La columna de Dante

Petro: paz y prosperidad

La victoria histórica de la izquierda en Colombia es una noticia que nos llena de mucho optimismo. Gustavo Petro se convirtió en el primer presidente de izquierda del país y con él se abren un sinfín de oportunidades para los pueblos de Colombia y Venezuela, para América Latina y para el mundo entero.

Para nosotros este triunfo supone la renovación de las relaciones diplomáticas y comerciales con este país hermano, con el que tenemos mucho más que una frontera en común y esperamos poder construir nuevamente un camino positivo, de paz, mutuo respeto, apoyo y prosperidad.

Y no tenemos dudas de que así será. Nuestro presidente Nicolás Maduro informó que ya sostuvo una conversación telefónica con Petro para abordar estos y otros temas importantes. El mandatario colombiano anunció también su intención de abrir las fronteras, restablecer el pleno ejercicio de los derechos humanos en la frontera y además, abaratar los insumos agropecuarios a fin de fortalecer los programas sociales en materia de alimentación en los dos países.

Con esto estaríamos afianzando las relaciones bilaterales, la cooperación entre ambas naciones para impulsar el crecimiento, desarrollo y bienestar de nuestros pueblos. Estaremos dinamizando las áreas políticas, económicas y sociales y esto traerá enormes beneficios para todos. Seguros estamos de que este panorama se repetirá en toda Latinoamérica y nos llena de mucha alegría. Juntos somos más fuertes. Juntos podemos luchar por el bienestar de los nuestros. ¡Vamos a hacerlo!

Petro ha defendido un gran acuerdo nacional para reunir a los partidos políticos de todas las ideologías y así superar los principales problemas que atraviesa el país como lo son la pobreza económica y la división provocada por la guerra interna. Pedimos a Dios que se concrete y tenga éxito por el bien de todos los colombianos. Sin embargo, sabemos que no le tocará fácil. La oligarquía seguro hará de todo para tumbarlo. Cuando comience a gobernar con y para el pueblo recibirá fuertes ataques de los que han gobernado toda la vida a Colombia. Por eso desde acá le deseamos mucha fortaleza y sabiduría. Que nada lo detenga y se mantenga firme en sus objetivos.

Aquí seguiremos apostando al diálogo y al respeto, al trabajo mancomunado, y esperamos que muy pronto iniciemos una agenda en la que podamos llegar a buenos acuerdos para impulsar la productividad en estas dos hermosas y bendecidas naciones. Un fuerte abrazo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 416 veces.



Dante Rivas


Visite el perfil de Dante Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Dante Rivas

Dante Rivas

Más artículos de este autor