Los barcos cisterna iraníes traen una nueva carta atlántica

La llegada de los cinco buques iraníes cisterna a Venezuela para paliar la gran escasez de combustible que sufre nuestro país a raíz de las sanciones impuestas por EE.UU. El primer buque persa ‘Fortune’ ya está anclado en el puerto de la refinería El Palito, situado en el estado Carabobo (norte).

El capitán del buque cisterna Fortune ha explicado que el tanquero iraní ingresó en aguas territoriales de Venezuela, tras pasar el canal de Suez, mar mediterráneo, estrecho de Gibraltar, océano Atlántico y el Caribe trae una carta de paz, una nueva carta atlántica.

la Carta del Atlántico (12 agosto de 1941), en la que únicamente se habla de: «el establecimiento de un sistema de seguridad general más amplio y permanente» así como de «la más amplia colaboración entre todas las naciones en el terreno económico, al objeto de asegurar mejores condiciones de trabajo, progreso económico y seguridad social para todos».la Declaración de las Naciones Unidas (1 enero 1942), en la que se reafirman los puntos básicos de la Carta del Atlántico y se manifiesta la voluntad común. Hoy con el arribo del Buque Fortune a la patria de Bolivar asediada y bloqueada por El gobierno del EEUU de Donald Trump. La llegada de los cinco buques iraníes promueve nueva carta atlántica a la medida de estos nuevo tiempo para aspiran a una paz que no sólo acabe para siempre con la tiranía Imperialista , sino que mediante una renovada organización internacional o Naciones Unidad eficaz, proporcione a todos los estados y pueblos los medios de vivir seguros dentro de sus propias fronteras, y cruzar los mares y los océanos sin temor a agresiones ilegales, y sin necesidad de mantener gravosos armamentos».

No obstante, será en la Declaración de Moscú (30 de octubre 1943), firmada por los Estados Unidos, la Unión Soviética, el Reino Unido y China: La vez primera, se da una manifestación clara e inequívoca de: «la necesidad de crear, a la mayor prontitud posible, una organización internacional general, basada en el principio de igualdad soberana de todos los estados amantes de la paz, y abierta a todos los estados que cumplan esta condición, grandes y pequeños, para el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales.

Los propósitos de las Naciones Unidas son: Primero.- Mantener la paz y la seguridad internacionales, y con tal fin tomar medidas colectivas eficaces para prevenir y eliminar amenazas a la paz, y para suprimir actos de agresión u otros quebrantamientos de la paz; y lograr por medios pacíficos, y de conformidad con los principios de la justicia y del derecho internacional, el ajuste o arreglo de controversias o situaciones internacionales susceptibles de conducir a quebrantamientos de la paz.

Segundo.- Fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos, y tomar otras medidas adecuadas para fortalecer la paz universal.

Terrero.- Realizar la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales de carácter económico, social, cultural o humanitario, y en el desarrollo y estímulo del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión.

Cuarto.- Servir de centro que armonice los esfuerzos de las naciones por alcanzar estos propósitos comunes. Si nos hemos detenido en citar ambos textos es porque en ellos aparece formulada la filosofía política inspiradora de toda la actividad de la Organización. No se trata sólo de una mera enumeración de fines generales, más o menos imprecisos, cuya validez jurídica es incuestionable. Se trata, precisamente, de aquella parte del Tratado fundacional de la Organización de las Naciones Unidas al que debemos remitirnos para descubrir la interpretación correcta del resto de su articulado, así como para realizar una correcta valoración política de sus actuaciones a lo largo de su trayectoria histórica.

En la Carta de Naciones Unidas, capítulo , se encuentran las bases legales para la imposición de las sanciones,las cuales pueden ser económicas, culturales o políticas.

"El Consejo de Seguridad puede determinar la existencia de toda amenaza a la paz, quebrantamiento o acto de agresión y hará recomendaciones o decidirá qué medidas serán tomadas de conformidad con los Artículos 41 y 42 para mantener o restablecer la paz y la seguridad internacionales".

A su vez en relación al Art. 39 debemos preguntarnos ¿Quien determina lo justo o injusto, legal o ilegal en el ámbito internacional? justamente estos no son valores fácilmente identificables ya que debe buscarse la fuente de autoridad para determinar su sentido y en este caso, los miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas corren con ventaja sobre los demás países.

Además cabe destacar que la doctrina del Derecho Internacional cuenta con poca claridad sobre la escala de normas, reglas, principios o valores que deben aplicarse.

Por otra parte, lo que hace Estados Unidos con la imposición unilateral de las sanciones es violar directamente la legislación internacional ya que son utilizadas como una herramienta para oprimir a aquellos países que se niegan a sus políticas imperialistas.

Aunque la mayoría de las veces se afirma que las sanciones y especialmente las «sanciones selectivas» están dirigidas al liderazgo político de los países sancionados, desafortunadamente las sanciones son un instrumento contundente que daña directamente al pueblo.

Hay evidencia sustancial de que las sanciones son una especie de castigo colectivo que causan graves problemas económicos para el pueblo sancionado ya que devastan la infraestructura económica de los países en diferentes secciones y especialmente en el sector de la salud.

El impacto de las sanciones en la salud no se limita a las dificultades con el suministro de medicamentos sino que va mucho más allá ya que violan los derechos fundamentales, como el de vivir dignamente, el acceso a salud o alimentación adecuada.

Esto entra en conflicto con la Carta de Naciones Unidas que plantea la defensa de los Derechos Humanos de la población civil.

Irán y Venezuela

Estos dos países no solo tienen en común que cuentan con sanciones unilaterales por parte de los Estados Unidos sino que además, son sus principales enemigos por la falta de "docilidad" y por actuar soberanamente.

Por otra parte, cuentan con recursos energéticos que son de interés para Trump quien a pesar de que durante el discurso de la unidad sostuvo que cuentan con reservas suficientes se encuentra en una encrucijada por la crisis económica que tiene que transitar.

Por un lado, la fluctuación de los precios del petróleo llevaron a negociar una serie de acuerdos entre Opep y Opep plus, para mantener el precio bajo, pero eso no fue suficiente ya que la industria del petróleo no convencional está en bancarrota y tuvo que subvencionar a varias empresas con dinero del Estado.

Por otro lado, la pandemia impactó fuertemente al país norteamericano que cuenta con un sistema de salud deficitario y privado que lo ha llevado al primer lugar del ranking de Covid 19, además del aumento de la desocupación histórica que ya superó los 3 millones de personas que perciben seguro de desempleo, eso sin contar a los inmigrantes que no califican.

La actitud de Irán con respecto a Venezuela es de solidaridad y cooperación, a pesar de que personajes como el ex asesor de Trump, Michael Bolton instó a que se tomen medidas contundentes por la presencia de los barcos cisterna iraníes ya que según él constituyen un peligro para el continente, quedó en claro, por lo menos por ahora, que Estados Unidos debe resolver sus problemas antes de poner en práctica una política internacional agresiva.

Fortune es el primero de los cinco barcos cisterna que llega con combustible a Venezuela , los otros cuatro, Petunia, Clavel, Flaxon y Forrest estarán llegando los próximos días, se abre así una nueva etapa con América Latina y abogan por una nueva carta atlántica. .



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1465 veces.



Antonio J. Rodríguez L.


Visite el perfil de Antonio J. Rodríguez L. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo