Chile!: "En guerra"…, sin Nación, país o estado: ¡Infierno!

  1. Qué se puede pensar de un régimen que asesinó, por orden de Richard Nixon y Henry Kissinger, a uno de sus mejores hijos, y que sobre ese crimen construyó un sistema de oprobiosa y continuada dictadura. Con un ejército de ocupación netamente hitleriano. ¿Cómo puede ser posible Chile, que después de que te asesinaron a Allende, aún tus "instituciones", se soporten sobre el horror de órdenes militares que responden estrictamente al mandato de los yanquis, quienes dieron la orden? ¿Qué clase de arrastrados, de cobardes y de monstruosos vendidos son ustedes? ¿Cómo puedes hablar de democracia y derechos humanos, de "elecciones libres", de "estado de derecho"?

  2. Quiero hacer resaltar nuevamente que esas entidades aéreas latinoamericanes Colombia o Chile no existen como Naciones. Son ambas, meros territorios ocupados, uno por nueve bases militares estadounidenses y la otra por fuerzas nazis militares de ocupación entrenadas históricamente para reprimir y mantener sometidos a sus pueblos a los mandatos de poderosas transnacionales gringas y europeas.

  3. Proto-Nazis fundaron el Chile de hoy, a principios del siglo XX. Ellos crearon en América Latina un poderoso centro de propaganda muy bien coordinado en todas sus acciones con los centros financieros gringos. Estos nazis se fueron entrecruzando en sus fines y propósitos con la égida del naciente imperio norteamericano y a partir de 1948 trabajaron hombro a hombro con la CIA. No crean que Hitler era enemigo de Estados Unidos. Totalmente falso. El gobierno hitleriano organizó a través de su Ministerio de Asuntos Exteriores redes de espionajes a favor de las grandes compañías transnacionales del petróleo, del acero, del cobre, del hierro. Entraron en América Latina a competir con el gobierno gringo y el británico en todo lo que podían extraer de nuestro hemisferio.

  4. En esa competencia, el Instituto Iberoamericano de Berlín funcionaba como un centro de penetración nazi en América Latina, que buscaba ampliar la influencia económica, ideológica y cultural anti-comunista. Y Chile en toda esta estructura nazi encajó como uno de los mejores engranajes para América Latina. El capitán de la marina mercante alemana, Albert Von Appen, coordinó esta red en el continente latinoamericano. Julio Alberto Von Appen era parte de la red "Kriegsorganisation 2" (Organización de Guerra 2), cuya labor era persuadir y entrenar a personas para que se convirtieran en agentes nazis en los países vinculados a los grupo de los Aliados.

  5. América Latina fue considerada siempre como un posible refugio para los jerarcas nazis en caso de que perdieran la guerra, especialmente el cono sur. Y fue así cómo las Fuerzas Armadas, las escuelas alemanas en Chile, las universidades y centros culturales cayeron en manos de la ideología nazi. Fue así cómo Chile terminó siendo un pequeño enclave hitleriano en América Latina que a la larga conviviría perfectamente con los imperialistas gringos y europeos. Si quieren saber por qué hay en Chile una gran cantidad de políticos y diplomáticos con apellidos alemanes, entendamos que existió una poderosa red que se encontraba bajo las órdenes del Barón Von Schoen, el agregado comercial Walter Boettger, que era el jefe del partido nazi en Chile, y el agregado militar Ludwig Bohle.

  6. Tomo nota del siguiente trabajo: "El segundo origen de los espías correspondió a algunos de los alemanes residentes en el país y algunos descendientes de alemanes nacidos en Chile, hijos y nietos de inmigrantes. La mayor parte de ellos residía en el sur de Chile, desde donde establecieron redes de apoyo y espionaje para la Alemania nazi. Esto incluyó periódicos y radios, asociaciones periodísticas, agencias de noticias, como Transoceanic, organizaciones culturales, juveniles, entre otros, a través de los cuales difundían su ideología y promovían la lealtad al Tercer Reich. También formaron milicias paramilitares e ideológicas que tenían entrenamiento a través de la estructura del partido nazi en Chile y con el apoyo de los diplomáticos alemanes en Chile.

  7. En 1932, se había formado en el país la división extranjera del Partido Obrero Nacional Socialista Alemán, que dependía directamente de Hitler y sus representantes en Chile. Esta organización fue considerada como una "Quinta Columna" por la Dirección General de la PDI. Finalmente, junto con la extensión chilena del partido nazi, hubo una serie de asociaciones pro nazi que mantuvieron redes de apoyo para los países del Eje. Entre ellas se encuentran los dos partidos nazis que se formaron en Chile. Estos partidos estaban integrados tanto por descendientes alemanes como por chilenos sin ascendencia alemana evidente, admiradores de Alemania y simpatizante con la ideología nazista. Estos fueron el Movimiento Nacional Socialista (1932-1938), de Jorge Gonzalez Von Marées (luego Vanguardia Popular Socialista, VPS), y el Partido Nacional Fascista (1938-1940), de Raúl Olivares Maturana. Ambos partidos tuvieron una fuerte influencia en la discusión política de Chile, donde González Von Marées era diputado. Los partidos tenían también sus medios de difusión a través de distintos periódicos, como Trabajo, Acción Chilena y La Patria, entre otros. Estos partidos tuvieron cabida en el país por la inestabilidad política tras la crisis económica de 1929, tal como en Alemania fueron una respuesta ante la quiebra "del proyecto económico y político liberal".

  8. Después de la Segunda Guerra Mundial hubo una renovada influencia de alemanes nazis en América Latina y Chile. Varios líderes alemanes encontraron refugio en el continente, cuando buscaban escapar de los juicios de guerra generados por los aliados.

  9. "Entre los jerarcas nazis y militares que llegaron a Chile destacan Walter Rauff y Paul Schaeffer. Walter Rauff fue uno de los gestores del uso de camiones como cámaras de gas para asesinar a los grupos perseguidos por los nazis. Dado que Rauff creó y diseño parte de la maquinaria de la muerte nazi, es acusado de genocidio. Después de la Segunda Guerra Mundial estuvo en Italia, Siria y Ecuador, para asentarse de forma definitiva en Chile". Finalmente, recapitulando sobre los nazis en Chile es necesario recordar que una figura importante de este movimiento e ideología en el país fue el escritor Miguel Serrano, quien desarrolló parte del nazismo esotérico que se difunde en Chile en la actualidad".

  10. De modo, pues, qué triste y deprimente país ese el cual han buscando algunos de nuestros compatriotas en la creencia de que allí se puede vivir mejor. Horrible! Hoy estarán viendo de qué está hecha esa conglomeración de nazis asesinos que salen a matar inocentes en las calles. Ojalá lo puedan ver y entender…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1312 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a283583.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO