Bolivia: ¿golpe de estado o transición a la dictadura del apartheid?

Al hermano indio y camarada Evo Morales y a los pueblos indígenas del continente, dedicamos este primer borrador: hacia octubre, mes de la Resistencia Indígena. Basta del silencio con Bolivia y la postergación[¿indefinida?]de elecciones. ¿O elecciones sin el MAS? Primer Borrador para la discusión desde la acción concreta. 10 septiembre,2020

Más colores que el arcoíris del cielo

LA SEGUNDA FUNDACIÓN DE BOLIVIA

"El 22 de enero de 2002, Evo fue expulsado del Paraíso. O sea: el diputado Morales fue echado del Parlamento. El 22 de enero de 2006, en ese mismo lugar de pomposo aspecto, Evo Morales fue consagrado presidente de Bolivia. O sea: Bolivia empieza a enterarse de que es un país de mayoría indígena. Cuando la expulsión, un diputado indio era más raro que perro verde. Cuatro años después, son muchos los legisladores que mascan coca, milenaria costumbre que estaba prohibida en el sagrado recinto parlamentario." (Eduardo Galeano). Y más adelante apunta:

"Mucho antes de la expulsión de Evo, ya los suyos, los indígenas, habían sido expulsados de la nación oficial. No eran Hijos de Bolivia: eran no más que su mano de obra. Hasta hace poco, los indios no podían votar ni caminar por las veredas de las ciudades". Después señala Galeano:

"Con toda razón, Evo ha dicho en su primer discurso presidencial, que los indios no fueron invitados, en 1825, a la fundación de Bolivia. Esa es también la historia de toda América, incluyendo a los Estados Unidos. Nuestras naciones nacieron mentidas. La Independencia de los países americanos fue desde el principio usurpada por una muy minoritaria minoría. Todas las primeras constituciones sin excepción, dejaron afuera a las mujeres, a los indios, a los negros y a los pobres en general". (Nuevo Sur Sudaca. N°20. Caracas.2006.p.69.)

QUÉ ES UN APARTHEID OCCIDENTAL O UN PUEBLO EUROPEO TRASPLANTADO EN UN TERRITORIO INDÍGENA

Ver nuestro borrador anterior: ¿Qué es el apartheid Estadounidense?

En todo caso se trata de un éxodo inmigratorio masivo de poblaciones europeas a territorios indígenas de otros continentes, en nuestro caso de América o Abya Yala. El caso más notorio son Estados Unidos y Canadá, convirtiendo estos poblamientos angloamericanos en paradigmas de humanidad, en modelos únicos de progreso y desarrollo mediante la descalificación y exterminio progresivo de los poblamientos indígenas ancestralmente existentes. (1).

Al convertir estos modelos en ejemplos vivos de civilización, poblamiento y desarrollo, se comenzó a colocar enclaves de poblamientos europeos en territorios indígenas en diferentes continentes-y en distintos países- en una relación de antagonismo y de vida, totalmente apartada frente a la población mayoritaria. En muchos casos estos enclaves tienen dentro de algunos de nuestros países urbanizaciones amuralladas y herméticas, con modelos de familia endogámicas frente a cualquier tipo de "contaminación" con el supuesto "salvajismo" o "la barbarie". La apertura hacia ciertos tipos de mestizaje tampoco garantiza la superación del modelo de vida apartada y separada: es un sistema de vida, de producción y convivencia de gueto, con apariencia de universalidad. Más hipócrita y perversa aún es la nazi-fascista "Raza Cósmica" de Vasconcelos (Mexico:1924), la otra cara de la moneda de la "raza pura" de Hitler: cara o sello, la misma vaina es. "Raza pura" o "mestizaje a ultranza" para llegar a lo mismo: al blanco, mediante [crisol de razas] mejoramiento y purificación racial.

Del mismo modo, estos enclaves poblacionales penetran de tal forma el Estado Nacional colonial o neocolonial y sus instituciones, civiles, militares, culturales, recreativas, eclesiásticas y espirituales para ponerlas a su servicio como nacionalidades –y clases- privilegiadas frente al resto de la población nativa. Todo ello casi siempre en alianzas con las burguesías criollas, avergonzadas –como dice Darcy Ribeiro- de sus propios orígenes y deseosas de importar maridos de tez blanca para sus hijas.(2)

INSUFICIENCIA DE LAS CIENCIAS EURO-CENTRISTAS PARA INTERPRETAR NUESTRAS REALIDADES

Desde que se presentó el caso de Libia en África y derrocamiento brutal de Gadhafi (2011) y lo que ya venía sucediendo con Haití y Bolivia en los dos últimos siglos -entre otras múltiples problemáticas de nuestro tiempo- sentimos grandes limitaciones y reduccionismos de las ciencias sociales y humanas de Occidente para interpretar y operar sobre las realidades de nuestros países, particularmente de aquellos cuyas especificidades son irreductibles a la hegemonía de una modernidad unilateral, suscrita a todas las modalidades de colonialismo, justificatorias y legitimadoras de todas las formas de conquista, explotación y dominación pseudo-globalizadora, preñada de paso de falsas-universalidades; sustentados estos etnocentrismos patriarcales y racista-clasistas, en las recurrentes teorías lineales del atraso y del progreso…poniendo en peligro la vida del planeta. Pero que al final dan cuenta de los grandes intereses materiales y espirituales del capitalismo occidental contra sus propios pueblos (como lo hemos visto, vivido y sentido al calor de esta pandemia).

AFIRMACIONES Y PREGUNTAS DESCONTEXTUADAS QUE SURGIERON AL CALOR DEL GOLPE EN BOLIVIA

-Sobre Bolivia y el golpe escuchábamos ligerezas con preguntas y afirmaciones como estas, sin dejar de reconocer algunos errores –entre los muchos- que de hecho deben haberse cometido en el proceso y en la coyuntura electoral:

-¿Y por qué Evo renuncio y se entregó sin pelear?

- ¿Quién dijo eso? Evo y el pueblo indio siguen en pie de lucha, hay que recalcarlo.

-¿Y cómo Evo iba a creer en la OEA? La verdad es otra, muy distinta:

- El gobierno de Bolivia de los tiempos del Presidente Evo Morales siempre se enfrentó a la OEA y Almagro con dignidad y al Imperialismo en defensa de su país, de Venezuela, de Unasur y de la CELAC. Esto para no hablar de su consecuencia con el ALBA…y el papel de Choquehuanca en ese organismo.

Otra pregunta al bate:

-¿y por qué no sacó al ejército desde el primer momento? - - No siempre las cosas son como las vemos desde afuera. Los pueblos no son naturalmente violentos o pacíficos; son las condiciones históricas, sociales y ecológicas, las que hacen que se desarrollen actitudes para la guerra o para la lucha pacífica. Aparte de los mapuche de Chile, que vienen de una trayectoria muy guerrera, el mundo andino, desde y antes de los Incas nunca puso el énfasis en lo militar para la organización social, económica y política del Estado y en su concepción del cosmos. Tenían ejércitos, pero buscaban la menor confrontación posible para incorporar otros pueblos al Tawantinsuyo. La disciplina del trabajo descansaba en lo familiar y comunal de los ayllu y en la relación cósmica del poder, buscando en parte una réplica del orden natural (en la organización social y política, articulando los saberes científicos, tecnológicos, artísticos, éticos y espirituales con visión de conjunto). De allí aquello de las pirámides truncadas, sin cúpula: el cosmos no tiene cúpula divorciada de todo el entramado del universo, sino paridad y cuatripartición. Aparte de ello, la situación de ahora, era muy distinta. La correlación de fuerzas-internacionales tampoco era favorable al desmontarse los organismos continentales de la integración con la nueva óptica intercultural y plurinacional (unión manteniendo la integridad, no integración desintegradora o negadora de la existencia propia de los pueblos y culturas indígenas y de algunas minorías como los afrodescendientes, entre otros),, que hacían un contrapeso en una relación de equilibrio interno, rodeada ahora Bolivia de gobiernos y alianzas continentales y extra-continentales adversas y el papel de la penetración de sus Fuerzas Armadas por la Escuela de las Américas y por algunas logias de los fascismos europeos, situación ésta que no viene desde ahora. En las primeras intentonas desestabilizadoras en tiempos de Chávez y Fidel, Evo, Correa, Lula, Daniel Ortega, Kirchner y Cristina, se contaba con un escenario radicalmente distinto. (Las alianzas internas y externas son las claves de la política).

Además no se trata de idealizar sino de buscar paradigmas específicos para entender y comprender otras realidades que no caben en los cánones del positivismo occidental y en el ámbito de unas espiritualidades ya comprometidas desde la conquista con los intereses imperiales y de las castas y clases dominantes nativas; peor aún, después del antropocentrismo renacentista e ilustrado, del reduccionismo y unicidad colonialista de la episteme de la modernidad.

Las insurrecciones de Túpac Amaru y Túpac Katari (1780-81) y con alianzas iniciales bastante inclusivas, movilizaron poderosos ejércitos en lo numérico, pero siempre lo estratégico militar fue su lado débil frente a los ejércitos experimentados de ambos Virreynatos, el de Perú y el de Río de La Plata. Experimentados primero en casi 8 siglos en lucha contra los árabes y luego en 200 años de la conquista de América..

Otra pregunta, entre muchas que tejieron matrices de opinión:

-¿Y en 14 años –por qué- no construyó Evo un ejército propio o no depuró ejército y policía? . Veamos:

- Son preguntas en buena medida fuera de todo contexto histórico y social de Bolivia. Primero, no es lo mismo hacer depuraciones desde dentro, que desde fuera: Evo no es militar. Construir un ejército propio, son palabras mayores, no es tan fácil, como se piensa. En cambio, por otras razones, la venezolana es una revolución pacífica, pero no desarmada. Sin embargo, la derecha siempre negó el derecho a construir aquí una milicia (y se decía que era para sustituir a las fuerzas armadas ya existentes o bien para reprimir al pueblo). Suiza tiene sus milicias desde el siglo XIII y por eso Hitler no pudo invadirla, porque iba a tener un costo político muy grande: fue un factor importante de disuasión de un pueblo pequeño frente al nazismo.

No se entiende tampoco que Evo, García Linera y todo su equipo –con su renuncia- evitaron una guerra civil cruenta., como la han evitado aquí Chávez y Maduro con sendas Constituyentes y golpes continuos e intentos de magnicidio. El primer grito de la extrema derecha en Bolivia fue ¡segunda vuelta o guerra civil! Al final demostraron que no querían tampoco segunda vuelta sino tomar todo el poder por la fuerza, haciendo uso de toda la violencia del sistema, puesta a su servicio. Pero Evo y su equipo evitaron en esa coyuntura la guerra civil y el exterminio (de "los que están demás" en Bolivia). No olvidemos en otro orden la cayapa que se le hizo a Paraguay con la Triple Alianza.(1864-70)

-Si la muerte de Gaitán en Colombia (1948) costó 300.000 muertos y casi 70 años de guerra prolongada, con una paz negociada hoy –todavía- sin pies ni cabeza ¿cuánto hubiese costado la muerte de Evo y el desarrollo de una guerra civil de exterminio de la población originaria y sus descendientes? La derecha fascista anunciaba en voz baja que había que correr el riesgo de 200.000 a 300.000 muertos en las primeras de cambio. No en vano debemos recordar muchas veces que Bolivia y Haití han sido los dos países más inestables del continente. Que además, las guerras étnico-sociales –refrendadas por legitimaciones pseudorreligiosas salvacionistas como en las conquistas occidentales- son todavía más cruentas y cruzadas que los conflictos de clases: porque ese entramado forma parte de la naturaleza de los apartheid sociales y de Estado. Hoy mismo vemos en el apartheid Estadounidense cómo al calor de una pandemia, los conflictos y los resentimientos étnico-sociales y raciales son todavía más terribles, incontrolables y desastrosos que los conflictos sociales, políticos y socioeconómicos más depurados. Aunque lo étnico-racial y los conflictos de clases, nunca operan por separado en las sociedades colonizadas o recolonizadas y en los apartheid de Estados y pueblos europeos trasplantados de castas, clases y estamentos sociales, agriamente racializados en "la naturaleza del escorpión" y en su santificación infra-religiosa (con el perdón del escorpión por tan temeraria comparación).

-Recordemos que la línea maestra del Apartheid imperialista Estado-unidense es jugar al caos total en los países independientes y mucho más si tienen un carácter autóctono, socialista, anti-conquista, no patriarcal y revolucionario. Juegan a destruir los Estado-Nación para imponernos una globalización unilateral a la medida de los calcetines talla única del capitalismo financiero planetario. Nosotros en cambio, propiciamos una globalización desde los pueblos y comunidades, desde los Estado Nación donde podamos ejercer el poder, con los procesos de integración intercultural bolivariana, en sistemas de alianzas con sujetos históricos excluidos, clases y culturas oprimidas; operando desde instancias locales (familia, comunidad, desde el surco, el aula, el taller, la calle y la academia, incluyendo el legado de la era digital: pero sin dejarnos secuestrar el tiempo y la plenitud de vivir por la computadora, el mundo virtual y sus afines, sin dejarnos sustituir la vida por la nada).

- Sobre ejército y policía propia. Debemos recordar que en los países colonizados –casi siempre- los enclaves blancos tienen mayor control de iglesias, policías y ejércitos, que una élite revolucionaria que ha tomado en fecha reciente el poder político (más todavía mediante elecciones). Así ocurrió en el Chile de Allende (1973), donde los enclaves del apartheid hitleriano controlaban el ejército y los carabineros, quienes terminaron dirigiendo las torturas y muertes contra los líderes revolucionarios. (Ver ¿Qué es el apartheid Estadounidense?).. Recordemos que el golpe contra Rafael Correa en Ecuador fue fraguado con la policía. No olvidemos que la policía casi siempre tiene dirección de las fuerzas armadas (y la policía es usada, de entrada para hacer el "trabajo sucio", después las fuerzas armadas entran de lleno, como ocurrió en Bolivia). Recordemos el papel de la policía de Caracas en el golpe de Estado contra Chávez, que fue sobre todo y antes que nada, un golpe mediático. El generalato alzado ya no manejaba tropas: de allí la necesidad de la derecha de usar la poli-Caracas(en manos opositoras). Pero la conformación de las fuerzas armadas de Venezuela es de naturaleza social distinta a la de otros países de la región y el zambo Chávez era además, militar. Aclaremos de paso, que nada produce mayor rechazo en la burguesía venezolana que el retrato de un Bolívar zambo; retratos que fueron retirados con rabia por el propio Henry Ramos Allup cuando la derecha tomó la Asamblea Nacional (llamó "chiquero de cochinos" lo que allí tenía Diosdado Cabello, Presidente saliente de la AN).(). Antes Ramos Allup Presidente entrante de la Asamblea Nacional había dicho: "Es que este Chávez cree que todavía somos indios y que nos va a mantener como monos, con un guayuco sobre los árboles como 2000 años atrás".

El dictador efímero de 48 horas, Carmona Estanga, Presidente de Fedecámaras, disolvió de un plumazo la Constitución Bolivariana y voló el retrato del Libertador del Salón Ayacucho del Palacio de Miraflores. Algo parecido pasó en el Palacio de Gobierno de otros países (Buenos Aires al llegar Macri, trató de borrar todo rastro de peronismo, visto como sinónimo de barbarie. En Bogotá al llegar un Alcalde oligarca, cambió el retrato de un Cacique Indígena por la del conquistador-fundador de la ciudad y con aires de rechazo al Libertador Simón Bolívar, quien reivindicó en su tiempo el nombre indígena de la ciudad). Es parte de la guerra simbólica, como lo hacen hoy los pueblos de Estados Unidos y Europa, derribando las estatuas de conquistadores, esclavistas y fundadores del apartheid. Algo que ocurrió aquí hace algunos años.

BOLIVIA Y HAITÍ, DOS ÍCONOS DE NUESTRA LIBERACION ANCESTRAL EN NUESTRA CONTEMPORANEIDAD

Bolivia y Haití son dos íconos muy importantes de nuestra liberación y por supuesto insoportables para la dominación occidental que se ejerce contra nuestros pueblos. El mito de "la raza superior", sea hispánica, francesa, alemana, holandesa o anglosajona ha perdido sentido y credibilidad ante la demostración histórica de los pueblos originarios de América y los afroamericanos de su plena capacidad para autogobernarse poniendo en alto relieve sus iniciativas políticas y potencialidades creativas. Haití, protagonista de la primera república anti-esclavista (1804). Bolivia hoy, en 14 años del Estado Plurinacional re-fundado por Evo Morales, demostró eficiencia, gobernabilidad y consistencia histórica con un sistema de alianzas cuyo núcleo duro son los pueblos indígenas del campo y la ciudad, como lo diría el Vice-Presidente García Linera; demostró el sentido y vigencia de la matriz colectiva de los pueblos indígenas para poner a caminar una democracia participativa y protagónica, apoyada en la memoria de su propio ancestro tawantinsuyano, en alianza con las izquierdas del continente y del mundo y con las teologías de la liberación. Poniendo de manifiesto la contemporaneidad de todos los tiempos dentro de la plenitud de un presente histórico y social muy específico en la coyuntura de una globalización caricaturesca y cruel, la hegemonía imperialista y los apartheid imperiales del capitalismo de Europa Occidental.

En relación a lo que antes pasó en Libia el 2011 habían sectores – incluso de izquierda – afirmando que allí no había nación o república sino "tribus", lo cual de hecho daba pie para justificar la intervención armada de la OTAN y del Pentágono ( )- En cuanto a Haití fijamos posición en un comentario crítico al libro "Tussain Louverture el más grande guerrero de la diáspora africana", a solicitud de su autor, el hermano y camarada haitiano Louis XVI. (En: ensartaos.com, nuestro comentario). Sobre Bolivia, venimos diciendo desde un principio que no se trata de un golpe de Estado común y corriente sino de una modalidad de transición hacia el Apartheid atendiendo el consenso de Wáshington. Veamos:

1.-Como en Irak "el problema" era Hussein y las "armas químicas", que nunca aparecieron; en Libia el "problema" era Gadafi, así como en Siria es Bassar Al Assad, en Venezuela era Chávez y ahora es Maduro, (mientras en Haití el "problema" era Aristides o en Paraguay era Fernando Lugo, Zelaya en Honduras, Ortega en Nicaragua, en República Dominicana Juan Bosch y en Guatemala Jacobo Arbenz. En Cuba "el problema" era Fidel). Pero, más allá de estos hombres de Estado, el llamado "problema" para el capitalismo occidental sigue en pie: no es problema de hombres sino de sistema, se trata de buscar la superación del capitalismo y en todo caso, la independencia frente al imperio y ante todo tipo de Apartheid, incluyendo los apart heid espirituales o pseudorreligiosos y estéticos; los apartheid intelectuales o del conocimiento, que secuestran las vías espirituales, intelectuales, artísticas y humanas de los pueblos conquistados o colonizados.

En Bolivia, como en Haití y en Libia, el asunto o el problema colonial, requiere de un tratamiento muy específico (como en otro orden lo requiere la cuestión palestina o la muy poco estudiada con ojo clínico "cuestión Venezuela" (el Dorado está aquí y ahora) cuestionada –bloqueada y demonizada- por todo Occidente en el momento histórico actual, como "problema inusual y extraordinario", no sólo para USA sino también para las élites de Europa Occidental y las oligarquías del mundo). Sin embargo hay problemas comunes a todos los pueblos que se plantean su independencia y liberación más allá del colonialismo y del capitalismo. La sola Independencia ya es intolerable para todo imperio y más aún para el imperialismo estado-unidense:

Todos los caminos conducen a la "transición" para arribar al consenso de Washington, mediando el cuento de "la alternabilidad". Después que tumban gobiernos de avanzada y matan o destierran a sus líderes históricos –como en Bolivia hoy- nos encontramos con el descaro y la pretensión en pie, de que "la transición", en nombre de "la alternabilidad" llegó para quedarse"(14 años de Evo y de indios en el poder era mucho tiempo, mucho esperar, mucho escándalo frente al contrapeso de medio milenio de gobierno blanco y esclavista)…Vale decir, la Pachamama y los hijos de la tierra, expulsados para siempre del Palacio de Gobierno[¿?] y "la Biblia" tomada como pretexto para sustituirla por el nuevo Becerro de Oro, hoy encarnado en el Dios dólar y su "idolartría". Es la pretensión extrema de todo régimen colonial y de toda exclusión radical de los pueblos y comunidades originarias. El gobierno de Evo es el primer ensayo hacia un gobierno indígena, plurinacional del continente después de 500 años –y de paso- en alianzas con las izquierdas y el socialismo, sin negar las limitaciones estructurales que impone a estos ensayos, el sistema mundial dominante.() Esto a pesar de las distancias de modelos entre el socialismo de izquierda y los indo-socialismos indígenas de las cuatro direcciones en busca de una relación no-antagónica, de complementariedad o de diálogo abierto (con el cosmos, con esas confederaciones tawantinsuyanas, iroquesas o de los caraca de Guaicaipuro), comunes a todo el continente, como las llama –con bastante acierto y aproximación- el hermano quechua Salvador Palomino Flores.. Pero en el caso de Bolivia además de la alianza entre las ancestralidades de las cuatro direcciones, la alianza con la izquierda, está el reto de una alianza con la nueva Independencia, la República refundada y la herencia integracionista bolivariana, vista esta con el lente intercultural. Quizá por ello el Papa Francisco, con Bolívar y San Martin nos ha convocado a la integración intercultural del continente.() Lo cual significa que la resistencia indígena está en el epicentro de un verdadero diálogo de civilizaciones, de diálogo intercientífico, interreligioso, interartístico, interfilosófico, sin desconocer por ello la realidad opresiva de sociedades de castas, clases y estamentos sociales en sociedades racistas, etnocéntricas, hegemónicas, salvacionistas y patriarcales que impiden el libre desenvolvimiento de la comunicación y fraternidad humana.

PALABRAS CLAVES

"Problema"(indígena, recordemos que Occidente inventó un "problema judío" y después, un "problema palestino":1948, con la fundación del Estado de Israel al servicio del capitalismo occidental);"transición"(¿alternabilidad?)"(), "consenso" (¿de Wáshington?), palabras mágicas, super-puestas y manoseadas por el Pentágono y la OTAN. "Apartheid", cámara oscura, oculta, invisible más allá de la piel aparentemente apolítica y laica de la dominación del capitalismo neoliberal. Más adelante veremos cómo sobre Bolivia –y toda la zona andina- convergen todos los apartheid de la cultura occidental y todos los intereses económicos y sociopolíticos de transnacionales y de los imperios occidentales. Ayer y hoy.

BOLIVIA, TRASFONDO HISTÓRICO-SOCIAL Y CULTURAL DE UN APARTHEID EN MARCHA, CON MIRAS SOBRE LO ANDINO-AMAZÓNICO Y SUDAMERICANO, DONDE VENEZUELA ES EL PECHO DEL CARIBE Y LAS BOCAS DEL ORINOCO TAMBIEN SE BAÑAN EN EL ATLÁNTICO

En verdad es admirable, como el hermano Evo en 14 años con sólo un bachillerato y sin ser economista como yo, pudo enderezar y manejar con acierto la economía boliviana. Rafael Correa, en entrevista a Evo Morales.

Lo que hoy debemos entender es que Evo no es sólo un bachillerato del Occidente colonial y racista. Detrás de Evo está, como lo olfateó Rafael Correa, toda una cultura. Todo Túpac Katari que vuelve hecho millones. Por eso, Evo es –como todo líder-humano, accidental, transitorio, con sus virtudes y defectos: pero clave en este momento crucial de Bolivia, su huella en el camino es la huella ancestral de toda una cultura, de toda una memoria quechua-aymara. Y de algún modo, amazónica.

El caso Bolivia y el derrocamiento del hermano indio y camarada Evo Morales, con balance de muy buen gobierno y esperanzas de futuro en el grueso del pueblo indígena, campesino y de trabajadores urbanos, no puede seguirse analizando desde la perspectiva meramente occidental: "desgaste en 14 años", pase de factura de algunos sectores populares que salieron de la miseria y se "clasemedizaron" al amparo de un gobierno popular, lo que bajó espacio de seguridad para clasificar con amplio margen y suficiente rapidez en primera vuelta, aunque terminó clasificando en primera vuelta con el voto rural más apartado y tardío para el conteo, lo que permitió al Departamento de Estado, a la OEA, la Unión Europea y a la extrema derecha armar su patraña nazi-fascista. Dicho sea de paso, problema bastante común en todos los procesos golpistas contra gobiernos de avanzada en Nuestra América (Venezuela, Argentina, Brasil, Ecuador), procesos de ascensos sociales de sectores populares, que luego "clasemedizados" en la burlesca caricatura ideológica, buscan una falsa identificación con la derecha y sus enemigos históricos, reduciendo el margen de estabilidad – poniendo en peligro la continuidad- de los gobiernos populares: fallan aquí amplitud de miras del escenario contemporáneo global y particular, los procesos de formación ideológica y política, incluso en el mundo del trabajo, en la comunidad como en la fábrica y peor aún en el trabajador digital, sobre todo entre los jóvenes, bloqueando por inducción mediática sus identidades ancestrales y de otros órdenes, en la contextualización de la coyuntura global. Olvidando aquel mandato del Popol Vuh: hay que ver de cerca muchas veces y hay que ver de lejos muchas veces… Por supuesto, siempre hay múltiples elementos en cada lugar y sus factores específicos irreductibles. Esto en cuanto a procesos electorales y manejo de la gobernabilidad en la epidermis de los procesos occidentalizantes a fin de pasar de la democracia meramente representativa a formas de democracia participativa y protagónica al querer traspasar las fronteras ideológicas y políticas del capitalismo neoliberal. Amén de que, donde la derecha pierde, enseguida canta fraude, como lo hace cada rato en Nicaragua y de modo constante en Venezuela. Lo acaba de hacer en Bolivia, poniendo en movimiento ciertas formas de infra-religiosidad ultra-fanática en algunos sectores populares pseudo-evangelizados a lo made-in USA, teniendo como avanzada la movilización de los sectores más europeizados de la élite blanca político- empresarial, comercial, militar y religiosa (fascista y muy religiosa a lo Bolsonaro: el falso mesías protestante)() .Sin embargo, recordemos, que antes de llegar Evo al poder hubo una persecución de la CIA y de la derecha fascista contra obispos y curas de iglesias de base de la teología de la liberación y de algunos pastores protestantes en Bolivia, algo que hoy pasa desapercibido ante el penoso retroceso de las teologías de la liberación en Brasil, Perú, Bolivia, Chile, Ecuador, Colombia, Paraguay, Venezuela y Centroamérica.(Los gobiernos que en Venezuela expulsaron más sacerdotes de avanzada fueron los gobiernos socialcristianos de Rafael Caldera y los que más persiguieron y ampararon los asesinatos de los teólogos y teólogas de la liberación en Centroamérica)…

PERO, VEAMOS BOLIVIA ADENTRO, EN SU ANCESTRALIDAD Y CONTEMPORANEIDAD

Bien, lo que planteamos es la necesidad de no quedarnos en lo más epidérmico de los procesos socio-políticos en un país tan indígena como Bolivia, donde una minoría blanca ha venido oprimiendo por cinco siglos a una determinante mayoría de pueblos y comunidades originarias y su vigorosa indo-descendencia, tanto en el campo como en las ciudades y sus barriadas.

Para 1611, Potosí era una de las ciudades más pobladas de América con 120.000 habitantes. Cerro Rico de Potosí era el mayor productor de plata del mundo: ese rumor recorrió Europa hasta el imperio austríaco; por eso los primeros croatas que llegaron tras los ruidos mineros, los llamaron austríacos, venían con pasaportes del imperio austriaco; luego al formarse Yugoeslavia entraban como yugoeslavos. Volveremos sobre este punto. También hay que decir que la resistencia indígena, armada y cultural, quechua-aymara y amazónica(), comenzó desde los primeros días de la conquista, atravesó los siglos de la colonia, luego la independencia y la república hasta hoy.

Aparte de ello, Bolivia no es sólo un país plurinacional, sino parte fundamental de la espina dorsal de las culturas andinas y amazónicas, en conexión con el Sur de Brasil, con importante trascendencia más abajo (Norte de Argentina y Chile y en vecindad con otro país tan indígena como el Paraguay, país bilingüe del continente, ambos países muy indígenas, enfrentados entre sí por las oligarquías internas en conexión con los imperios europeos, fueron perdiendo salida directa al mar desde el Atlántico al Pacífico ¿será esto casual?. Recordemos que a partir de 1776 se anexó al Virreinato del Río de La Plata, la provincia de Charcas, llamado luego Alto Perú. Todo ello tratando de bloquear el Collasuyo, Sur del Tawantinsuyo, (o el norte de lo que hoy es Argentina y Chile); con repercusiones sobre el proceso de independencia con Bolívar y Sucre: Los caudillismos localistas también sembrando el caos, propiciaron indirectamente la separación de Bolivia del Perú, algo que no estaba inicialmente en los planes integracionistas de Bolívar y Sucre. Pero como acertadamente lo vio el investigador Santos Rodulfo Cortés, lo determinante dentro de la diplomacia bolivariana, en la Creación de Bolivia y su separación de Perú y del Río de la Plata fue la necesidad de maniobra para enfrentar a la Santa Alianza a través del Imperio del Brasil, que conspiraba para retomar todos esos territorios, alegando nuevamente tierras de nadie y vacío jurídico ante la contundente derrota militar del Imperio español en Sudamérica. Esta Santa Alianza que venía operando desde 1815 tenía sus centros imperiales de operaciones en las distantes capitales de Rusia, Austria y Prusia (entente de naciones europeas cristianas, con el compromiso de retomar los territorios que iba perdiendo la corona española y en nuestro caso, desde el Imperio del Brasil después de la batalla de Ayacucho (1824). Esta Santa Alianza envolvía también las viejas pugnas entre la ortodoxia oriental y el catolicismo, retomando el viejo proyecto de la búsqueda de una salida al Atlántico, como ya lo habían logrado con el Pacífico, el Mediterráneo y el Báltico. Lo que explica que esta entente no estuviera liderada por el papa Pio VII y el Vaticano, en opinión de Santos Rodulfo Cortés.

Si Perú conoció el alzamiento de Túpac Amaru (1780), casi simultáneamente el Alto Perú conoció el alzamiento de Túpac Katari(movilizando ejércitos de 40.000 hombres que impuso un bloqueo a la ciudad de La Paz).() Alto Perú, hoy Bolivia, después de la Independencia con Bolívar y Sucre (1825) y una alianza del Sur frente a las apetencias del imperio de Brasil en toda la línea fronteriza con los países bolivarianos y del Río de la Plata. Imperio portugués que trasladó por necesidad su centro de operaciones a Brasil, por causa de la invasión napoleónica; el rey de Portugal, operará desde Brasil, y ejercerá en representación de la Santa Alianza (bajo pretexto "de ayudar a España a reconquistar sus ex_colonias en América"; Brasil se consolidó sobre relaciones de producción esclavistas y apuntalando su expansionismo re-colonizador en aquel momento en que derrotamos a España y sufríamos el desgaste de una guerra prolongada, si bien los pueblos indígenas andinos y amazónicos venían de vivir un revés demográfico de 300 años de conquista y colonia española, y como lo hemos dicho, guerra de Independencia cruenta de 15 años que libró el ejército bolivariano. Es necesario recalcar que si bien el proceso de independencia de Brasil se da después del nuestro, pacíficamente, ello no es por una bondad o concesión del rey de Portugal. Consideramos que 15 años de guerra cruenta afrontados por los ejércitos libertadores de Bolívar y Sucre, y más al sur, por los de San Martín, sumado a la invisible resistencia prolongada de los pueblos indígenas, -pasando por la coyuntura de la invasión napoleónica a Portugal-, contribuyeron a crear las condiciones históricas necesarias para una independencia pacífica de nuestros hermanos brasileños, negociada con el rey de Portugal, pero no así para el desmontaje de una sociedad esencialmente esclavócrata..(Dicho de otra manera, habíamos hecho irreversible el proceso de Independencia de Sudamérica: Sucre se vio obligado a amenazar al imperio del Brasil de avanzar a su interior en una alianza de independencia, con visos anti-esclavista, de persistir en el expansionismo con la Santa Alianza sobre las fronteras de los países bolivarianos independizados. Lo mismo venían haciendo con los países del sur. Por eso, toda esta alianza bolivariana y sanmartiniana amenazaba con tomar el Brasil hasta Río de Janeiro y luego avanzar hacia Lisboa).En los mismos países bolivarianos, la esclavización persistió hasta la primera mitad del siglo XIX y aquí en Venezuela fue necesario afrontar una guerra federal(1859-63),() mientras que la opresión, la esclavitud y el silencio sobre los pueblos originarios pasó por debajo de la mesa (siglo XX y XXI, salvo que en Venezuela, Bolivia y Ecuador se comenzó a abrir el abanico de la inclusión con Chávez, Evo y Correa, y en Brasil un poco con Lula, aunque en Ecuador no se manejaron de la mejor manera –de lado y lado- las contradicciones de la revolución ciudadana con los movimientos indígenas y los pueblos originarios, unido a las injerencias de la embajada americana a través de algunas fachadas de financiamiento manipulador de los movimientos sociales: trabajadores, afros, mujeres, indígenas, entre otros.).() Todavía en pleno siglo XXI, después de la visita del Papa Benedicto XVI a Brasil, Fidel Castro denunciaba la esclavitud indígena en ese país, constatado por la FUNAI (Organismo que manejaba la política indígena, destruido ahora por Bolsonaro para abrir las puertas del Amazonas al agro-negocio neoliberal en una convocatoria al genocidio de los pueblos indígenas).

Después de la Independencia y durante la República, persistió la idea de una América Hispánica a secas, desentendiéndonos de lo iberoamericano, vale decir de Brasil y en otro orden, de Haití; pero sobre todo, de esa gran base común de la indianidad, una y diversa, pluricultural y plurilingüe en múltiples pisos eco sistémicos, sobreponiendo luego el manto de lo "Latinoamericano", con apariencia de mayor inclusividad, pero clausurando –y volviendo invisible- la memoria, herencia y actualidad histórica de los pueblos originarios y de sus descendientes actuales, desde Alaska hasta Tierra del Fuego. …. De paso dejando también sobreentendida pero al mismo tiempo negada, la herencia afroamericana y caribeña plurilingüe, incluso en sus vertientes caribeño-europeas: francesa, inglesa, holandesa y la formación de algunos patuá. Incluso el arawac hablado por los caribes negros. Sigamos con el contexto histórico-geográfico de Bolivia, con una acotación previa sobre Paraguay:

No fue casual tampoco, la Triple-Alianza contra Paraguay(1864-70); un país que aceptó el desafío de asumir un modelo autónomo después de la Independencia, fue bloqueado y ahogado en sangre, muy tempranamente penetrado por los nazi-fascismos europeos-pasando más recientemente por algunas formas de macartismo- en todo el Cono Sur y sur de Brasil con sus dictaduras militares. Recordemos que todos esos intereses materiales y espirituales enfrentaron a Paraguay con su vecino Bolivia.() Veamos:

Que mucho antes, en la guerra con Chile se dejara a Bolivia sin salida al mar (guerra del Pacífico:1879-1884). Luego, en la llamada Guerra del Chaco –o del petróleo-, Bolivia perdió territorio con Paraguay (9 de sept.1932- al 12 de junio.1935). Como parte de la herencia colonial quedaron los problemas inter-fronterizos, siendo los más afectados los pueblos indígenas; especialmente cuando median riquezas mineras, de hidrocarburos, intereses geopolíticos o control de algo tan vital como el acceso al agua –dulce o salada, río o mar- y su relación con el poder, en el decir del arqueólogo Mario Sanoja, observando su relación directa con el colonialismo interno contra los pueblos originarios desde los primeros días de la conquista hasta el presente.(El agua y el poder. Biblioteca de los Consejos Comunales. Caracas: 2007. ).

1903, Bolivia pierde con Brasil el actual Estado del Acre, que había sido ocupado –silenciosamente- por colonos de ese país. Como lo hizo Estados Unidos con México.(el cuento de sostener que las fronteras de un país llegan hasta donde llegan sus habitantes con sus colonias móviles de ocupación territorial). Utiliza la misma fachada de Estados Unidos: Bolivia obligada a vender el Acre a Brasil. Bolívar había planteado el utis possidetis juri, (lo que posees lo seguirás poseyendo) como un mecanismo pacífico para no caer en conflictos inter-fronterizos después de la Independencia y no obstruir los instrumentos de la unión).

1952-1964, una revolución en Bolivia dirigida por Víctor Paz Estenssoro, nacionaliza las minas y promueve la reforma agraria. Impulsa una poda en las fuerzas armadas. Después vendrán ventarrones de golpes de Estado, inestabilidades y estabilidades relativas, continuidad de exclusiones, represiones, esclavizaciones y genocidios indios como la nota constante, tanto en el Altiplano como en el Amazonas. Tampoco fue fácil 14 años atrás la llegada de Evo Morales al poder político. Fue antecedido de una lucha que ya es un poco más conocida. Detrás de una campaña perversa que confundía adrede la coca con "la cocaína" o ser cocalero con "narcotraficante". Así como Colombia es el primer productor de drogas del mundo y Estados Unidos el primer consumidor; pero el narco-estado es Venezuela ¡Qué ironía!

BOLIVIA, PAIS ASEDIADO DESDE AFUERA Y CAMISA DE FUERZA DESDE ADENTRO CONTRA LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

En otras palabras Bolivia es un territorio desde la colonia asediado por el imperio español, con una camisa de fuerza desde adentro contra sus pueblos originarios: quechua-aimaras y las micro-sociedades amazónicas. Esto con el agravante que desde tiempos remotos, antes de los incas incluso, se había creado una relación altamente diferenciada y en muchos aspectos muy desigual entre las macrosociedades del Altiplano y las micro sociedades del Amazonas (diferencias de modelos ecoculturales y particularmente por el peso de las ciudades de las zonas andinas como centros más europeizados de dominación colonial), lo cual va a repercutir en la colonia y la República hasta hoy: vimos la relación tensa entre Santa Cruz de la Sierra y las ciudades de La Paz y El Alto, por ejemplo. Más aún agravado por ciertos enclaves locales de apartheid europeos, como en otros lugares del sur de Chile, de Argentina y del Paraguay, teniendo como modelo la parte más europeizada de Uruguay y la limpieza étnica contra los pueblos indígenas charrúa. Sin embargo, median las luchas y glorias independentistas de Gervasio Artigas en alianzas de un federalismo inter-étnico y con visos clasistas. Hay que señalar la guerra de Argentina contra el expansionismo del imperio del Brasil (1825-1828) . Argentina perdió la provincia Cisplatina, que hoy forma parte de la república del Uruguay (pertenecían al virreinato del Río de La Plata las posesiones españolas de Argentina, Uruguay, Paraguay y Sur de Bolivia). Recordemos el genocidio indígena en redondo en la formación de lo que hoy es Uruguay: el único país de Tierra Firme que no tiene indígenas, motivo de "orgullo" y "valentía" para ciertos nazi-fascistas hoy, racismo visceral de la derecha y de alguna "izquierda" euro centrista, que ha sido combatida por el Frente Amplio. Que de paso Uruguay sirvió en un sentido como tapón o colchón de amortiguamiento frente a las apetencias expansionistas del imperio Brasil en lo que hoy es Argentina hacia el sur geo estratégico, sin olvidar la ocupación inglesa de las estratégicas islas Malvinas(3 de enero de 1833). Es posible que en Bolivia, el imperio del Brasil pudo haber tenido sus ojos puestos para lograr su salida al océano Pacífico. Esto significa que Bolivia también fue vista como un eje geopolítico entre el Pacífico y el Atlántico. Sobre todo, en el fondo, también para impedir que mapuches, quechua-aimaras y guaraní del Paraguay y los tupi-guaraní que atravesaron todo el territorio de Brasil, hicieran causa común contra el colonialismo europeo, restableciendo, creando o ampliando el cordón y redes de convivencia y comercialización Atlántico-Pacífico, andino-amazónico-caribeño y más al sur, hacia Argentina y Chile. Señala el maestro Luis Vitale –nuestro profesor en la UCV, que los mapuches en el siglo XIX rodearon Buenos Aires como un enclave blanco y fue necesaria la intervención de los ejércitos conjuntos de Chile y Argentina para poderlos derrotar: hoy mismo hay un buen cordón de poblamiento mapuche en la frontera argentino-chilena aunque los mapuche mantuvieron en guerra continua casi la integridad de su territorio durante la colonia y por eso fueron vistos como paradigmas de Libertad para Miranda, Bolívar, San Martín y Sucre. En todo caso sería importante investigar las modalidades de información, comunicación y comercialización indígena antes de la llegada del hombre blanco en toda América y el Caribe. Esto sin olvidar que la región andino-amazónica conoció una economía comunal diversa y estable, sustentada por la mayor diversidad agroalimentaria del planeta, pasando por una descomunal diversidad lingüística y por los más variados ecosistemas y pisos ecológicos. El Amazonas tenía una diversidad de peces mayor que el océano Atlántico en la apreciación de algunos especialistas a pesar de ser una zona muy frágil en todo el Escudo de Sudamérica, donde no hay acuíferos, por ser las primeras formaciones del planeta, haciendo bastante complejos los ciclos del agua. Sin embargo el padre Gumilla en El Orinoco Ilustrado, resalta la variedad de peces en nuestro río Padre.

Veamos todas estas potencialidades y el por qué del desmontaje actual de los mecanismos de integración bolivariana, en términos interculturales como lo ha propuesto el Papa Francisco después de la muerte del Comandante Hugo Chávez. Ya en su tiempo (1924) el nazi-fascista mexicano José Vasconcelos y su apología de "la raza cósmica" apuntaba: que quien domine en el futuro el Amazonas, dominará el mundo.

De cualquier forma, es importante destacar, que después de la Independencia, España siguió conspirando con el ala monárquica de las oligarquías locales de todos estos países. Con Inglaterra, Francia y otras potencias europeas, sembrando el caos, la confusión y el terror. Y por supuesto, los Estados Unidos jugando siempre a la desintegración…y el enfrentamiento entre países y pueblos hermanos como lo siguen haciendo hasta hoy.-

¿ES PERTINENTE HABLAR DE TRANSICIÓN HACIA UN APARTHEID EN BOLIVIA?

Vayamos a ejemplos muy vivenciales:

- ¿Cómo llamar el hecho de apalear a los indígenas que pasan con sus vestimentas por las plazas públicas de Bolivia?¿Estamos de regreso a esas formas de intolerancia? Es frecuente el dicho de zapatero a tu zapato y aquello de que la ciudad no es para los indios sino para "la gente" (léase "civilizada" o no apta para "salvajes"). ¿Qué significa el simbolismo de expulsar del Palacio de Gobierno a la Pachamama (la Madre) y poner en su lugar la osamenta de una Biblia convertida en letra muerta? Y la misma Biblia dice que "la Letra Mata".

- ¿Existe algún apartheid separado de la intolerancia racial, étnica, lingüística y por supuesto patriarcal y religiosa?¿Existe un apartheid separado de una sociedad de castas, clases y estamentos?

- ¿Es Bolivia -o puede ser- un pueblo europeo trasplantado al estilo de Estados Unidos y Canadá? ¿Caben en reservaciones las mayorías indígenas e indo-mestizas de Bolivia?¿o hay que matar y desintegrar a ¾ partes o más de la población indígena? Esto sin contar con las minorías afro-descendientes o la misma gente andina o amazónica de otros países. La respuesta de cualquier nazi-fascista que practican y promueven un apartheid en Bolivia sería que debemos quitar del medio lo que obstaculiza la misión del "Pueblo Escogido". ¿La opresión étnica, cultural, lingüística y religiosa, pasando por la explotación económica, social y política es mala allá donde ustedes eran las víctimas y buena aquí en Indo-América donde las víctimas somos los pueblos originarios, sus descendientes actuales y todos los poblamientos posteriores, históricamente arraigados?

-¿Hitler era malo para los judíos, pero los judíos sionistas han de ser buenos para los palestinos y para sus enclaves racistas en otras partes del globo?

- ¿Por qué los judíos anti-sionistas y los mismos árabes, que tienen con ellos un origen semítico común son acusados de "antisemitas" por el sionismo político europeo? ¿no es esto parte de una manipulación para encubrir el apartheid del Estado sionista de Israel?¿Son antisemitas las minorías judías no sionistas que desde Estados Unidos apoyan la causa Palestina? ¿Lo era Einstein que siendo judío no estuvo de acuerdo con la creación del Estado de Israel? Traerá más problemas que soluciones, dijo. Y así fue…

- ¿Por qué una exigua minoría blanca tiene que imponer su hegemonía y negación absoluta a las grandes mayorías nacionales? ¿Por qué "el extranjero" debe ser el nativo en su propia tierra? ¿No es el malinchismo la otra cara de la xenofobia?

- ¿Por qué las iglesias y las religiones occidentales –salvo excepciones- siguen convalidando el racismo, el clasismo y todas estas formas de exclusión humana y social?

- ¿De dónde viene ese extraño cristianismo de la cruz y la espada casado con la conquista y con los apartheid europeos?

- ¿Guarda el cristianismo original alguna comparación de afinidad con cualquier modalidad de apartheid?¿con la inquisición, las cruzadas o la contrarreforma, el fascismo de Hitler, de Mussolini, de Franco o de Oliveira Salazar?¿la bomba de Hiroshima y Nagasaki?¿el macartismo? Y tantos otros fenómenos de la intolerancia y negación del otro.

¿Por qué muchos hermanos europeos que vivieron el fascismo y dos guerras mundiales continúan educando a sus hijos nacidos en este continente en el racismo, la discriminación social, la intolerancia política, convivencial y religiosa? ¿acaso no es todo eso lo que promueve la guerra y el exterminio de poblaciones enteras? ¿No han llegado aquí –ellos mismos- como víctimas y escapando de todas esas guerras, desempleo, miserias y formas de intolerancia política, racial, socioeconómicas, cultural y religiosas? ¿podrá esta pandemia llevarnos a la reflexión personal y colectiva para mejorar la convivencia? Esto sin ignorar y desconocer los intereses materiales y espirituales en juego de castas, clases y estamentos.

- En otro orden de ideas: ¿es posible que minorías europeas que han sufrido en las dos guerras mundiales y entre políticas imperiales la opresión étnico- nacional, la opresión religiosa, de clases, castas y estamentos, puedan hacer lo mismo con los pueblos originarios de este continente?

- ¿Es verdad aquella sentencia de Hegel que la historia enseña que no aprendemos de la historia?¿o se invierten aquí las cartas –al cruzar el océano- con el status de nacionalidades europeas, privilegiadas sobre los pueblos originarios y el resto de la población nativa, incluyendo sus propios hijos y nietos nacidos en América? ¿La historia enseña –al conquistador- que el colonialismo debe jugar a ser eterno?.¿O el golpe en Bolivia juega a la eternidad dictatorial del apartheid europeo contra el pueblo boliviano?

- En definitiva ¿Qué explica hoy cómo esa prepotencia de una supuesta "raza superior" y engreído "pueblo escogido de Dios" para llevarnos a ver como "algo normal" o "natural" el derecho a practicar el exterminio de poblaciones enteras y de la vida como totalidad? ¿Habrá meditación y reflexión al calor de esta pandemia para restablecer la convivencia?

BOLIVIA EN EL OJO DEL HURACÁN DE TODOS LOS APARHEID, DESDE LA CONQUISTA HASTA DEL DERROTADO APARTHEID SUDAFRICANO

-Intentos de querer replicar el fracasado apartheid sudafricano con masivos traslados de población de Rhodesia y Sudáfrica hacia Bolivia con la intención de cambiar la correlación de fuerzas políticas, económicas y sociales para imponer la cultura del apartheid (finales de la década del 70 y comienzo del 80 del siglo XX). Por eso, debemos estar alertas en las movilizaciones de población ya adoctrinadas en el apartheid hacia Bolivia y hacia otras partes del continente. Más con los crecientes desempleos de la pos-pandemia como ocurrió con las crisis económicas de finales del siglo XIX. (Debemos curarnos de la xenofobia, pero también del oculto malinchismo, fundado –como dice Darcy Ribeiro- por el castigo del gentío materno por parte de nuestras clases dirigentes, avergonzadas de sus propios orígenes. Ver nuestro borrador Hugo Chávez y la superación de las 9 vergüenzas del colonizado. Y también: Introducción al Racismo y Endorracismo en Venezuela: Conferencia nuestra. Esc de Trabajo Social.UCV. 1980) …

El Movimiento Indio por la Identidad Nacional MOIIN, antecedente del Consejo Nacional Indio de Venezuela CONIVE, de los cuales fuimos cofundadores en tanto que asesores y en correspondencia con nuestra legítima indo-descendencia, desde Venezuela nos solidarizamos activamente con los pueblos y movimientos indígenas de Bolivia. Entre 1979-80, ya había fracasado el mundialmente repudiado Apartheid de Rhodesia y Sudáfrica y se consolidaba el triunfo de Nelson Mandela, inspirado en las fuentes de Gandhi, el marxismo crítico, la revolución cubana y los movimientos por la descolonización, la independencia y la unidad pan-africana, derrotaron aquel penoso Apartheid, casi en los finales del siglo pasado. Quisieron exportar su crisis hacia nuestra América y enseguida se propusieron meterle a Bolivia unos 300.000 colonos blancos de Rhodesia y Sudáfrica. Pero aún antes, se hablaba del traslado de cifras más pequeñas. Tal vez cualitativamente importantes.

En aquel momento teníamos como buenos aliados en Radio Rumbos a los camaradas Teresita Maniglia y al Zorro. Tenía esa emisora un buen alcance hacia el sur y desde allí hicimos una intensa campaña de solidaridad con el movimiento indígena boliviano. Lo más cumbre es que después de haber derrotado ese proyecto en Bolivia, Ramón Escobar Salom, que había sido Fiscal General de la República en nuestro país, expresó su simpatía por ese tipo de colonos del Apartheid y los reclamaba para Venezuela. ¿Por qué no aprovechamos una migración tan buena –se preguntaba- rechazada por esos ignorantes indios bolivianos? ¿También eran ignorantes Mahatma Gandhi, Libertador de la India, los nativos de Rhodesia y Sudáfrica y el propio Nelson Mandela que derrotaron el apartheid? Le preguntamos en aquel momento. Escobar Salom, para referirse a la migración colombiana y Sudamericana en Venezuela, con su dedo acusador señalaba que estábamos importando subdesarrollo. ¿No llama la atención el rechazo actual de la migración venezolana en los mismos países bolivarianos? Tenía en su cabeza el modelo de los pueblos trasplantados de inmigración europea a imagen y semejanza de Estados Unidos y Canadá. Igual que Alberto Adriani, admirador de Domingo Sarmiento y Juan Bautista Alberdi, quien planteaba que Venezuela para progresar debía adoptar el modelo de poblamiento de Australia (caída y mesa limpia o civilizar es poblar de nuevo, borrar del mapa las poblaciones aborígenes y las históricamente arraigadas).

ENTRE EL VIRREINATO DE PERÚ Y DEL RÍO DE LA PLATA, EL IMPERIO BRASIL, MONROÍSMO, SARMIENTO Y ALBERDI, NAZISMO ALEMÁN, SIONISMO: BOLIVIA, EPICENTRO DE LA SANTA ALIANZA

Hemos abundado suficientemente en nuestro borrador ¿Qué es el apartheid Estadounidense? sobre cómo en Bolivia, desde los primeros días de la conquista (1535) y la resistencia indígena, convergen todos los saqueos de conquista y colonización y los proyectos de apartheid del mundo occidental moderno hasta nuestros días.

-La búsqueda de El Dorado en territorios ricos en minería o con valor geoestratégico para la conquista y colonización, convirtieron desde muy temprano esos espacios en lugares codiciados y objeto de ocupación…

-La creación del virreinato del Río de la Plata y la anexión del sur de lo que hoy es Bolivia (1776). Cuatro años después ocurren los levantamientos de Túpac Amaru en Perú y Túpac Katari en el Alto Perú (lo que hoy es Bolivia) 9 años antes de la revolución francesa. Y en contemporaneidad con el proceso de independencia de Estados Unidos (1776-1783). Esto y después lo que empezó a ocurrir en Haití, puso en apuros a los blancos criollos de Caracas para hacer rápido la Independencia (antes de que nos agarre el caos decían, de las rebeliones andinas, su repercusión en la revuelta de los comuneros, que llegó a Mérida y en los llanos de Casanare de la Capitanía General de Venezuela y en Lagunillas, los indios celebraban el alzamiento del Rey de América, referido a Túpac Amaru). Después ocurre algo peor como las revueltas de esclavizados en el Caribe, en Venezuela y Brasil, que desemboca con la toma del poder en Haití y el fusilamiento de los blancos. Túpac Amaru ya había decretado en su insurrección la abolición de la esclavitud de los negros (16 de noviembre de 1780), proponiendo la pena de muerte para todo español, civil o clérigo que persistiera en tener esclavos negros). Antes había abolido las instituciones esclavistas sobre los indígenas. Una muy inclusiva y amplia alianza, le permitía a Túpac Amaru hablar simultáneamente como el Hijo del Sol y como Hijo del Cielo, manejando ambos discursos sin caer en sincretismos: mantenía un nítido perfil como El Inca, si bien racialmente hablando por la vía materna también era descendiente de Francisco Pizarro, el conquistador de Perú (o sea que aquí no funciona el mito de la ideología mestiza, aquello de que la mezcla de razas cambia la naturaleza del colonizado).

