La vaselina china (III)

Superado Confucio, Mao intentó construir EL ORDEN REVOLUCIONARIO. Hoy es el mercado. El socialismo no es continuidad, es ruptura. ¿Cuál es el proyecto Chino?
En nombre de abstractos derechos humanos, de luchas contra el terrorismo, contra el narcotráfico, contra las tiranías, por la democracia, por el bienestar de los pueblo y por la justicia social, los imperios tumban gobiernos, imponen otros, e invaden países. Destruyen ciudades para edificar “otra” civilización: la del mercado total. Por su lógica y naturaleza, el capitalismo está condenado a ser inhumano. Fetichizada la sociedad, “Los árboles no dejan ver el bosque”.

El populismo tan propio del progresismo, tan reiterativo en nuestro continente, ha fomentado falsas esperanzas en los pueblos, adelantándoles migajas, para controlar a “los condenados de la tierra”. El pueblo se acostumbró al “dulce veneno”. NO se les enseñar a pescar, sino se les da pescado, para hacerlo dependiente. La pobreza, mediada por las políticas de los gobiernos socialdemócratas, populistas o progresistas, se convierte en una suerte de cantera electoral; allí están los votos. LA POBREZA ES UN NEGOCIO.

Lo que está pasando en Argentina, Brasil, Chile, Paraguay, Ecuador, Colombia, El Salvador y Nicaragua, muestran a las claras, los errores de los progresismos cuando gobiernan. No quieren enfrentar al capitalismo, lo oxigenan. Son indecisos, conciliadores con la derecha, timoratos, tolerantes de la corrupción y el burocratismo, despilfarradores de la hacienda pública, pragmáticos, inmediatistas, despectivos del conocimiento. Es una “izquierda” rosadita. Populismo con los pobres, sin tocar la raíz de la pobreza. Se mueven en lo coyuntural y se apartan de lo estructural. Sus políticas ambiguas, le abren las puertas a la ultra derecha. El voto castigo de los pobres, casi su única arma, puede llevar a la ultraderecha al poder. En Brasil, los gobiernos de Lula y Dilma fueron esto: progresistas, populista, asistencialista, jamás revolucionarios. El pueblo brasileño se cansó “de esperar”, el fascista Bolsonaro le ofrece soluciones YA. LA CRISIS promovida y fomentada por el capital, ESTIMULADA POR LOS ERRORES DE LOS GOBIERNOS PROGRESISTAS, ES SU ARMA MÁS PODEROSA. Si gana el bárbaro, fascista en Brasil, como lo parece, las consecuencias para la América latina, será desbastadora. EL PROGRESISMO DEL PT, puso al pueblo contra la pared; En parte, ES CULPABLE. Lo electoral, son las consecuencias. El progresismo “ni aprende ni olvida”: es capitalismo. Es la “izquierda” demagógica y populista. La alarma está prendida. Qué hará nuestro gobierno. LO QUE NOS ESPERA EN VENEZUELA ES MUY PREOCUPANTE… Unasur y Los Bric ponchados. ¿QUÉ HARÁ CHINA? Pongamos las barbas en remojo. Hitler llegó al gobierno en Alemania, por la vía electoral: 40 millones de muertos.

2019 y 2020 y siguientes, se profundizara crisis estructural capitalista. ¿Qué le pasará a los dominadores y a los dominados? Desempleo, inseguridad y guerras a escala planetaria vendrán. En este escenario de globalización de la crisis, China hace actos de presencia vigorosa, con reciedumbre y posibilidad. Con mucha fuerza están penetrando en África y Asia, y vienen para “Nuestra América”. Es la gran potencia comercial, pero también, el segundo país más contaminado y contaminador del planeta. Está tras la búsqueda de energías alternas a los hidrocarburos. Desarrolla tecnologías de última generación. Tiene otra táctica, ¿cuál será su estrategia? La crisis aludida será de recesión, estanflación, y grandes confrontaciones. ¿Cómo abordará China estas realidades? ¿Estamos ante un post capitalismo?

¿Qué le pasaría a los recursos naturales de nuestro planeta, si China, India y Europa, consumieran productos a la velocidad salvaje e irracional como lo hacen los Estados Unidos? Recursos naturales y mano de obra son finitos. La justicia y la paz, son incompatibles con el capital. El capitalismo es transitorio. El progresismo, keynesiano como lo es, defiende al capital. Paz social con injusticias, imposible. Prisioneros del capital, los progresistas, no ven otro camino que no sea el capitalismo-dependiente “tercer-mundista”. No ven, no entienden la importancia de LA MANERA COMO LOS HUMANOS NOS RELACIONAMOS CON TODO LO QUE NOS RODEA; lo cultural. Esto implica la obligante confrontación abierta con el modelo capitalista, que el progresismo no quiere. La naturaleza que el capitalismo aceleradamente destruye, es precisamente nuestra misma vida. ¿Y QUE DE NUESTRAS ANCESTRALES ALIANZAS SOCIO NATURALES? De allí venimos. EL CAPITALISMO INTERRUMPIÓ AQUEL PROCESO. La transculturización trastocó nuestro original camino. Olvidamos, desconocemos o despreciamos las experiencias ancestrales, que hoy podemos masificar. A los “los poderes creadores del pueblo”, pan y circo.

Nuestra América es un extraordinario reservorio de toda fuente de energías mundiales. Jamás hemos sido el patio trasero de los imperios, somos sus espacios más fértiles. Hemos sido los financistas del desarrollo capitalista, a expensas de nuestro empobrecimiento y sus consecuencias. Somos la savia, el oxigeno, la vida del capitalismo mundial. Por eso nos vigilan, nos controlan, nos imponen gobiernos, nos amenazan y nos invaden. Nos endilgan no tener los estándares de vida que una minoría que allá tienen, cuando es ésta minoría, la causa de nuestra miseria allá y acá. China viene desplazando, y desplazará a occidente en muchos aspectos. ¿Qué nos trae, que se propone?

En 1921 en Shanghái se funda el Partido Comunista Chino. Los estudiosos señalan que en la Universidad de Pekín, un funcionario de nombre Li Dazchao fue el primero en dar a conocer algunas ideas del Materialismo Histórico. Entre los deseosos del hallazgo, estaba Mao. Lenin estuvo muy pendiente de lo que allí ocurría. En 1955, la CIA, promovió el secesionismo de El Tíbet. Usaron para esto al Dalai-lama. Inglaterra se apoderó de Hong Kong y Portugal de Macao. La muerte de Mao en l976, desplaza el proyecto chino hacia las reformas internas, Hua Guafeng las inicia. Deng Xiaoping les da fuerzas, hasta alcanzar la magnitud de lo de hoy, con Xi Jimping.

Este año 2018 se reunió el Congreso Nacional del PCCH. Profundizar la línea reformista industrial y militar, darle más poder a Jimping, no entrometerse en asuntos internos de otros países, no fomentar guerras, seguir el camino de la política y no de la fuerza, son algunos de sus acuerdos. Socialismo, cuando más de mercado. China se está transformando en el principal acreedor del planeta. ¿La deuda que tenemos con China, compromete nuestra soberanía?

El capitalismo, para dominar a los pueblos, primero tiene que controlar a LOS SUJETOS, su existencia: lo que piensan, como viven y lo que desean. Emociones controladas o creadas, que se ajusten al interés del mercado. El alienado no se subleva, no se reconoce como explotado, su mundo material lo desvaloriza como persona. Se hace inmediatistas, individualista, simplista, primario, insustancial, acrítico. ”Que sea lo que dios quiera”. El progresismo es fundamental para el capitalismo. Con él corren sus verrugas. ¿El interés chino es sólo económico?

La representación del imaginario popular, ya no se mueve ni con el contenido ni con la esperanza liberadora como cuando Chávez. La hegemonía electoral del gobierno no educa, por el contrario es cada vez más clientelar. Se afirma, que Perón solía ordenarle a su chofer: ponga la luz de cruces a la izquierda, pero gire a la derecha. La anhela idea de Rosa L, de hacer una REVOLUCIÓN COMO TRANSICIÓN al socialismo, queda postergada.
La libertad individual del sujeto, es para el neoliberalismo un asunto político de importancia. El mito del progreso, es encapsulado en una supuesta economía de crecimiento general, que en verdad, es progreso del capital. El capitalismo es imposible sin el mito del progreso. El mercado potencia la libertad individual, transformándola en DEBER SER SOCIAL. Las personas creen que la crisis le viene de afuera, que no se puede evitar.

¿Si la ideología es “falsa conciencia”, podemos esperar de China una consciencia revolucionaria? ¿Un Gobierno Dos Sistemas, es tránsito al socialismo? ¿Quién gobierna realmente en China? ¿Dónde está el poder popular chino? ¿Cuál es el papel de sus fuerzas armadas? ¿Mano de obra barata controlada por un partido? ¿El Partido y el Estado, qué pitos tocan? ¿Qué papel político juegan las inversiones privadas endógenas y exógenas en las decisiones del gobierno chino? FIN. (HASTA EL PRÓXIMO SÁBADO)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1490 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: