La Tecla Fértil

Fortalecer una imagen de la izquierda, busca Errejón en la circunscripciones autonómicas

Errejón siempre ha estado muy preocupado por los equilibrios. Siempre ha sido consciente de los riesgos que conlleva hacer malabarismos en el precipicio. Para afrontar estas contradicciones, ha pasado de citar a Lenin y sus equilibrios, a Ortega y Gasset con los cambios de opinión ante los cambios en la realidad. Pasar de Lenin a Ortega no es baladí, ni fortuito, y conlleva una carga de profundidad ideológica a la que conviene estar atento. Hay cierto riesgo al pasar de tener en el centro de acción política de la izquierda española el leninista análisis concreto de la realidad concreta frente a la visión orteguiana de España. El pervertido uso de Ortega y Gasset es uno de los elementos fundacionales del nacionalpopulismo español de raíz carcundera. No es extraño que su aparición en una formación en la izquierda de ámbito moderado provoque cierta ansiedad, desazón y preocupaciones legítimas.

No es necesario resignificar a Ortega para arrebatárselo a los adversarios, existen múltiples y granados ejemplos de referentes consolidados en la izquierda para expresar los cambios de opinión estratégicos propiciados por los cambios sobrevenidos. Sonaría mejor Errejón citando a Trotsky: "Los giros tácticos, incluso los más importantes, son absolutamente inevitables. Son el resultado de los cambios abruptos de la situación objetiva".

Algo no cuadra. Muchas cosas no cuadran y es necesario que Más País responda todos estos claroscuros que han aparecido en su prematuro, apresurado y atribulado movimiento estratégico.

Pablo Iglesias intenta calmar a sus filas tras la aparición de su mejor amigo en Podemos. Errejón en tiempo récord para concurrir a las urnas. "Respetamos a todos los partidos. También al de Íñigo Errejón. Nuestros adversarios no son los partidos y menos los progresistas. Pero nuestros inscritos nos señalaron el camino: Podemos no nació para apuntalar el bipartidismo ni asegurar el sueño plácido de los poderosos", ha dicho el líder de la formación en una crítica velada, pero directa, a su excompañero, ante el Consejo Ciudadano Estatal, máximo órgano entre asambleas del partido, que reúne a la dirección y a los líderes territoriales.

El secretario general de Podemos decidió el pasado enero, cuando Errejón abandonó el partido para integrarse en la plataforma de Manuela Carmena desde la que ha dado el salto a la política nacional, no entrar en el cuerpo a cuerpo con su excompañero. Una estrategia que no impide que, de manera recurrente, apueste por desdeñar las iniciativas políticas de Errejón con expresiones como "la izquierda amable", "el partido que cuenta con apoyo mediático y de los poderosos". Ataca sin nombrar. Y siempre convirtiéndose en el contrapunto. Como ha vuelto a hacer la mañana del sábado cuando ha definido a Unidas Podemos como "una fuerza transformadora", "la que mira a los ojos del poder".

"Es legítimo y debemos respetar". En esta ocasión, frente a la dirigencia de su partido ha etiquetado a Más País, el partido de Errejón, como la formación que "viene a adaptarse a la realidad, no a transformarla". Al contrario, ha dicho, de lo que es Unidas Podemos. "Somos la pieza de caza mayor en estas elecciones", ha asegurado convirtiéndose en diana de todos los ataques antes de que empiece la campaña electoral. "No pasamos por el aro, no nos vendemos. En estas elecciones van a hacer todo lo posible para que nos vaya mal. Es el precio a pagar por ser la fuerza política que mira a los ojos del poder". Iglesias ha hecho un llamamiento a su militancia que ha visto cómo en la última semana el seísmo que ha provocado la candidatura de Errejón ha hecho temblar las bases del partido.

Como ya hizo el 28-A, Iglesias intentará centrar su campaña "en los problemas de la gente". Su objetivo será situar en mitad del debate político temas como el precio de los alquileres, la precariedad laboral o el blindaje de los servicios públicos. Pero como ha adelantado este sábado, no va a renunciar al ataque contra Pedro Sánchez. "Los partidos del poder están haciendo una campaña muy explícita, por no decir un poco burda, por apostar por un retroceso al bipartidismo en aras de la estabilidad", ha dicho sobre la estrategia del PSOE y el PP. "No estamos aquí para eso, nuestro papel no es dar estabilidad al bipartidismo".

El presidente en funciones se ha convertido en protagonista de la primera parte del discurso de Iglesias. "Vamos a una repetición electoral por el veto a casi cuatro millones de votantes. Sánchez lo confirmó en una entrevista cuando dijo que no dormiría tranquilo si tuviera en su Gobierno a ministros de Unidas Podemos", ha señalado Iglesias, que ha reducido su responsabilidad ante el bloqueo político que ha sufrido España desde el 28-A a, en sus palabras, "haber creído la palabra de Pedro Sánchez".

Adelante Andalucía, la coalición entre Podemos e IU que lidera Teresa Rodríguez en esta comunidad, renuncia a tener grupo propio en Unidas Podemos. La delegación andaluza, compuesta en su mayoría por la corriente anticapitalista crítica con Pablo Iglesias, demanda desde 2016 tener voz en el Congreso bajo la misma fórmula que En Comú Podem y Galicia en Común. Durante las últimas semanas, Rodríguez ha llevado este pulso hasta sus últimas consecuencias al invitar al secretario general de su partido y a Íñigo Errejón a sumar candidaturas en una sola papeleta bajo la marca regional Adelante Andalucía



Esta nota ha sido leída aproximadamente 643 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: