Estaremos presenciando el colapso de occidente

Las respuestas no se hicieron esperar, las medidas punitivas y el chantaje estadounidense por la aplicación de sanciones comerciales unilaterales, elevando los aranceles a las importaciones, para no desmejorar los ingresos al 1% de los ricos, en detrimento de las economías del resto de los países. Pero el dólar es como un boomerang que amenaza al propio estatus, ya que el respaldo de la economía que viene sufriendo grandes tropiezas desde finales de los 80, podría acelerar su caída antes del 2030. Como la excusa de las Torres Gemelas para darle un rostro al terrorismo, ahora inventan que industrias de alta tecnología del gigante asiático, roban propiedad intelectual a firmas estadounidenses; disputa por la que buscan afectar el comercio, y ponen en grave riesgo a la economía global, por una administración manejada por un patético nuevo Fred, que se hace llamar Donald Trump.

Las sanciones van contra China y Rusia, porque mantienen relaciones con Corea del Norte, hay presiones contra la Comunidad Europea con los principales productos de exportación. La peligrosa y difícil situación en un frágil equilibrio de tensa calma, luego de los agresivos ataques desde la guerra del Golfo y el Medio Oriente, hacen presagiar, que se podría producir una nueva escalada, que viene utilizando la guerra económica y comercial, por parte de esta ficha de los más oscuros y belicosos magnates neoliberales, piezas fundamentales de grandes corporaciones que representan al Nuevo Orden Global. La alerta máxima está encendida, y está llegando a su desenlace la reversión de aquella famosa ecuación, los muchos que son pobres, contra los pocos que son ricos.

China es el mayor cliente global de EE.UU. a quien el 6 de julio le impuso un arancel del 25% a las importaciones de bienes, unos 34 mil millones de dólares; a juicio de Pekín una flagrante violación a las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Por su parte Sinopec, una de las mayores compañías petroleras, y hay otras que se irán sumando, en rechazo a las burdas sanciones, van a suspender las importaciones de crudo, la primera por 300.000 b/p al mes hasta finales de año. China, Rusia, Irán, Turquía, Paquistán, India, Suráfrica y Venezuela, respondiendo al vil chantaje y la agresiva política exterior del gobierno de Trump, entre otras medidas, están abortando la dependencia comercial con la divisa gringa, reemplazándola por sus propias criptomoneda.

Oro asunto, aún más delicado, ya que pone en peligro la paz y la estabilidad de la región, principalmente contra Venezuela y sus socios comerciales que arriban desde los cinco continentes, rompiendo la absurda hegemonía que insisten en proteger los halcones, que insisten en el destino manifiesto, que ha plagado de injusticias al mundo entero desde hace dos siglos. El propio portavoz de la secretaría de Defensa James Mattis, viene a presionar a Suramérica, y por tanto al hemisferio, por su obsesión contra Pekín, al que quieren frenar, igual ocurre con Moscú, sin ningún éxito, alegando que "Estas relaciones son críticas para un hemisferio occidental colaborativo, próspero y seguro", a decir del Pentágono. Dicen que las relaciones con China y con Rusia, en su patio trasero, mina la Estrategia de Seguridad Nacional de EEUU, y amenaza a sus principales socios e intereses, ya que "Existe más de una manera de perder soberanía en este mundo (…) puede deberse a países que llegan con regalos o préstamos".

Qué pretenden desde Washington con la gira que realiza Mattis y la agenda urgente con los ministros de Exteriores y Defensa de Brasil, Argentina, Chile y Colombia, que incrementan sus presiones sobre la patria chica de Bolívar. Es impresionante el monto asignado al presupuesto de defensa de USA, más de 716 mil millones de dólares en el año fiscal 2019; para contar con los mejores aviones, barcos, tanques y misiles del mundo, dijo el arrebatado Trump. Alarmante calificó Serguei Riabkov que se hayan suministrado dichos fondos, lo que amerita un "profundo análisis" del tema, "… 720 mil millones de dólares, asignación sin precedentes." Qué pretenden a mediano plazo, cuando incrementan en 16.000 millones de dólares el presupuesto bélico; la III Guerra Mundial.

Moscú ve con preocupación geoestratégica lo que se cierne sobre la región amenazada de intervención militar del imperialismo. La guerra económica es uno de los eslabones estratégico y táctico por la doctrina Monroe. El castillo de naipes que sostiene la precaria estabilidad de Occidente, tiene como terrible consecuencia, la acelerada confrontación civilizatoria. Pekín le advirtió a EE.UU. que "está prendiendo fuego al mundo", con la guerra comercial aseguran que no se doblegarán ni con "amenazas y el chantaje" de Washington.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 513 veces.



Franco Orlando


Visite el perfil de Franco Orlando para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franco Orlando

Franco Orlando

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a268112.htmlCd0NV CAC = Y co = US