La cola menea al perro: Tensiones en Ucrania

"Las tropas rusas están en Rusia. Las tropas norteamericanas están siendo posicionadas a más de ocho mil kilómetros de Estados Unidos a la puerta de Rusia."

Esta semana, Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania y otras potencias de la OTAN urgieron a Rusia "Desescalar" sus tropas en su propio territorio. En el intertanto, la OTAN, alianza militar dirigida por Estados Unidos, concentra fuerzas militares en la frontera con Rusia y el régimen ucraniano de Kiev abiertamente solicita el apoyo de la OTAN en su agresión contra la población étnica rusa en la región oriental del Donbass de ese país.

Esto es lo que podríamos denominar una clásica situación en que "la cola menea al perro" donde la realidad está detrás del frente, la realidad en que Washington y sus aliados europeos son los responsables de engendrar una grave escalada de las tensiones ocasionadas por las consentidas y temerarias autoridades en Kiev. Pedirle a Moscú que desescale equivale a regañar a un ladrón en acción para que no alumbre su linterna sobre su cara y luego irse a dormir.

En semanas recientes, fuerzas militares bajo las órdenes de Kiev han incrementado las violaciones al enclenque cese del fuego en el conflicto con los separatistas en la Ucrania Oriental (Donbass). El cañoneo contra centros urbanos ha aumentado las preocupaciones en que las autoridades en Kiev están deliberadamente aumentando las tensiones con Rusia poniendo a la población étnica rusa en el Donbass en peligro de una ofensiva. El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, y su gobierno han fallado de manera miserable en la implementación del Acuerdo de Paz de Minsk del año 2015 que obliga a Kiev a conceder autonomía política a la región del Donbass. La región objetó el golpe de estado apoyado por la OTAN en el año 2014 que derrocó a un presidente elegido e implantó un régimen anti Rusia.

https://da-news.info/en/defence-en/ukrainian-armay-shells-dpr-27-times-1n-a-week-basurin-html

La negativa de Kiev de implementar el Acuerdo de Minsk y poner fin a la guerra civil que ya dura siete años, ha sido envalentonada por el consentimiento de Estados Unidos, la Unión Europea y la OTAN todos los cuales le brindan credibilidad a la absurda y cínica narrativa en el sentido que Ucrania está enfrentada a una "agresión rusa."

Durante tres gobiernos Washington ha destinado miles de millones de dólares en armamentos para el régimen de Kiev. La OTAN en repetidas ocasiones ha apoyado la futura membresía de Ucrania en la alianza militar, medida que pondría en dramático peligro la seguridad nacional de Rusia.

Rusia tiene todo el derecho de movilizar sus fuerzas militares en cualquier dirección dentro de sus fronteras como prerrogativa de su defensa nacional. Moscú consistentemente ha señalado que esto no representa una amenaza contra ningún país. Sin embargo, el órgano de prensa CNN y otros han fabricado Informes que pretenden demostrar preparativos militares rusos para invadir Ucrania. Esto mientras entre treinta o cuarenta mil tropas de la OTAN están actualmente llevando a cabo sus denominados "Juegos de Guerra" a lo largo de toda la frontera occidental de Rusia, desde el Mar Báltico hasta el Mar Negro. La realidad al revés asume nuevos niveles en lo absurdo y los líderes occidentales alegan que ellos están "defendiendo" a Ucrania y a otros países europeos de la "Agresión Rusa".

https://www.strateguc-culture.org/news/2021/04/14/cnn-blatant-disinformation-about-russia-ukraine-activity/

Las tropas rusas están en Rusia. Las tropas norteamericanas están siendo posicionadas a más de ocho mil kilómetros del territorio de Estados Unidos a las puertas de Rusia.

Esta semana, dos destructores misilísticos de Estados Unidos fueron asignados para entrar en aguas del Mar Negro a través del Estrecho del Bósforo supuestamente en apoyo de Ucrania. Los navíos norteamericanos, sabiamente, retrocedieron cuando…

https://www.politico.com/news/2021/04/15/us-navy-ukraine-russia-tensions-481897

la flota rusa del Mar Negro lanzó un escuadrón de navíos de guerra para enfrentarlos. Este incidente demuestra cuán precarias se han tornado las relaciones entre estas dos potencias nucleares en medio de crecientes tensiones en Ucrania.

Este semana, el gobierno del presidente Joe Biden anunció una nueva ronda de duras sanciones contra Rusia, incluyendo la expulsión de diez diplomáticos del territorio norteamericano y otras medidas que socavan la capacidad de Rusia para acumular fondos monetarios internacionales a partir de la emisión de bonos soberanos. Por lo menos simbólicamente, las últimas medidas de Estados Unidos marcan un incremento en la guerra económica. Este es el contexto de las crecientes tensiones militares en Ucrania. Las justificaciones para los nuevos asaltos que el Kremlin califica como ilegales y que replicará en proporción, son las acostumbradas y poco convincentes denuncias de parte de Washington sobre las supuestas interferencias en las elecciones, pirateo cibernético y "maligna conducta exterior" con respecto a Ucrania.

https://www,theguardian.com/world/2021/apr/15/joe-bideb-russia-sanctions-election-interferece-hacking?utm_term=5513ab772f6bee13c84e7a4f0229d7f1&utm_campagn=MorningBriefingUK&utm_source=esp&utm_medium=Email&CMP=morningbriefinguk_emai l

De manera un tanto incongruente, Biden dijo que él no desea "escalar" las hostilidades con Rusia. Refiriéndose a una conversación telefónica que él inició a comienzos de esta semana con el presidente Vladimir Putin en la cual invitó a su contraparte ruso a una reunión a solas con el objeto de discutir una gama de preocupantes asuntos. Queda por verse si Moscú aceptará la proposición de Biden para una cumbre a solas.

Pero, una vez más de manera patente, la lógica al revés se plantea de nuevo lo cual resulta despreciable. El lado norteamericano presume de hacer un uso provocativo y perjudicial de las sanciones contra los intereses vitales de Rusia y sin embargo el presidente de Estados Unidos asegura que las medidas son "proporcionadas" y no apuntan hacia una "escalada" de las animosidades.

Los norteamericanos y sus aliados están sufriendo de una grave desconexión sino también de un divorcio con la realidad. Está esgrimiendo sanciones sobre la base de una falta de evidencias sobre la maligna conducta de Rusia, ¿Interferencia Electoral y Pirateo Cibernético? ¿Dónde están las evidencias? Son solo un producto de la imaginación y de la paranoia anti-rusa, cosa que no constituye evidencia.

El consentimiento y el patrocinando al desequilibrado régimen de Kiev cuyos febriles cálculos se basan sobre la incitación a la guerra con Rusia, es una extremadamente grave manifestación de la disociación cognitiva occidental. ¿Biden y otros líderes occidentales van a permitir que la cola menee al perro? Si lo hacen, sobrevendrá un desastre.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo

serán bienvenidos en www.strategic-culture.org

Editorial Traducción desde el inglés

Strategic Culture Foundation por Sergio R. Anacona

http://www.strategic-culure.org








 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 581 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter