Entre bloqueos y abismos: soliloquio global

A los europeos de mediados del Siglo XV, el MUNDO SE LE PUSO MUY CHIQUITO. Los turcos otomanos avanzaron inclementes sobre Constantinopla, mientras tanto, dicen algunos (habladores de gamelote), la clase dirigente discutía sobre el sexo de los Ángeles, bueno, el resultado sería que la Catedral Ortodoxa Santa Sofía, a partir de allí sería Mezquita.

Pero había algo más que la voltereta radical religiosa; donde los cristianos ortodoxos tuvieron que irse a otros territorios, y, los otomanos instalaban, su pueblo y creencias en tan estratégico lugar. Durante siglos las potencias marítimas de Venecia y Génova entre otras, habían estado fleteando mercaderías desde los puertos mediterráneos del Asia Menor a Europa; en un complejo e intenso sistema comercial relacionado con el Extremo Oriente, lejano confín de donde partían las caravanas, que por diversos caminos llegaban a estos destinos portuarios, alguien lo identificó, como la RUTA DE LA SEDA, seguramente por esta exquisita tela, de origen tan curioso y cuasi secreto,(gusano-morera-sabiduría artesanal) muy apreciada en el Occidente.

Pero los Otomanos, tenían su propia visión e intereses político-económico-religiosos, y no estaban para confusiones y guachafitas, muchos reconcomios tenían, desencuentros demasiados. Las cruzadas y otras razones pendientes, los llevaron entonces a tomar decisiones que terminaron en un inmenso BLOQUEO a La Ruta de la Seda. A partir de esa drástica decisión, los europeos, dijéramos hoy "perdieron calidad de vida" o en lenguaje popular se les puso "la troja alta". Ese tapón comercial, llevó a una verdadera eclosión en el quehacer marítimo, dejando desempleados a unos cuantos navegantes, y a Europa en la penuria.

Entre esos navegantes, con "barcos parados y sin flete" andaba el "genovés" Cristóforo Colombo, tratando de inventar algo, puesto que la situación social, económica, política, psicológica, e individual (Diríamos hoy geo-política) exigía buscar soluciones, emprendimientos audaces, y esto pasaba por explorar, conseguir nuevos caminos y proveedores. Sin embargo, todo esto chocaba con gigantescos obstáculos, desde la falta de recursos, hasta la existencia de ciertas teorías influyentes, como la topografía cristiana que concebía al Mundo "plano y rectangular"; que llevaba a algunos a pensar que después de las Canarias límite del mundo conocido, y más allá, al final de esa inmensa mole de agua, el Océano Tenebroso (Atlántico) terminaba el plano y había un gran ABISMO… Esas ideas daban tantas vueltas en la cabeza de Cristóbal, que terminaron dándole redondez a la figura, claro, ayudadito por las viejas teorías del mundo antiguo, entre ellas las de Eratóstenes ý la esfericidad, que no le eran ajenas, que además circulaban entre los cosmógrafos de la época.

Entonces tenemos, que hace más de cinco siglos la historia nos ofrece la experiencia del BLOQUEO IMPERIAL OTOMANO, y el ABISMO; también el inicio de la AVENTURA del NUEVO MUNDO. Aquel achicado espacio europeo, se expandió de tal manera que llevó a Carlos V a alardear de que en sus territorios jamás se ponía el Sol.

Hoy en el Siglo XXI, la cuestión ha cambiado, se acepta que el planeta atiende más a la esfericidad que a otras figuras, y además se mueve en varias direcciones, sólo que ahora, ante tantos acontecimientos que percibimos en tiempo real que nos abruman, nos hace preguntarnos, si, esta enorme dimensión acuática y terráquea donde ahora navegamos toda una humanidad. ¿También, otra vez, como hace más de cinco siglos se está poniendo chiquita? ¿Estamos ante otro ABISMO?

En estos tiempos hemos visto el fenómeno de la fracturación y surgimiento de archipiélagos de hielos en los casquetes polares, se ha advertido sobre el crecimiento de los mares, y de futuros cambios radicales en el paisaje costero como consecuencia del deshielo, y todo ello con alta incidencia en el clima y la agricultura mundiales.

Los ríos son seres vivos que se protegen ocultándose, no es casualidad que en amplios lugares de Europa, las pequeñas corrientes de agua no existen a la vista, en cambio observamos hectáreas y hectáreas de tierras aradas o sembradas, pero las aguas para el riego tienen que buscarla con poderosos equipos en sus escondites en el subsuelo. El rio fósil de agua dulce debajo del desierto del Sahara (Libia) es elocuente. Por cierto, bajo el gobierno de Chávez, una alta funcionaria habló de la posibilidad de que los caraqueños se pudiesen bañar en El Rio Guaire, mediante un gran proyecto de rescate de los riachuelos que profusamente bajaban del Waraira Repano. Seguramente la bien intencionada ciudadana, por razones de ingenuidad u otra cosa, que ella solo sabrá, había visto en algún plano de la Caracas colonial a tales riachuelos, que en este caso, no era que ellos se hubiesen escondido, sino tapados por la voracidad inmobiliaria, que hizo de la apacible ciudad de los Techos Rojos una mega urbe.

Las malas señales ambientales siguen angustiando a la población mundial: miles de pájaros se desploman muertos en varias zonas de los EEUU, fuertes incendios devastan miles de hectáreas en ese país y en diversos lugares del planeta; el pulmón del mundo la Amazonía, no escapa a ello.

A todas estas, Trump, luce muy intranquilo en la Oficina Oval, siente una angustia profunda por la merma en su condición de emperador; pues no admite que los chinos pretendan como en el pasado, reactivar la RUTA DE LA SEDA, poniendo en peligro su hegemonía global. No es fácil la situación del míster Dánger, que con una costosísima flota en todos los océanos, mares, ríos y quebradas, con todo tipo de embarcaciones repletas de misiles y ojivas nucleares, vengan unos "barbaros", que ni blancos son, de extraños ojos rasgados; pretendiendo echarle ese vainón, y como parte de la mala racha, hasta el "patio trasero" no deja de joder.

Sin embargo, no hay que subestimar a Donald, él algo lee, y además cuenta con asesores que le han reafirmado que: emperador que se respete: invade, bombardea, extermina y se coge lo que no es de él. El César manosea el maletín atómico, lo abre, ve los botones sus colores, le provoca tocarlos, pero le corre una vainita por el cuerpo, lo cierra, y entra en una profunda y pentagónica reflexión, --Quién viviera en los tiempos de Truman—Se levanta y se acerca a una enorme esfera y trata de darle vueltas, pero nada, no cede el objeto, rápidamente una diligente asistente le acerca el control remoto y le dice—Presidente, es que ahora el mundo se maneja de otra manera—

Por si faltaba algo, comenzando el año se presentó el corona-virus, y cual emperador Otomano, BLOQUEÓ, y cuasi-paralizó el Mundo, pero ahora, a todo el Mundo. Esta presencia cuyo origen es controversial, y dilemático, sea creatura de laboratorio O hecho natural, el caso es, que ha visibilizado dramáticamente un conjunto de contradicciones y desigualdades en el vivir humano, sobre todo, en las incapacidades y miasmas del poder, económico y político: A pesar del inmenso PIB, Mundial, el déficit sanitario ha sido vergonzosamente descubierto, tanto en las poderosas naciones, como en las repúblicas periféricas afectando en lo fundamental a los grupos y clases sociales más vulnerables.

El Capitalismo, en todas sus fases, como muy bien lo entendieron los clásicos, no se reduce a un sencillo modo de producción, se trata de todo un sistema, que adquiere vida y muta en las sociedades, su fortaleza reside en la manipulación de las contradicciones humanas y en la profundización de las desigualdades. En estos días oí a unos comentaristas en un portal europeo, que el supermillonario Bezos, dueño de Amazon, en junio tenía una fortuna estimada en: $ 170.000 millones, ahora en plena pandemia, en este mismo año llegó a los: $ 200.000 millones. Sabemos que el capitalismo, tiene muy claro su GPS, que las "crisis" son una "ventana de oportunidades". Y si se tiene la facultad de crearlas,(las crisis) entonces "el negocio es redondo".

Ahora pareciera que estamos en la "Feria de los medicamentos". La gran industria de los fármacos, está en su momento estelar. Tantos laboratorios y tanta ciencia en función humanitaria, no deja de ser conmovedor (¿?) Pero la cosa es completa, también se han presentado en el baile, los demagogos, profesionales del embuste y del ocultamiento, que van a terminar culpabilizando al covid-19, de su dejadez y viejos entuertos gubernamentales.

Hay algo, que no se puede ignorar: En el capitalismo anidan severas contradicciones, diríamos que irreversibles, pues es imposible sostener para siempre, este precario vivir humano de hambre, guerras, racismo, y enfermedades, y por otra parte insistir en esa alocada tendencia hacia el exterminio total del planeta. Esta Pandemia universal, va a dejar una economía en el esterero, millones y millones de hombres y mujeres en todo el planeta vamos a estar en presencia de un ABISMO, pero de un gran ABISMO SOCIAL. No se trata solamente de ponerse una vacuna, montarse en el autobús e irse al trabajo ¿Cuál trabajo? ¿Dónde?

Es que acaso creemos que todo va a seguir igual, ¿Qué hacemos? ¿le damos una simple vuelta a la esfera, O a la Política, a la Economía, a la Sociedad y a la Vida ?

LA REVOLUCIÓN ES CULTURAL



Esta nota ha sido leída aproximadamente 471 veces.



Rafael Castro

Productor del Programa Historia Cultura y Sociedad, en Radio Comunitaria Panela 96.9 FM, de San Joaquín, Estado Carabobo/miembro de la Comuna Socialista Carabali

 racasc5@hotmail.com

Visite el perfil de Rafael Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: