Parlamento

La guerra también es mediática

La guerra de la Casa Blanca y sus aliados, en contra del Pueblo ruso, también es mediática. Las corporaciones mediatecas al servicio de un orden mundial unipolar ya derrotaron a la Federación Rusa, en una acción militar especial de defensa de su territorio. Las corporaciones mediatecas al servicio de un orden mundial unipolar, están actuando solo en el teatro de operaciones de la guerra mediática, no tienen contra parte además han colocado a su servicio a: la ONU, la OEA, FMI, OTAN y apoyada por el papa francisco y la estructura del Vaticano, solo se conoce a nivel mediático lo que Occidente planifica y ejecuta que tenga como fin demoler y destruir al pueblo ruso. La Presidenta de la comisión europea, Ursula von der Leyen: ha propuesto prohibir las importaciones del petróleo ruso a los Países del bloque Europeo. Como parte de un sexto paquete de sanciones contra Moscú. De este tenor son las informaciones que publican las corporaciones al servicio de un mundo unipolar.

Lo que no dicen las corporaciones mediáticas al servicio de un mundo unipolar, es como van sustituir la falta del petróleo que surte a la Unión Europea, que viene de la Federación Rusa. No han dicho quién va suministrar a la Unión Europea: 19.228.000, de barriles de petróleo diarios que es el consumo de Europa. Existe un acuerdo de prohibir todo el petróleo ruso en Europa, según lo declarado por la alta funcionaria, ante el Parlamento Europeo, admitiendo que esto no será fácil porque algunos estados miembros dependen en gran medida del petróleo ruso. Nos aseguraremos de eliminar el petróleo ruso, de forma ordenada para maximizar la presión sobre Rusia, minimizando el impacto en nuestras economías. Claro que la medida de la Unión Europea, de no comprar petróleo ruso, no es fácil, es una locura, pero priva la orden de la Casa Blanca, que no es otra que: demoler y destruir al pueblo ruso.

Las sanciones y el embargo en materia de petróleo, tienes sus excepciones como es el caso de: Hungría y Eslovaquia, que dependen casi totalmente del crudo ruso, y permiten comprarles petróleo al país euroasiático en virtud de los contratos existentes hasta finales del 2023. Mientras otra fuente indica que Bulgaria y la República Checa, también podrían solicitar la exención de las sanciones. A su vez, un diplomático europeo advirtió que la concesión de exenciones a uno o dos Estados altamente dependientes podría desencadenar un efecto dominó de demandas de exenciones que socavarían, el embargo, las sanciones y el bloqueo. A simple vista se observa que la política, la táctica y la estrategia de la Unión Europea, no tiene coherencia a los fines de demoler y destruir a la Federación Rusa, como lo pide la Casa Blanca. Existen matices en el seno de la Unión Europea.

Las corporaciones mediáticas al servicio de Occidente han manipulado a la opinión pública mundial, vendiéndole la idea que el problema es el pueblo ruso, y que se justifica su demolición y destrucción y que de nada vale la Seguridad de la Federación Rusa. La suspensión del suministro de petróleo ruso a la Unión Europea, es un asunto sensible y varios Estados miembros del bloque ya han dejado en claro que la medida causaría un daño invaluable a la economía, deteniendo la producción en la mayoría de los sectores.

Europa es el destino de más de la mitad de las exportaciones de crudo y productos derivados del petróleo de Rusia y en general la UE depende de Rusia para el 26 % de sus importaciones. Mientras tanto, Eslovaquia y Hungría son dos países especialmente dependientes de la energía rusa y el año pasado importaron de Rusia el 96 % y el 58 %, respectivamente, de su crudo y productos derivados del petróleo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 348 veces.



Francisco Medina

Abogado. Dirigente político. Exdiputado del Consejo Legislativo del estado Bolívar

 medinafranr@gmail.com

Visite el perfil de Francisco Medina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: