilar Camín, Jorge Castañeda.

3. La realidad es que estos personajes, periodistas e intelectuales, no se habrían convertido en enemigos sino fueran críticos radicales del presidente. Seguro que AMLO les seguiría dando "chayote" de menor tamaño; no para incrementar sus millones, pero sí sería una buena lana que evitaría enemistades. Empeora la situación porque frente a los enemigos surgieron "amigos" incondicionales que dedican las 24 horas a halagar al presidente como si fuera su dios y a componerle o justificarle todos los errores para transformarlos en aciertes. No sé si estén recibiendo "chayote", pero por el método de informar cualquiera puede pensar que sí. O sea, periodistas e intelectuales de ambos bandos deben homenajear al rico "chayote".

4. Hace mucho que dejé de comprar periódicos, no escucho la radio ni de casualidad la televisión. Hace mucho que no miro la llamada Mañanera y sólo me informo y escucho música por internet. No resisto ya oír tergiversaciones, ni me dejo engañar con notas que veo y construyo con otras lecturas y experiencias. Decía en dos o tres artículos hace unos años que a los únicos que por hoy miro independientes son a Anabel Hernández y Julio Astillero y algunos de sus invitados; a varios ya los he borrado de mi lista porque no entienden que ser críticos no es defender a AMLO o a sus enemigos. Yo puedo defender el ala izquierda marxista contra el capitalismo, a Fidel Castro o Hugo Chávez contra el imperialismo, pero no sería crítico si no denuncio terribles errores de Fidel, Hugo y otros.

5. Yo he escrito siempre que todos los gobiernos yanquis, los de México, los del mundo, han sido gobiernos capitalistas que han atracado y han hecho más miserables a los trabajadores y, por tanto, deben combatirse hasta acabarlos. En México los gobiernos de Cárdenas, Echeverría y López Obrador, han sido los menos peores, aunque siempre capitalistas. En México y América quizá en 30 años, podremos dejar de ser aplastados por la bota yanqui, pero del capitalismo como sistema de opresión quizá tendremos que esperar 100 años. Por ahora, lo más importante para nuestra liberación, es arrojar por la borda nuestro pensamiento, costumbres, consumos, capitalista, para comenzar a ser nosotros mismos, seres que valen, no marionetas de aparatos de poder.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 373 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: