Diario de una Cuarentena: Capítulo Doscientos Once

¿Se abren las anchas alamedas en Chile como lo profetizó Allende?

En las entregas más recientes de esta columna me he permitido disertar sobre el escenario electoral que se avizora para Venezuela para los próximos seis meses como parte de la definición del destino de la Revolución Bolivariana y del país dentro del concierto nacional y geopolítico, y en ocasiones volveré sobre este punto, en la medida en que tenga elementos para ello.

Pero como cuadro y militante revolucionario y socialista, no puedo dejar de expresarme sobre los resultados de los comicios celebrados en Chile ayer y el sábado, a fin de elegir la vocería en la denominada Convención Constituyente, la cual le corresponderá refundar al Estado chileno sobre bases sanas, y terminar de enterrar el modelo pinochetista hecho Constitución durante el año de 1.980 si las cuentas no me fallan.

Con el 69,21% de votos escrutados, así está quedando conformada la Convención Constituyente.

1.- "Vamos por Chile" (38 escaños). Es la derecha (que necesitaba 52 votos para tener poder de veto, 1/3 de los 155). Hasta el momento, no lo estarían teniendo.

2.- Lista del Apruebo" (24 escaños). Es la Ex concertación (de izquierda socialdemócrata pero neoliberal Bachelet-Lagos).

3.- "Apruebo Dignidad" (30 escaños). Es el PC + Frente Amplio (bloque antineoliberal).

4.- "Independientes" (45 escaños). En su mayoría son antineoliberales, pero critican mucho a los partidos políticos y la clase política.

Dichos Independientes son fuerzas políticas o perfiles politizados surgidos con el estallido de octubre 2019.

Se consideran "los de abajo contra los de arriba".

"Escaños Reservados" (17 escaños). Son para pueblos indígenas, dónde el pueblo Mapuche tiene 7 reservados.

De una rápida evaluación de estos resultados, la izquierda triunfa en la elección y en la mayoría de las curules de la Convención Constituyente con 92 escaños de 155 (59,35%) versus el 40% que tendría la derecha en el referido cuerpo colegiado.

Estos resultados nos arrojan unas primeras conclusiones, las cuales serían las siguientes, a mi parecer:

La continuidad del proceso de descontento social en Chile se trasladó a los votos de ayer. Se mostró el descontento y la desconfianza en los partidos políticos que mantenían viva la constitución y la economía pinochetista. El pueblo se envalentonó y les demostró su rechazo. Bajaron su votación desde seudo socialistas a la derecha declarada, pasando por la que se disfraza de centro derecha. La elección de una comunista como alcaldesa de Santiago, capital del país, demuestra el cambio de los votantes, el hecho que la derecha pinochetista no alcanzará el tercio de representantes en la constituyente para frenar cambios fue la puntilla al viejo modelo. Se va finalmente Pinochet del espacio político chileno. Ahora la responsabilidad de cambio lo tienen los constituyentes y el pueblo movilizado. Este triunfo se pagó con ojos cegados.

Entre independientes y la izquierda real pueden hacer los cambios. La seudo izquierda bacheletista está en un espacio en el que apoya los cambios o muestra su verdadera cara y desaparece del escenario político.

Piñera, quien se vio obligado a reconocer la derrota producto de las actuales circunstancias que vive Chile, deja un país arruinado. Así podrá culpar al nuevo gobierno. La estrategia es igual en todas partes.

La democracia cristiana presentó 50 candidatos, sacó 2.

El hartazgo con la institucionalidad vigente se pudo de manifiesto también en la elección de candidatos independientes.

Sin duda una importante victoria electoral para la izquierda y el pueblo chileno en general, y hago votos para que se convierta en una victoria política.

Pudiera decir, sin temor a equivocarme, que la profecía del presidente mártir Salvador Allende Gossens, hecha un 11 de septiembre de 1.973, es decir, de hace un poco más de 48 años, en las que señaló que más temprano que tarde se abrirán las anchas alamedas por donde pueda transitar el hombre libre (y le agregaría la mujer libre también) como que está haciéndose realidad en estos tiempos.

Sin duda que los triunfos electorales de Perú y Chile reconfortan un tanto luego de la dolorosa pérdida de las presidenciales en Ecuador en la segunda vuelta. Pero más temprano que tarde, recuperaremos a ese hermano y meridional país para las justas causas de nuestros pueblos.

Y están en la mira Perú y Colombia.

Porque sobre los pueblos que estaban en tinieblas está brillando de nuevo una gran luz.

¡Alerta, Alerta! ¡Alerta que camina! ¡La espada de Bolívar por América Latina!

¡Bolívar y Chávez Viven! ¡Y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 609 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas