En Hungría quien tiene mas de 50 años es detenido

PERTENECE A LOS PAÍSES QUE TRATAN, INVADIR A VENEZUELA. UN EJEMPLARIZANTE PAÍS VIOLADOR DE DERECHOS.

EL EXTRANJERO DE LA TERCERA Y CUARTA EDAD, NO SE LE RECOMIENDA VIAJAR A ESE PAÍS

Hoy tuve información, mediante videos, de lo que esta pasando en Hungría con las personas mayores de 50 años.

Como puede observar, se han grabado videos desde ese país, donde a los hombres mayores de 50 años son apresados a la fuerza, maltratándolos y metiéndolos en unidades policiales y trasladados, de acuerdo a estas informaciones, a supuestos Centros de Cuidados, por aquello del “Coronavirus”. Allí, de forma ilegal, pasarían su “Cuarentena”. Las instancias internacionales deberían promover investigaciones sobre esto, ya que podría darse el caso, de que desaparezcan y no se sepa nada de ellos, todo por la arremetida, que hicieron en contra de estos.

Esos policías son animales, al igual que sus jefes y por supuesto los funcionarios de ese gobierno, que permiten esos desafueros.

Lo extraño es que, se observan a esas autoridades sin el “bozal”, evidentemente estamos hablando de perros, porque así deben ser considerados.

Si ustedes, mis lectores, ven esos videos, pues me darán la razón de pedir, que esas autoridades, sean pasadas por las armas.

Han masacrado los derechos de esos ciudadanos honorables, que dieron su vida, para el desarrollo de ese país, que se ven paseando con sus esposas, hijos, hermanos, padres y sin importarles a esos criminales, que sean nacionales o extranjeros, les arremeten como si fueran delincuentes.

Es lamentable que, en estos tiempos, veamos imágenes tan denigrantes y desastrosa como esas y el colmo de todo, donde esos mismos policías, se graban, cometiendo esos delitos de lesa humanidad y de segregación.

Esos delitos los sanciona el derecho penal internacional. Deben procesarse a toda la policía, a sus jefes y al propio gobierno central.

Soy venezolano y mis lectores saben, que soy abogado y siempre he estado en desacuerdo con las actuaciones delictuales, de ciertos países, como, en el presente caso, Hungría, que, en vez de dedicarse a proteger a sus ciudadanos, los maltratan y se dan a la tarea, entre otras cosas, de atacar a otros países, como Venezuela.

En estos días, supimos, aparte de esta denigrante información, que encabeza este artículo, por declaraciones que provienen del Norte, que varios países, se habían dado a la tarea de ser “protectores” de Venezuela, para su disgusto, de la República Bolivariana de Venezuela.

Se dice en primera instancia, que han colocado flotas navales en el Mar Caribe, a los efectos de tratar de impedir, por una parte, la entrada de alimentos, medicinas a nuestro país, por aquello de las medidas en su contra; por otra parte, para que no se continúe, al decir de estos, con el supuesto tráfico de drogas. De igual manera han dicho que esos operativos son para que “retorne” la “democracia” en nuestra Venezuela y que eso es una invasión militar.

Ahora bien, como lo dije en artículo anterior, estos países “protectores”, se agrupan, para vociferar en contra de la dignidad del venezolano, de la soberanía de nuestro país y donde, de una manera, que no se entiende, tratan de realizar esa “operación” militar, descabellada y sin sentido, ya que quienes intervienen, con ínfulas de jueces mundiales, no tienen la suficiente moral pública, que los haga merecedores, de estas clases de actividades.

En efecto, tenemos a un país como los EEUU, que representa la nación, más consumidora de droga de la Tierra. Por otra parte, tenemos a otra nación, hermana de nuestra República, como lo es Colombia, quien representa al país, mayor productor de drogas del mundo y que integran ese grupo de desadaptados sociales y productores de males. Estos dos países, por declaraciones de sus presidentes, han afirmado que se debe atacar a Venezuela, por considerarla un país traficante, disparate este, que se opaca con las consideraciones antes dadas.

Efectivamente, Venezuela, ha afectado a esos dos países y a otros, de una manera inmisericorde, eso lo aceptamos.

Pero esa afectación lo es producto de un ejercicio social, que se viene gestando desde hace unos años, con el llamado Socialismo, que en nada perjudica a las naciones.

Este sistema, que representa un choque indudable a los intereses de estos dos países y otros, debería ser respetado, por cuanto ese sistema se aplica, con intenciones de lograr un equilibrio, económico, social, entre sus nacionales.

No podemos afirmar que, la actuación que se ha generado en Venezuela, por parte de sus nacionales, vienen a representar un hecho nugatorio de la existencia de un buen vivir.

Es un gobierno que existe, que se tiene, por intereses de sus nacionales y que, rige mediante un Contrato Social, los destinos de los venezolanos y son éstos, los únicos que deben proponer salidas, si es que las desearan, no otros países.

En Venezuela, podríamos atacar la gestión del gobierno de Colombia, por aquello que ese país representa un gobierno complaciente y favorecedor del tráfico y producción de droga en el mundo. Por supuesto que no se puede entrar a ese país y señalar que se debe realizar tal o cual procedimiento, en aras de acabar con esa alta producción de drogas. Se podría recomendar algo, mas no se puede intervenir, ni propiciar intervención alguna.

En nuestro caso, y es lo que nos enfurece, que esos gobiernos, que deben tratar de proteger a sus nacionales, de producir mecanismos, que impidan esos desafueros, se dan a la tarea de mancillar el buen nombre de nuestra República. Es una pena observar esto, vergüenza internacional les debería dar.

Tenemos que, de igual manera, Hungría, ha sido señalada, como otro de los países que propician la intervención de nuestro país. Ahora, para qué querrá Hungría, país distante, ¿intervenir a nuestro país?, será acaso que, considera que su actuación, dentro de nuestro país, seria para acabar con las personas mayores de 50 años. Esa podría ser una de las intenciones. ¿Podríamos pensar que la actuación dentro del grupito invasor, es sana? Creo igualmente que no.

Por qué las organizaciones privadas y oficiales del mundo, que se dedican a la protección de sus miembros, se han dado a la tarea de apoyar esas conductas contrarias a la humanidad del mundo.

Tenemos a la OEA, a la ONU, a los Tribunales y Fiscalas penales del mundo, y que, hasta el momento, no han manifestado su criterio, sobre esas actuaciones que van en contra de la propia humanidad.

Yo esperé que estas instituciones, obligadas a proteger al mundo, pudieran intervenir oponiéndose a ello. Esto ha sido imposible, más por omisión, vienen cometiendo y han cometido los mismos delitos que estos países. Nadie se ha dado a la tarea de contradecir, esas supuestas conductas “protectoras”.

Me pregunto, a quien se debería denunciar estos delitos de lesa humanidad, ¿de segregación?, cuando los entes internacionales que rigen esas materias, se hacen oídos sordos.

La oposición venezolana, sin sentido, ha venido propiciando, igualmente en contra de nuestro país, de nuestras gentes, de nuestras instituciones, ataques desde afuera, que la coloca en el sitial de autores de hechos punibles.

El hecho de provocar, incertidumbre en nuestra gente, sobre si vamos o no, a ser invadidos, unido al estado de indefensión, que se ha generado, por parte de la pandemia, que azota al mundo y que por supuesto, es producto de la intervención del gobierno de los Estado Unidos y de otros países, una grave lesión material, psíquica y moral, en contra de Venezuela y en especial, en contra de todos nosotros.

De ora clase de consideraciones, tengo que decir, sin limitación alguna, que los ofrecimientos del gobierno de Trump, que le han hecho a Guaidó, y apoyos irrestrictos, le serán quitados y cobrados, en su oportunidad, como acostumbra ese gobierno hacer. Lo cierto es que, esas amenazas de invasiones, solo quedarán en eso, en amenazas, que no podrán cumplirse.

Por estas consideraciones tenemos que, no debe hacerle caso a las mismas, ya que, nunca se cumplirán y así lo dirá el tiempo. En este sentido, vamos a darle tiempo al tiempo y verán que, lo que digo es cierto.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8571 veces.



José Agustín Reverón


Visite el perfil de José Agustín Reverón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas