Desafíos en el mundo actual frente al covid-19-20-21 y el nuevo orden global

Pese a su intempestiva aparición para Occidente, el virus como un redivivo emperador oriental se desplegó con toda la potencia que implica frente al resto del mundo, tan agresivo que en su acometida paralizó la economía ya decadente invadiendo todas las fronteras en el planeta Tierra. Y con su embestida hizo fracasar industrias, empresas y consorcios en todos los continentes, incluso tuvo la capacidad de derrocar a cabezas de Estado, caso de Trump, que, con todo y sus yanquis, salió por la puerta trasera de la historia de los Estados Unidos. Las opiniones de legos y expertos sobre los temas políticos, económicos, sociales e ideológicos, así como los culturales y civilizatorios, a merced del supuestamente fugado coronavirus de un laboratorio, por lo que se presume de su previa existencia, lo que abrió muchas interrogantes, que hasta ahora, y como suele ocurrir en la era de la información, de la comunicación y de la tecnología y los medios masivos de difusión, esperan por que se aclaren los hechos, y se determinen las responsabilidades, que se responda por las víctimas, las pérdidas humanas y materiales; agregándole más leña al fuego que consume aceleradamente las últimas reservas que existen en el planeta para la especie humana, por lo menos para ese 99% sentado sobre un péndulo que oscila entre dos amos.

Que si salió de un laboratorio en Wuhan (China), unas semanas después de la visita de oficiales norteamericanos a unas instalaciones que asistían a unos intercambios en materia de bioseguridad y otros temas. Además de las tensiones debido a espionaje en los EEUU, supuestamente por parte de la empresa tecnológica multinacional china Huawei ubicada en Shenzhen, y en medio de una intempestiva propaganda sobre la acelerada campaña publicitaria y la instalación de la tecnología 5G. Esta gigante económica y tecnológico asiático, llevó al paroxismo a las corporaciones y aliados de la primera potencia mundial, a la que el dragón le está rondando la cueva. Daños directos a las principales bolsas de valores del mundo y las finanzas, además de los daños colaterales. Sin embargo, la prioridad se estableció por el llamado de atención a todos los gobiernos del mundo, al dispararse las alarmas debido a la amenaza indiscriminada frente al enemigo número uno de la humanidad, por un atacante invisible, con capacidad de multiplicarse en tan solo horas, más letal que varios atentados terroristas a la vez, y sin que tenga la capacidad de asumir la autoría, si está dotado de una memoria que le permite químicamente activarse y replicarse en sus víctimas, en las que se hospedan sin ninguna invitación.

Sin duda los estragos causados por el coronavirus son de proporciones catastróficas, de magnitud y proporciones que rápidamente se ha expandido con alcances inusitados debido a múltiples variables, las principales las condiciones climáticas y las medidas sanitarias eficaces como respuesta a las calamidades pandémicas. La compleja amenaza y la imposibilidad hasta ahora de detectarla con mayor prontitud, demanda de especialistas del área, capaces de lograr algún mecanismo para poder conocer donde se encuentra, a través de gafas especiales o algún compuesto químico que se esparza en el ambiente, especie de espray, para distinguirlo entre otros, suena descabellado, pero no lo es tanto si se piensa que esta amenaza será de larga duración, y creo que se incrementarán en el tiempo, puesto que surgirán otros a medida que avanza el deshielo de los polos. Entonces, de esto dependerá que volvamos a una cierta normalidad, nada comparada con las que podríamos imaginar, ya que nada será como antes, nuestra existencia luce nada halagadora, y lo factible de momento son las acciones ortodoxas que se practican; procedimientos que se operan sobre la marcha, la producción de vacunas, de las cuales hemos sabido de resultados nefastos para los vacunados. La inmunización es otro elemento a tener en cuenta, dado que su efectividad no ha sido probada ante las variantes y mutaciones del virus que ya son como tres o cuatro hasta el momento, que hay que agregarle a las cepas que surgieron hace ya más de una década, una labor que requiere de alternativas más viables que garanticen soluciones permanentes. De hecho, se requiere del esfuerzo mancomunado, y no como ha sido hasta ahora, bajo el mismo esquema de competencia y uso de los medicamentos en base a la búsqueda del lucro, del capitalismo salvaje y la riqueza que debe generarle a las farmacéuticas y laboratorios del ramo.

El número de nuevos contagios y el aumento de los casos en los meses que van del 2021, muestra que lejos de avanzar en su erradicación, no se logra atenuar la pandemia en lo inmediato. Las medidas unilaterales y coercitivas con las que hemos sido sancionados en Venezuela por parte de las sucesivas administraciones desde el imperialismo y sus lacayos, es decir desde los gobiernos demócratas y republicanos, controlados por las corporaciones, llámese Pentágono, Industrias Armamentistas, la CIA, ENSA, y emporios y monopolios tecnológicos y científicos al servicio de tales monstruos, en los EE.UU, la CE, así como instancias y organismos internacionales sumisos ante las coimas que cancelan los dueños y representantes de lo que genéricamente se ha dado en llamar: Nuevo Orden Global. Al respecto se cumplen puntualmente los planes en ejecución anunciados por las cabezas visibles del capitalismo mundial, en las vocerías del Banco Federal Mundial, del FMI, a quienes las vetustas estructuras institucionales que se iniciaron por el siglo XI, han participado con la instauración del pensamiento burgués en ristre, y que al sol de hoy está lanzando sus últimos zarpazos, antes del colapso final en este siglo.

Asistimos pues a la grave y delicada situación actual que comparativamente se asemeja a los momentos de fin de una era y el comienzo de la siguiente, no sin antes haber mostrado en cada una de sus épocas continuas, el ascenso y la caída de sus respectivos paradigmas, que no han hecho sino mantener con altas limitaciones la concentración del poder y el mantenimiento del control sobre la población mundial, sobre todo la de los explotados bajo los explotadores, dinámica y dialéctica correspondiente en los tiempos que corren desde los siglos postreros. Sabemos en detalle como ha sido el comportamiento desde Europa, con los cambios y revoluciones por las que para bien y para mal, hemos sido testigos activos o pasivos de tales ideas puestas en boga, que han estado fluctuando en su trayecto histórico, con sus cursos y recursos, esas sincronicidades expuestas por otros pensadores desde sus campos de conocimiento de la entera humanidad, donde los pocos que son privilegiados, a fuerza de mentir, engañar y manipular a sus semejantes, han obtenido por enajenación, la acumulación y el atesoramiento esquilmado del resto de los pueblos sometidos, despojados, diezmados, aniquilados, subvirtiendo el curso natural de las cosas que atañen a todos los seres vivos; incluyendo a los no humanos, que todavía intervienen en apoyo o contra de los ancestrales habitantes o residentes del planeta; siendo propios o extraños. Es la condición ante la cual nos exponemos en la actualidad, cuando lo que está en peligro es la existencia del sujeto en este contexto.

El balance desde 2019, a poco de activarse por la OMS, Es actualmente el enemigo público número uno en el entero planeta, y huésped invasivo en los seres humanos, sin que lo detengan barreras sociales, políticas, económicas ni ideológicas o culturales. Aun bajo amenaza de asedio y presiones de todo tipo por parte de la mayor potencia bélica del planeta, siendo contradictoriamente la democracia más sólida y longeva en los últimos dos siglos, es el escenario más golpeado por el Covid-19, 20 y 21, que ya se ha mostrado sus variantes en sus mutaciones. "La respuesta del Estado venezolano para evitar la emergencia sanitaria fue temprana, aunque ortodoxa, pues la cuarentena ha sido la fórmula magistral, con acciones cuyos contenidos, que podemos caracterizar en palabras de Gonzalo Basile (2021); como «experimentales, ambiguos, empíricos, individualizantes, higienizantes, biomedicalizados, microbiologizadas, totalizantes, excepcionalmente securitizados»" Gonzalo Basile (2021).

En Venezuela no se ignoró ni un segundo la alerta epidemiológica, en su lugar aplicó el distanciamiento social, estableció barreras en todos los ámbitos de movilidad y restringió la circulación a nivel nacional, con las excepciones de cada caso, haciéndole frente a las necesidades prioritarias para solventar la prestación de los servicios desde las gestiones del ejecutivo nacional, y las responsabilidades de los encargados de cada uno de los estados, ciudades y municipios; donde las comunidades, la migración y la emigración, se mantuvo con la región y el mundo en general, aunque de forma mucho más restringida debido a la virulencia del coronavirus. La cuarentena radical al principio, se hizo intermitente, y algunas medidas ortodoxas, han dado buenos resultados, que favorecieron a la población. Sin embargo, las medidas frente a las nuevas cepas o mutaciones del virus, trae como consecuencia una nueva emergencia sanitaria, dado el repunte de los contagios en Brasil. El Sistema Nacional de Salud Pública, atendió en un 98% los casos diagnosticados. Los indicadores arrojan al día de hoy las siguientes cifras: alrededor de 144.000 víctimas contagiadas (21 por c/100 mil habitantes), 1400 decesos (133 por millón de hab). Aventajamos a varios países de la región y del mundo, donde es un severo y angustiante drama para sus poblaciones, como los casos de Brasil y Colombia en nuestras fronteras sur y sur occidental.

El diagnóstico no exhaustivo, dado la falta de escrutinio reales entre los contagiados a nivel global, que superan los 117 millones para Covid-19; y más de 2,6 millones de fallecidos (sin que se disponga de mayores datos precisos de las causas de muerte). a propósito de este año de vida en pandemia. Consciente de lo limitado de este espacio, aporto cuatro elementos claves.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 411 veces.



Franco Orlando


Visite el perfil de Franco Orlando para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franco Orlando

Franco Orlando

Más artículos de este autor


Notas relacionadas