Reflexiones en torno a "La pandemia y el sistema mundo según Ignacio Ramonet

Ciertamente la crisis sanitaria es global como un "hecho social" como dice Ramonet, dada la crisis humanitaria a causa del riesgo de la existencia en que se halla la vida humana en el planeta por razones de la amenaza de "un virus", El Sarc Cov 2, en mi apreciación, por el contrario la situación "no es enigmática", convivimos con los virus y sus familias en la Tierra, solo que ellos mutan, como también lo hacen los microorganismos vivos, "buscando sobrevivir" --pese a que ello, los virus no son nada vivos ni nada muertos, puesto que nuestro planeta está contaminado injustificadamente encuentran un "caldo de cultivo viviente", por la contaminación de la actividad industrial, en particular el crecimiento intensivo del capitalismo en conjunción con la ruptura de los equilibrios eco-sociales, entonces devienen total amenazas al medio socio-natural, colocando a la humanidad ante la posibilidad verdadera de "el fin de la historia de la humanidad" si no se toman medidas sanitarias conjuntas y globales ante un enemigo común.

Debemos desmitificar la idea de un "cataclismo cósmico", la enfermedad de el covid 19 no transciende el planeta tierra, no conocemos "otros seres vivientes", no es el apocalipsis de la humanidad y tampoco el Armagedón en la tierra, si bien ha afectado profundamente la bases estructurales de la vida de las sociedades mundiales, sea cual sea su sistema político, capitalismo o socialismo, mas sin embargo una diferencia hay entre ellas en la manera de lidiar con este virus y sus enfermedades en relación con las estructuras sanitarias. El capitalismo redujo los espacios públicos de salud, el covid 19 los ha tomado desprevenido, a diferencia de los países progresistas y socialistas cuya pandemia han sabido manejar con mejor pulso, dada la infraestructura de salud pública disponible y expansiva. Por lo tanto mientras que para los primeros hay confusión ante "la opacidad" del problema que no quiere o se niegan a ver, retroceder en sus políticas de privatización, para los segundos hay certidumbre.

Pese a las amenazas del covid 19 de sustraer al pueblo de la calle, éste sigue su rumbo de lucha social, pese a este impedimento, las batallas de clases sociales continúan, tal cual las protestas de Chile, Bolivia entre otras, en tanto que los científicos y los ciudadanos colocan sus esperanzas en la ciencia, en una vacuna anticovid 19, los feligreses apuestan a "los milagros", al invocamiento de las supersticiones, a Dios, a la Virgen de las decenas de rostros según sea el país, al pensamiento metafísico entre otros sistemas de creencias, los empresarios capitalistas sobre todo farmacéuticos aguardan para frotarse las manos con la vacuna, a ver como el mercado explota comercialmente dicha vacuna, en tanto que el Estado de orientación social, espera con esperanza de ponerla al servicio de la salvación de la humanidad con la cooperación de China y Rusia.

El covid 19 a puesto en evidencia la fragilidad del mundo, sea cual sea su sistema político, la interdependencia o "el efecto mariposa", nunca como antes los ciudadanos de la aldea global han puesto sus ojos sobre la ciencia, de que ella haga un milagro, a la par coloca sus esperanzas en el apoyo del Estado, puesto que el mercado aguarda el momento para explotar comercialmente la vacuna, extraer grandes beneficios valiéndose de la demanda mundial, los laboratorios tienen los ojos puestos en "los científicos" como nunca antes, se les ve como la fuerza de trabajo nada despreciable, quienes nos pueden salvar de esta pandemia, quienes nos pueden proteger, mientras que el mercado para no parar sus actividades económica de circulación del capital, obliga a los gobiernos ultraderechistas no parar la economía, no flexibilizarla, sino hacer como si nada pasara, mientras caen a la fosa los trabajadores indeteniblemente.

Por el contrario de lo que indica Ramonet, la OMS ha asumido su rol histórico con respecto a la pandemia, debido a eso, se han ensañado el imperio de los Estados Unidos y sus sistema imperialista europeo y asiático, pareciera que no están interesado en el liderazgo mundial de este organismos en luchar contra la peste de la enfermedad, como si no tuvieran interés en frenarla, al sustraerles los aportes los Estados Unidos y otros países, confiesan su criminal acción, la no colaboración los descubren como "los criminales" a la hora de saber de que parte surgió el Sarc Cov 2, el negarse a la colaboración multilateral en la lucha contra el covid 19 prueban el interés genocida de los Estados Unidos y sus aliados estratégicos.

¿Para que el genocidio mediante la propagación de el covid 19?, no hay duda mirando donde nació, en Wuhan, China, se puede deducir que dicha molécula genocida fue esparcida en este país para frenar la expansión económica de China, solo que la peste se escapó de control y se esparció por el mundo, amenazando a toda la humanidad por efecto mariposa, al parecer no se los esperaba el imperialismo mundial, a la par que el golpe fue doble, primero por el covid19 y luego por las propias políticas de privatización de la salud y el desmantelamiento de la infraestructura sanitaria pública neoliberal. Concuerdo con Ramonet que el propio corona virus han entrampado a los gobiernos neoliberales, están frente a un dilema, el retroceder las políticas neoliberales sanitarias o sucumbir ante el covid 19.

Hay que aclarar que el Sarc Cov 2, "no es un micro-bio, (microvida biológicamente hablando), no es bacteria ni organismo vivo alguno", eso si procura encontrar el organismo viviente humano para sobrevivir molecularmente en forma química, encontrar el medio de un metabolismo para replicarse su estructura molecular y tal vez mutar como micro molécula viral buscando replicarse genéticamente para su reproducción. Creemos; que ha sido un instrumento del arsenal de "armas químicas", como asesino social de masas como agente infeccioso, tomando en cuenta la familia de los Sarc-Cov existentes germinados en laboratorios especializados en virología y bacteriología y sembrados en China, en Wuhan, para impedir la competencia imparable de la potencia de China en su avance arrollador frente a la decadencia de los Estados Unidos y el resultado ha sido adverso, China y su cultura colectiva ha demostrado su capacidad de enfrentar con disciplina la pandemia, cultura que el liberalismo en los Estados Unidos ha resultado incapaz de controlar la expansión del virus.

El Sarc Cov 2 fue un "virus preanunciado" por científicos, políticos como Obama y empresarios como Bill Gates, desde el año 2011 pasando por el 2014 al 2019, de acuerdo con Ramonet al respecto de informes de seguridad de los Estados Unidos, de los departamentos de defensa que ignorara Trump, lo cierto es que la naturaleza ha sido vulnerada, los cambios de ella en deterioro, de la destrucción del hábitat, lo cual ha traído en consecuencia la degeneración de espacios de toda forma viviente como también no viviente del planeta, estamos hablando de cualquier forma de comunidad viviente en particular y su hábitats. Esto corrobora nuestra hipótesis acerca del autor intelectual de haber liberado al patógeno para causar genocidio y sostener la aplicación del Malthusianismo, un efecto similar a la bomba de neutrógeno, la llamada "bomba solomatagente", para hacerse de la propiedad de los bienes de los países y patrimonio de los pueblos, mientras mueren las personas.

El Sarc Cov 2 ha traído aparte de genocidio, asesinato en masa, discriminación social, étnica, arreciando la xenofobia, en particular con los extranjeros, sentimientos de rechazo social, vale decir la aplicación del darvinismo social, rechazo de ancianos, afronorteamericanos, venezolanos entre otros, los gobiernos neoliberales han arreciado una campaña de defensa de su gestión, cuando en realidad el covid 19 no siendo "un organismo ni vivo ni muerto", no discrimina la vida, simplemente atrapa al organismo humano y lo asesina sin importar edad, color de piel, clase social, etnia, ni nada de diferenciación biodiversa. En todo caso; el covid 19 ha puesto en evidencia la desigualdad social, "la capacidad de sobrevivir socialmente", en particular en los barrios, las favelas en todas las zonas depauperadas tradicionalmente, colocando en testimonio las desigualdades sanitarias de las viviendas, de los habitas sociales, las carencias de agua, las grietas del modo de vida, "la fragilidad de la economía de los cuidados" sobre todo que millones de personas no tienen acceso a seguro médico o acceso al sistema de salud.

Venezuela en este momento no escapa a muchos de estos problemas, por ejemplo el acceso al sistema público de salud, actualmente la prioridad la tiene el covid 19 en los hospitales públicos y el todo el sistema primario de salud, las universidades no tienen cobertura médica de seguro de sus trabajadores, nos hablan de protección cuando en muchas comunidades no hay acceso al agua, los ingresos salariales impiden el sustento diario, la capacidad de alimentarse bien, de disfrutar de inmunología, de capacidades para enfrentarse a enfermedades, no solo enfrentamos el covid 19, enfrentamos otras enfermedades, la falta de agua, las limitaciones del salario, el hambre, el bloqueo de los Estados Unidos, las amenazas de guerra de los Estados Unidos, la guerra económica, la acumulación de superbeneficios, de ganancias a costa de la hiperinflación, la liberación de precios, el deterioro del salario y la depauperación social.

Fuente: Ramonet, I (2020), "La pandemia y el sistema mundo", La Jornada, 25 de abril del 2020.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 593 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Coronavirus

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Coronavirus