-El imperio del Brasil al servicio de la Santa Alianza, aprovechando, como hemos dicho, la coyuntura del desgaste de una guerra de 15 años y una resistencia y emancipación indígena que hoy tiene más de 500 años. Ver: 500 años de lucha quechua-aymara de Ramiro Rainaga (Wankar), donde construye –desde la perspectiva indígena- toda una consistente cronología histórica: desde los primeros días de la conquista hasta los tiempos actuales. "Tawantinsuyo. Cinco siglos de guerra Qheswaymara contra España". Edit. Nueva Imagen. México. 1981. 375. pp. Ver: La creación de Bolivia y la Santa Alianza. Santos Rodulfo Cortés. Boletín de la Academia Nacional de la Historia. Octubre noviembre diciembre. Caracas. 2001. pp. 109-124.

-Las repercusiones y alcances hasta Bolivia y sur de Brasil, de los proyectos de Pueblos Europeos trasplantados después de la Independencia (Domingo Faustino Sarmiento y Juan Bautista Alberdi mediados del siglo XIX, enfrentado desde Chile por el venezolano Andrés Bello y en otro orden, por José Martí). Bajo la dicotomía civilización o barbarie se proponía crear en la Argentina Los Estados Unidos de la América del Sur (la grosería racista de querer replicar en el Cono Sur el proyecto pitiyanqui, anglo-norteamericano de poblamiento, desconociendo los poblamientos indo-hispánicos realmente existentes. Civilizar es poblar, poblar desde las ciudades. Pero las ciudades concebidas al modelo eurocéntrico y en sus máximas aspiraciones, con poblamiento nórdico, anglosajón como sinónimo de industrialización, progreso, desarrollo o modernización. Todo ello debía pasar por el calco racial anglo-norteamericano. Como me lo decía en el museo Rómulo Raggio de Buenos Aires un descendiente de italianos, muerto de risa y burlándose de Sarmiento: al final, "el tipo" tuvo que conformarse con unos italianitos como mis abuelos, de claros orígenes campesinos. (septiembre:1987). Ocurre que en nuestra conferencia de apertura del Encuentro Interamericano de Pueblos Indígenas en Buenos Aires hice serias alusiones al racismo visceral de Sarmiento, Alberdi y Gutiérrez. En el escenario tenía a un lado a Cecilia (agregada cultural de Pinochet) y a mi izquierda a un militar que era agregado cultural de Stroessner. Así terminé de comprender que la penetración nazi-fascista en el Cono Sur, comenzó muy temprano. En la primera fila del auditorio estaban los mapuche con un gran sentido del humor, que me hicieron soltar las risas como tres veces en la conferencia (aludían en broma a los personajes que tenía de lado y lado). Sin embargo, para mi sorpresa encontré una gran receptividad en el público asistente con la temática "Marco teórico introductorio a la problemática indígena actual". Pinochet le negó a la delegación indígena de Perú que hicieran escala en Santiago de Chile para regresar a Lima. Hemos hecho referencia que en 1968 elegían con todos los honores en Santiago de Chile a Miss Nazi…(y la intelectualidad chilena lo veía como un acto folclórico y hasta humorístico, que se podía permitir una democracia sólida, pero en el golpe contra Allende (1973), el nazifascismo dirigió las torturas y masacres contra los revolucionarios.

-Hemos planteado en otros trabajos anteriores las falsas promesas del nazismo a los indígenas andinos, de restaurar el Tawantinsuyo. Un proyecto demagógico con muchas contradicciones. Porque el eje operativo en el itinerario de Hitler no eran los Andes sino Argentina –Bolivia y Sur de Brasil para ocupar toda Sudamérica hasta Venezuela y las Guayanas. Falsas promesas como estas las hacía el pirata Walter Raleigh a los caribes de nuestra Guayana, prometiéndoles un mejor trato que los españoles por parte de la Reina de Inglaterra si ellos ayudaban a la expulsión de los hispanos. (Ver: Qué es el Apartheid Estadounidense, particularmente hemos recogido algunos datos documentados en una sobreabundancia de notas).

-Cabe resaltar que el nazi-fascismo hizo gala de esta misma demagogia con las nacionalidades oprimidas de Europa Oriental, despertando en muchas de ellas, una simpatía más nacional que ideológica. De igual manera lo hicieron en la post-guerra los Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia con su inclusión excluyente bajo el chaleco salvavidas de un falso Latino-americanismo hasta hoy, reforzado desde México por la Raza Cósmica de Vasconcelos y ensamblados en un panamericanismo huero, sustitutivo del bolivarianismo: incluso, camuflándose en el bolivarianismo, presentado como sinónimo. Inicialmente, Chávez –y el mismo general Alberto Muller Rojas- proponían el nombre de Indoamérica, como identificación primera de lo que Martí llamó Nuestra América. Por eso el Comandante decía desde Brasil: "YO ME SIENTO MÁS INDOAMERICANO Y AFROAMERICANO, QUE HISPANOAMERICANO, QUE IBEROAMERICANO Y QUE LATINOAMERICANO".() Esto es lo correcto: una priorización de identidades, desde los primeros poblamientos originarios de este continente, señalando que de paso, las ideologías de los apartheid han tratado de presentar al indígena americano como un inmigrante más(a pesar de que tenemos 40.000 o 50.000 años en Abya Yala: ideología de la pan-inmigración de los pueblos europeos trasplantados: el cuento de que "todos somos inmigrantes" (¿?), unos llegaron antes otros después, pero "los últimos serán los primeros". Sin embargo, estos últimos encontraron su techo en cada momento histórico: los peregrinos, no son los últimos, son los primeros. Y no todos los que llegaron en el Mayflower eran de primera o los primeros: unos eran de la pomada, blancos, anglosajones y puritanos y otros no. De paso en días pasados Trump planteó que lo deseable para Estados Unidos y su seguridad sería que todos los candidatos a cargos importantes deban ser "norteamericanos por nacimiento". Esto es el colmo de los colmos. Lo cual involucra la negación radical de un pueblo de inmigración europea, de un pueblo europeo trasplantado: negar su naturaleza. Pero si eso es así ¿será que los indígenas de las reservaciones tendrán entonces la prioridad de prioridades como los más originarios en esas tierras?¿o serán sospechosos de terrorismo por ser los verdaderos Padres Fundadores de la Independencia de esos territorios del Norte?¿peligro inusual y extraordinario? Esto lo planteamos en contraste con lo que quiere hacer la clase dominante de Bolivia, después del golpe… Aquí mismo en Venezuela el segundo gobierno de Caldera nos quería meter en el Guárico un enclave sionista de 1OO.000 colonos israelí, bajo pretexto de sembrar arroz. Y a finales de la década del 70 se quería modificar la Constitución del 61 para transferirle el poder político a la inmigración -con pocos años de nacionalizada, mientras los promotores de los apartheid siguen discriminando a sus propios hijos nacidos y criados en Venezuela. El mismo Estado de Israel se tenía pensado, sembrarlo en Argentina. Tanto el nazismo como el sionismo venían con tiempo sembrando enclaves en el Cono Sur. Con sus repercusiones en Bolivia.

Pero sigamos con lo de la denominación de Latinoamérica para nuestra realidad:

Mientras que –por su parte y en este contexto- Latinoamérica sigue invisibilizando a Indoamérica y de paso a Afroamérica, encubiertas en el abanico de apariencia más abierto bajo el nombre genérico de Latinoamérica. Que quizá la denominación Latinoamérica sea más inclusiva en Estados Unidos y Canadá, que niega de raíz lo indígena, luego lo que no es anglosajón: lo afro y también lo latinoamericano, lo asiático, pero también lo latino-europeo (italianos, españoles, portugueses y franceses son "indios sin alma" en USA frente a la hegemonía angloamericana del eco-etno-genocida y epistemicida apartheid Estadounidense). Indoamérica también existe en Norteamérica en el exilio de las Reservaciones Indígenas. En el buche del Apartheid. Pero en Bolivia han estado presentes desde la conquista hasta hoy, enclaves de todos los apartheid del capitalismo occidental.

Dentro de la revolución rusa se comenzó a discutir la cuestión nacional en el marco de la construcción del socialismo, pero siempre la discusión quedaba a medio camino y muy complicada por los intereses en juego de las grandes potencias imperiales, el trauma de la guerra con Hitler donde resistió a sangre y fuego triunfando y salvándonos del nazi fascismo el Ejército Rojo y luego, casi sin respiro, el advenimiento del imperialismo y la expansión imperial de Europa por Asia y África en nombre de una descolonización recolonizadora o la modernización de formas de neo-esclavismo. Además de la larga tradición histórica de las conquistas internas y externas. Mientras que a nosotros nos azotó el imperialismo norteamericano ensangrentando México y todo el mar Caribe y a Filipinas con sus anexiones, llamadas hipócritamente "crecimiento hacia adentro" poniendo en claro el "Destino Manifiesto". Igual que los golpistas en Bolivia, desterraban a la Pachamama en el nombre de Dios.

Hubo Estados en África y Medio Oriente que se declararon revolucionarios, socialistas e islámicos (Egipto, Argelia, Libia, entre otros, que no siempre representaron una garantía de respeto y reconocimiento a lo multi-societario, lo plurinacional y lo plurilingüe: una identidad lingüística más inclusiva como la identidad de la lengua árabe o una identidad religiosa- musulmana –por ejemplo en aquellos casos. El pan-arabismo o lo pan-musulmán, no tenía por qué negar las micro identidades de pueblos, idiomas y culturas minoritarias o mayoritarias incluso, dentro de un país o región multinacional más extensa: una lengua franca, no tiene por qué negar las lenguas o idiomas y culturas o espiritualidades locales, regionales y nacionales). De igual forma lo hispano o lo iberoamericano no tenía por qué negar todo el florecimiento plurinacional, multilingüe y la diversidad espiritual y humana a lo interno de nuestros países y regiones. Por eso no tendrá cabida ningún sueño hermano Evo de "Ciudadanía Universal" sin desmontar las ideologías de conquista imperiales, imperialistas bajo el mito de "pueblos escogidos" o "destino manifiesto". Ese planteamiento pan-jurídico sigue siendo un hijo burgués de la revolución francesa: con su libertad, igualdad y fraternidad para encubrir la dictadura del Occidente capitalista sobre nosotros, consagrar los antagonismos sociales y encubrir bajo el individualismo feroz la lucha de clases, castas y estamentos, rompiendo la matriz colectiva de nuestros pueblos y promoviendo la masificación y pérdida de nuestras personalidades individuales y colectivas. En sociedades de castas, clases, estamentos y de nacionalidades privilegiadas, europeas o europeizadas, sobre los pueblos, países y culturas colonizadas, todo ecumenismo tiene serias limitaciones geo-históricas, culturales y sociales. Esto mismo es el Apartheid en sus diferentes máscaras y presentaciones teatralizadas en los distintos escenarios. El ciudadano es una abstracción, un huérfano de identidades específicas, carente de paridad en su patriarcalismo y por tanto, carente de unidad interna –hombre/mujer- desde el punto de vista de las filosofías indígenas del Buen Vivir.- Por eso debemos reindianizarnos para descolonizarnos, para reencontrar nuestra cuatripartición cósmica, social y espiritual en la búsqueda del equilibrio de la vida. Los llamados Derechos del hombre y del ciudadano, antropocéntricos, individualistas, tuvieron la necesidad de incluir los Derechos de los pueblos, los derechos educativos, nunca separados de los derechos culturales: a la educación intercultural bilingüe. Y finalmente, terminaron reconociendo los derechos del Ambiente. Y por supuesto, los derechos de la Madre Tierra. (La Madre Tierra puede existir sin nosotros, pero nosotros no podemos existir sin ella, replicará Evo en su reclamo histórico).

La no balcanización – o no fragmentación de territorios, pueblos, países y espacios de lucha- dependerá en buena medida, de la capacidad de poder identificar el enemigo histórico común y fundamental y al enemigo o aliado coyuntural, diferenciado del aliado estratégico; cuentan entonces, las correctas alianzas como clave de la paz y la alta política y el no dejarse arrastrar por los intereses de las clases dominantes nativas con los enclaves imperiales e imperialistas y los intereses transnacionales de los diferentes apartheid socioeconómicos, políticos, culturales y pseudo-religiosos. Distinguiendo muy bien lo que es una injerencia extranjera de lo que son nuestros aliados fundamentales contra el imperialismo. Pero también dependerá de la profundidad e intensidad del diálogo de los Estados Nacionales y de los sectores más avanzados de las fuerzas armadas de cada país con los pueblos y comunidades originarias y sus descendientes actuales; así como de la conciencia etnohistórica y de clase de los pueblos y movimientos indígenas de América y del mundo: sin identidad propia no hay vida y continuidad de un proyecto histórico de largo alcance. Es fundamental replantear los términos de las nuevas identidades sin perder sus asideros con las distintas ancestralidades en el diálogo de civilizaciones con pleno sentido de contemporaneidad. En el caso de Bolivia, donde se cruzan los intereses de los más connotados apartheid del mundo moderno es fundamental, desde los movimientos indígenas y demás sujetos históricos de los distintos movimientos populares, resolver progresivamente las viejas contradicciones entre el Altiplano andino y el Amazonas. Esto entendiendo que no siempre la mayor capacidad de resistencia cultural y política, está en las grandes ciudades. Muchas veces está en la selva y en el campo, cosa que muy poco entienden las revoluciones, procesándolo como populismo (muy pro-urbanas en detrimento del campo, hasta ahora). Pero el socialismo busca la reconciliación de la esencia con la existencia, del hombre con la mujer, de la ciudad con el campo y de hombre y mujer en paridad con la Madre Naturaleza. El ´planteamiento comunista de Marx apunta en principio hacia todo esto. Pero algunas de estas cuestiones cardinales ya estaban en el programa histórico de los indo-socialismos. Y por eso pudieron nutrir las utopías europeas.

En Perú, personalmente pude constatar que la gente de la selva amazónica y el conjunto de microsociedades indígenas tienen mayor identidad indígena que la gente de Lima, donde priva la vergüenza étnica y la auto-represión lingüística y cultural de los quechua-hablantes, aymara-hablantes y de otras minorías. También se comprobó que los distintos pueblos indígenas de la Amazonía peruana, no estaban aislados, ni incomunicados entre sí y que fueron capaces de articular redes para la resistencia activa contra las transnacionales, lo cual llevó al gobierno de Alejandro Toledo a acusar al Presidente Hugo Chávez como responsable de aquellos focos de resistencia indígena en plena selva amazónica. Chávez por su parte lo llamó a reflexionar y a no seguir menospreciando la capacidad de lucha de esos pueblos de la selva peruana. Muy recientemente fueron visitados por el Papa Francisco, causando con su presencia grandes molestias al OPUS DEI que controla distintas diócesis y arquidiócesis en Perú.

En Bolivia misma, la identificación mayor con el gobierno indígena de Evo Morales tiene mayor arraigo entre indígenas y campesinos que entre el indio aculturado de las grandes ciudades. No es tampoco verdad que las mejores condiciones para construir un país bilingüe las ofrecía sólo Paraguay con las misiones jesuitas. Toda la zona andina tuvo la posibilidad de ser bilingüe con el quechua. Brasil con el Yeral, de raíz tupi-guaraní. Colombia con el Chibcha. Venezuela con el caraca de Guaicaipuro, de matriz caribe, que se habló por toda la costa desde Puerto Cabello, pasando por el Centro del País, todo el Oriente y la costa oriental pasando por Anzoátegui, Sucre y parte de Monagas, hasta Margarita. Los Andes de Venezuela con el chibcha. El occidente del país –y el Amazonas- con las lenguas arawacas. El Caribe tuvo posibilidad de ser bilingüe con la lengua taína y su matriz arahuaca, la más difundida de todo el continente, incluso mucho más que el quechua. Pero en todas partes se imponía el uni-lingüismo del conquistador de turno: los wayuu, los añu y los caquetío por ejemplo, también son arawacos. La represión lingüística y cultural en Bolivia, debió haber sido muy fuerte, dado que el mismo Presidente Evo Morales no es aymara-hablante y así amplios sectores campesinos y urbanos: siento que le faltó reindianizarse mucho más desde el poder, incluso en su matriz lingüística, que no es sinónimo de fundamentalismo, dogmatismo o sectarismo contra el abanico abierto de las inclusiones, inclusiones que no significan aceptar nuestra negación como pueblos con perfil propio. Igual pasó aquí en la Guayana venezolana, una zona muy indígena, pero muy campesinizada y aculturada, ahora muy urbana, de lo contrario, yo mismo fuera hablante del pemón. El General Manuel Piar después de la Batalla de San Félix o de Chirica 11 abril de 1817 se dirige en un "Mensaje a los indios de Upata y de Tupapuy".() En sentido general debemos agregar que ha existido una tendencia de las macrosociedades y de las grandes religiones monoteístas a absorber, disolver, tratar de negar o invisibilizar a las microsociedades. Antes, durante y después de la conquista europea.

Estas consideraciones últimas son pertinentes por cuanto dan cuenta de como una zona muy indígena -Charcas, Alto Perú o Bolivia- está cruzada por múltiples intereses imperiales que merodean en América o Abya Yala, desde los primeros días de la conquista hasta hoy. Bolivia ha sido otro epicentro de las búsquedas del Dorado: ´plata, oro, estaño, petróleo, gas…y ahora litio, que dio el toque final al golpe, al parecer.. formando mafias de poder político y económico alrededor de la extracción de estos minerales e hidrocarburos, además de enclaves blancos a su alrededor. De allí la importancia de un estudio serio sobre las clases y grupos de poder en Bolivia hoy.. Por eso y otras razones la Pachamama debe abandonar el Palacio de Gobierno y dar paso a "la Biblia" en aquel golpe camino al Apartheid y a una nueva esclavización y exterminio indígena.

ALGUNAS CONSIDERACIONES FINALES

1.-La intención de este borrador sobre el golpe en Bolivia y el tránsito hacia el Apartheid como pretensión de la clase dominante y los imperios europeos, las transnacionales y el imperialismo Estadounidense, no es hacer una investigación sobre el tema sino estimularla en sus distintos actores sociales y políticos, en sus legítimos descendientes actuales y en sus aliados a escala de Sudamérica y del planeta. Esto bajo otra contextualización y otros parámetros teórico-metodológicos, de construcción participativa y protagónica, más allá de las trilladas teorías lineales del atraso y del progreso. El no entender –por ejemplo- que otras civilizaciones han entrado en la historia por unas vías distintas a la rueda, la pólvora, la brújula, el hierro, la imprenta, el arado, conduce a muchos equívocos. O bien a desconocer o vedar sus distintas vías para el conocimiento y la acción concreta, en una relación no antagónica con la naturaleza.

1.1.- Es por ejemplo muy corriente la pregunta de algunos profesores de nuestras universidades: ¿A dónde hubieran llegado los incas de haber conocido el arado? Lo cual supone una gran ignorancia, tanto de los ecosistemas andinos, como de los modelos civilizatorios andinos, antes del Tawantinsuyo, durante el Tawantinsuyo, luego en la resistencia indígena durante la colonia y la república hasta hoy.

Más bien la pregunta habría que formularla de una manera totalmente distinta: ¿Cómo ha sido posible en los Andes la construcción sofisticada de uno de los más diversificados sistemas agrícolas comunales del planeta y tal vez de los más estables y continuos, al margen de la rueda, la brújula, el hierro, la imprenta, la pólvora, el arado y la domesticación del caballo?

1.2.- -¿Cómo fue que la introducción del arado destruyó en buena medida el equilibrio ecológico, la comunidad cósmica y la diversidad agroalimentaria andina?¿Por qué es desconocida hoy esta gran diversidad agroalimentaria indígena hasta para los propios indígenas?

1.4.- -¿Cómo ha podido el ayllu en tanto forma de organización familiar y comunal mantener la matriz colectiva en diversificadas modalidades y en momentos tan distintos de la historia, antes, durante y después de los incas hasta hoy?

2.-La civilización incaica resume y al mismo tiempo expresa una experiencia acumulada de siglos y milenios donde participan y se nutren distintas civilizaciones. Lo que florece en el incanato, no es solamente lo incaico tawantinsuyano. Su clave está en haber aprendido de toda su historia, pero le falta mucho saber lo que ha aprendido y puede aprender mucho más de los pueblos, culturas y civilizaciones amazónicas.

-¿Cómo ha sido posible la continuidad de cierto comunalismo cósmico más allá del Estado colonial o republicano en muchas regiones de Bolivia, Ecuador y Perú? Incluso, manteniendo algunos niveles de autonomía y autogestión comunal frente al mismo Estado, como parte de la resistencia cultural y política del colonizado.

3. En conclusión: -Las civilizaciones incaicas tawantinsuyanas, no constituyen una síntesis que supera globalmente a cada una de las civilizaciones anteriores que la han nutrido en una relación pancrónica; vale decir en un enlace de todos los tiempos de su historia, sin agotar globalmente el aporte de cada una de ellas.. . El Tawantinsuyo supo nutrirse de cada una de estas civilizaciones anteriores del Altiplano andino. No sólo de sus infraestructuras monumentales sino también de la cultura intangible.

3.1.-De allí lo escabroso que representa hablar de "culturas de síntesis" o de "síntesis culturales" para invisibilizar y negar el aporte –incluso la misma existencia- de otros pueblos, culturas o civilizaciones diferentes del pasado y del presente. Los apartheid de ciertas ideologías mestizas apelan casi siempre al recurso de "culturas sincréticas" y cuando no, "culturas de síntesis" (como lo pretenden las llamadas culturas criollas en cada uno de nuestros países). Para Occidente casi siempre es sincrético o sincretizable lo que no cabe en su modelo. Por eso el paso de la "raza pura" de Hitler o del Apartheid Estado Unidense y el "crisol de razas" de José Vasconcelos: el mestizaje como proceso de "purificación prolongado" para llegar a la imagen y semejanza de todo lo dominante: la blanquitud angloamericana. Eso sí, pasando por el neo latinismo tecno-burocrático y plural (pluralidad entendida como transitoria). De allí también la ideología de los llamados "Pueblos Nuevos", sin pasado, sin raíces o con las raíces al aire, de lo cual se retractó Darcy Ribeiro al final de su vida (conversación personal con Robert Jaulín en su último viaje a Caracas).

4.-La relación de las macro-civilizaciones andinas que originaron el Tawantinsuyo también se nutrieron –y se siguen nutriendo- de las micro-civilizaciones, tanto andinas como amazónicas en una relación bastante desigual, lo cual ha permitido que los pueblos de Bolivia, Perú, Ecuador, estén delimitados por una clara línea de diferenciación cultural entre lo andino y lo amazónico, entre el altiplano y la selva, no ajenas hoy estas relaciones a ciertas formas de colonialismo interno. Pero al mismo tiempo las contradicciones –como en todos los países- ciudad capital/provincia; Centro del país/Provincia han venido complicando la situación durante la colonia y la república. Contradicción esta última, que si bien puede apoyarse en diferencias geo históricas y culturales ancestrales, no necesariamente se originan o se profundizan en ese largo pasado ancestral, pero que se explican por mediaciones de lo socio histórico y lo sociopolítico en cada fase de los procesos complejos más recientes de colonia y república. De allí el uso político que siempre quisieron darle a estas contradicciones ciertos enclaves blancos y sus sectores dominantes para practicar formas de secesionismo utilizando a los pueblos originarios y poblaciones aculturadas: pero teniendo en la mira el apartheid en sus modelos eurocéntricos. Esto sin negar posibles errores que haya cometido el gobierno del MAS en el procesamiento de estas contradicciones. Sin embargo valdría la pena preguntar: ¿Qué hubiese pasado si el derrotado Apartheid Sudafricano por Nelson Mandela, la Unión Africana y la Revolución Cubana, hubiese logrado trasladar en la década del 80 su eje de operaciones a Bolivia? En una primera remesa se hablaba del traslado de 300.000 colonos blancos de Rhodesia y Sudáfrica. ¿Qué venía detrás de aquello? ¿Hubiera alcanzado Evo Morales el poder político? ¿Qué olfateó en su tiempo el Che en Bolivia que sin conocer bien el terreno y la cuestión indígena arriesgó su vida buscando un punto estratégico de apoyo para darle una dimensión continental a la lucha? Recordemos que el Che antes de ir a Bolivia estuvo en África, región que tampoco conocía, en lucha contra el Apartheid. Carlos Belli-Bello (1997) decía: "Las enseñanzas del Che viven en África, en la Independencia de las colonias portuguesas de Namibia, en los triunfantes combates de Cabinda, Cuito, Cuanavale, y en otras regiones de Angola; en la eliminación del Apartheid que tanto aborreció por su carácter racista, criminal y explotador. El Che vive en los pueblos africanos que expresan su solidaridad con Cuba, que lo mantienen como bandera en las fachadas de sus casas". (Reinaldo José Bolívar. África revolucionaria.UBV.2008.p.147). Casualmente el Che encuentra la muerte en la región amazónica de Bolivia.(La Higuera: 9 octubre.1967)

4.1 Volviendo al planteamiento inicial:-Esta delimitación geo-ecológica, histórico-cultural-entre el Altiplano y el Amazonas- no significa continuar validando la vieja clasificación occidental de Altas, Medias y Bajas Culturas Americanas. Las pequeñas y medianas sociedades no representan sociedades y culturas simples o menos complejas que las conformadas por el monumentalismo de las grandes ciudades del Altiplano y de las mismas grandes ciudades amazónicas de surgimiento posterior a la conquista y colonización.

4.2.-Sin embargo esta delimitación geo-cultural –Altiplano/Selva Amazónica marcó ancestralmente dos tipos de convivencia altamente diferenciados: con consecuencias políticas y antropológicas en la conducción del poder y en el manejo de la unidad andino-amazónica en cada país y especialmente en Bolivia, como hemos visto. Contradicciones que no se resuelven nunca en el plano exclusivo de lo geoestratégico sino en combinación con lo eco político. Vale decir, la defensa de la vida como totalidad frente a los imperios y al imperialismo en particular.

4.3.- Tanto las filosofías indígenas del Altiplano como las Amazónicas, en el sentido más amplio y profundo tienden a ver, a entender y comprender ambos modelos civilizatorios como complementarios y nunca como excluyentes o antagónicos. Encontrando entre ambos modos de vida, importantes nudos de articulación para el tejido y la consolidación de redes, para la información, el intercambio, la comunicación y la comercialización indígena ayer y hoy. Esto no hay que inventarlo al tener soportes ancestrales durante miles de años del poblamiento y la conformación de culturas altamente diferenciadas a ambos lados de las macro-ecologías, involucrando a toda Sudamérica y el mismo poblamiento ancestral del Caribe. Ninguno de nuestros países andinos se entiende hoy en un proceso de integración intercultural frente a los Apartheid sin la plenitud de comprensión de su mundo amazónico, en la mira de todos los imperios y del agro- negocio como lo vemos con descaro en la política entreguista de Bolsonaro y la quema descomunal del Amazonas, que también afectó significativamente el Amazonas boliviano, haciendo la derecha un criminal uso electoral de este atentado descomunal contra la vida del planeta en su conjunto. Recordamos a Evo en aquellos momentos al frente de aquel caos intencional.

5.- El reto que asumió el pueblo de Bolivia y el gobierno de Evo Morales sigue en pie y que pudiéramos resumirlo así:

5.1.-Reconciliar a Bolivia con toda su historia y en su unidad interna y continental andino-amazónica, superando las múltiples modalidades de los apartheid occidentales o de cualquier otra naturaleza.

5.2.-Construir la relación de complementariedad entre la primera independencia y la segunda independencia, entre la indianidad revolucionaria y el bolivarianismo anti-imperialista y emancipador por la unidad de nuestros pueblos del continente frente a la hegemonía del capitalismo occidental. Es necesario abrir el diálogo histórico y social de Túpac Amaru y Túpac-Katari, con Bolívar, Sucre, San Martín, O´Higgins y Artigas: a la luz del momento histórico actual. ¿Qué hay vigente hoy de lo que aportaron o pueden aportar cada uno de ellos?

5.3.-Darle continuidad a la construcción de los lazos de solidaridad –y complementariedad- de la resistencia y emancipación indígena con las izquierdas y movimientos sociales y políticos agrupados en el Foro de Sao Paulo, en el ALBA y otros organismos de la integración intercultural de Indoamérica y el Caribe.

5.4.-En la actual coyuntura histórica afinar la construcción de las alianzas políticas, económicas, sociales, culturales, espirituales y de género para afrontar la continuidad del golpe de Estado y de la dictadura del apartheid para la vuelta al poder indio en Bolivia.

5.4.1.-Del mismo modo, en un mundo pseudo-globalizado es fundamental las alianzas estratégicas con todos los pueblos del mundo, incluyendo a los pueblos de Estados Unidos y Europa para reeducarnos en la confraternidad inter-cultural y humana, más allá de los proyectos imperiales, de conquista y colonización, formas de colonialismo interno y modalidades de apartheid, replanteando los valores de la democracia y del socialismo del siglo XXI al calor de nuestras realidades históricas y sociales. Son necesarias las alianzas de fondo con el mundo emergente frente a la hecatombe imperialista. Alianzas con China, Rusia, Irán, la India, Sudáfrica, entre otros. Y por supuesto también con todas las revoluciones y gobiernos de avanzada que enfrentan el neoliberalismo y las privatizaciones descomunales.

Es necesario un diálogo de fondo entre las múltiples modalidades históricas de nuestros indo-socialismos y las experiencias, aciertos y errores de la construcción del socialismo en los siglos XX y XXI. Convertir desde los pueblos y gobiernos de avanzada el 12 de octubre como Día de la Resistencia Indígena Planetaria, reivindicando la historia y valores ancestrales de todos los continentes con pleno sentido de contemporaneidad.

6.-Finalmente se pudiera pensar que las distancias estructurales, históricas y sociales, culturales y espirituales entre los distintos procesos que se cruzan en nuestros caminos, período indígena, colonia, independencia, república; indianidad y resistencia indígena, independencia y bolivarianismo, Patria Grande y Patria Chica, representan un imposible histórico y social. Sin embargo, el gobierno indianista, bolivariano, pro-socialista de Evo Morales fue un ensayo bastante acertado para el encuentro de todas estas vertientes en un Estado Plurinacional. Chávez mismo generó las condiciones objetivas y subjetivas para la construcción participativa y protagónica de todos estos encuentros de pueblos, de procesos distintos y de identidades complementarias en su unidad y diversidades. El esfuerzo histórico inter-cultural, inter-civilizatorio, si bien tiene su lado utópico, tiene su lado concreto de realizaciones históricas y sociales desde la acción de gobierno durante 14 años a través de grandes alianzas estratégicas (a pesar de los sabotajes internos y externos).

NOTAS

(1).-Evangelizar es reducir el supuesto salvaje a "pueblo". Por eso el crítico de la conquista, fray Bartolomé de Las Casas ha llamado despoblamiento y destrucción a lo que el conquistador español llamó "evangelización", "civilización" y "poblamiento".

Civilizar es poblar: Domingo Faustino Sarmiento. La dicotomía civilización o barbarie es una constante en todos los apartheid, la columna vertebral de nuestra dominación cultural y educativa. La novelística latinoamericana, desde Gallegos hasta García Márquez está teñida de este flagelo: la dicotomía civilización o barbarie.

En Australia la consigna de los ingleses fue tan clara como en los Estados Unidos y Canadá: ¡civilizar es poblar de nuevo! (y entiéndase que sólo y únicamente, con blancos anglosajones o lo más parecido a ellos en alianza étnica y de clase). Incluyendo la pretensión de ser "pueblos escogidos" y por tanto predestinados a ser la única humanidad, mientras que el inglés sería el idioma de Dios y de la Ciencia: lo demás es babelesco, confusión de lenguas. Balbuceo de dragones. Entendiendo que inicialmente el racismo comenzó más por lo lingüístico, que por lo racial. El que no habla como yo – o sea mi idioma - es el bárbaro.

(2).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2161 veces.



Saúl Rivas Rivas


Visite el perfil de Saúl Rivas Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: