Asidero

Latinoamérica, revueltas en la izquierda

Cuando estaba pequeño, a papá le asignaron el cargo de jefe de máquinas en una Corporación Eléctrica del Estado Bolivariano de Venezuela en el Estado Táchira, era especialista en motores Diesel e ingles y ruso. Estuvo un tiempo en Cuba, donde aprendió mecánica con los moscovitas, pero, mucho antes, cumplió servicio militar en La Base Naval Agustín Armario de Puerto Cabello, su lugar de nacimiento fue el Estado Zulia. Mi padre, nunca se retrato con nosotros, menos, dejó fotos de su juventud, lo único que sé, tengo un hermano mayor en La Habana. Cuba.

Ahora, desde México hasta La Patagonia, hablamos mal del presidente estadounidense Donald Trump y de sus errores, pero, obviamos que un grupo de hombres llamándose políticos, desean llevarnos a la podredumbre, recordándonos que somos socialistas con una campaña mediática de gran escala, mientras de una manera paralela poseen bienes raíces en España, Francia y los mismos Estados Unidos de Norteamérica.

El gran problema es que hay un buen grupo de chilangos en México, urracas en Venezuela , lo digo, no por racismo, que son peores que los presidentes europeos y desean que tengamos una vida de migrantes y se adentran en nuestras vidas privadas con programas sociales para ser prostituidos, extorsionados, secuestrados, robados, golpeados en las colas del mercado y con el cuento del punto, nos dejan sin efectivo.

Por las fronteras, nuestros militares colaboran para hacer de nuestro país, un infierno y, pocos sobreviven de la acción hamponil de estos hombres de guerra que ven, como extranjeros, unos van y otros vienen, toman caminos largos y de gran polvareda para tomar la ruta de los polleros que lo transportan en trailers y camiones de ganado vacuno para morir de asfixia en nuestro país, Venezuela, u otro de Centro o Sudamérica.

En 2017, fueron 231 los oficialmente muertos en la frontera entre el infierno de EUA y el de México. Son los “oficiales”, insisto, porque hay una enorme cifra negra de muertes y delitos no denunciados. Luego vendrán las fosas clandestinas que ilustren nuestro infernal desprecio hacia los migrantes y la impunidad que nos caracteriza. Hubo 140 mil detenidos por autoridades de ambos países, pero no sabemos cuántos siguen, mientras lees esto, en las garras del crimen organizado mexicano y chilango. Ahora el Perú y Ecuador se delatan en cifras.

Para nadie es un secreto, Venezuela es infernal, observo a diario, niños comiendo de la basura, perros que se ladran entre sí, por una bolsa de desperdicios y como si fuésemos de cacería, a comprar un alimento en los portones del mercado periférico por un millón de bolívares.

Esto, constituye un vía crucis, nos han demonizado en nombre de una izquierda que creíamos justa y las autoridades civiles y militares, no hacen absolutamente nada. Todos, les disparan al pueblo, quien ve destruir a su familia y disgregarse al tener que migrar a otros países latinos, porque, los hijos de los diputados y gerentes del gobierno oficialista huyen al norte y Europa, con el dinero corrompido y sustraído por sus padres del arca pública.

Es una tortura emocional y física, acabó de ver, vía redes sociales al candidato presidencial de México, es una réplica de Chávez Frías, un presidente venezolano que manipuló a las masas que creyó en el él, pero nos dejo un Legado que no fue irrespetado por su sucesor, quien le entregó todo el poder al Estado Militar Bolivariano.

Lo que hace necesario una ruptura, no una transición, al llegar un cambio de poder en Venezuela. Parece mentira, pero, Chávez respeto el programa de su antecesor, Carlos Andrés Pérez en un aproximado de cuatro años, luego de ser electo.

Muchos venezolanos, pasamos de largo, no hay reflexión. Hay resabios de bondad, sí. Ahí están las casas que los alimentan, que los cuidan, que los acompañan. Pero son el David que aún no vence a Goliat. Cruzamos un viacrucis, hecho pesadilla. Los latinos, morimos de hambre y por carencia de medicinas, le hemos dado el poder económico y militar a una izquierda del bandalaje. Sí, sí, por ahí se escuchan los cantos amielados que nos prometen felicidad si votamos por ellos, allá arriba se oye a los que se pelean los huesos, los que prometen lo de siempre para lograr lo que nunca dan. Y mientras, abajo, con los chilangos de segunda, las cosas empeoran en el abismo.

Gobiernos van, colores vienen, promesas van, tragedias vienen y existe la percepción de que todo empeora. No lo digo yo, basta con salir a preguntar. Eso hice: salí a preguntar. Hay que sacar la calculadora para saber cuánto cuesta ser chilango y qué tan riesgoso y peligroso resulta serlo. Ya, un pasaje quiere costar 5000 bolívares en jaguas mugrientas y camiones de ganado. Desde México, hasta La Patagonia, los presidentes progresistas nos han destruido. Merecen, una mentada de madre.

No solo ser pobre sale caro, sino que además, ser pobre y salir a trabajar resulta peligroso y en ello se puede ir la vida: diario hay asaltos, todos los días una mujer es víctima de algún tipo de violencia. Los hombres son despojados de sus pertenencias, los niños violentados.

La Casta militar solo defiende su mayor orgullo, controlar los alimentos, la patria es un segundo plano, quitaron el control de fronteras, es solo un símbolo.

En camionetas desvanecidas cubrimos nuestra ruta y el gobernador, es uno más, se olvido del carro de Drácula. Ya Lacava no es Lacava, No me han asaltado, pero me cuentan de los asaltos para publicarlos. Al pasaje, entonces, hay que sumarle el riesgo de un accidente en alguno de los transportes viejos que dan un servicio que cobran como si fuera de primera. Y sumarle también lo que cuesta que te roben el celular, que te saquen el monedero, la cartera o que te arrebaten las joyas y relojes que solo un estúpido podría portar en el transporte

¿A poco no es enervante pensar que los funcionarios públicos de esta zona se mueven en camionetas lujosas y cómodas que financian los que pasan cuatro horas diarias apretados en el transporte público para ir a un trabajo mal pagado?

¿¿Es justo que quienes trabajan un chingo para ganar una bicoca la gasten en transportes así de malos y peligrosos? ¿En qué momento se olvidaron los de las oficinas de gobierno que gracias a nosotros ellos tienen una chamba bien pagada, cómoda y próspera?

¿Algún candidato a cualquier cargo público ha presentado una propuesta directa, eficaz y clara sobre cómo hacerle barata la vida a los chilangos que usan diario el transporte público?

¿Es justo que quienes trabajan un chingo para ganar una bicoca la gasten en transportes así de malos y peligrosos? ¿En qué momento se olvidaron los de las oficinas de gobierno que gracias a nosotros ellos tienen una chamba bien pagada, cómoda y próspera?

Mientras, los gabinetes de Nicolás Maduro Moros y Andrés Manuel López está en plena marcha. Dicen ser izquierdistas, pero, no lo son. Más bien, neoliberales.

Todos, candidato presidencial y posibles secretarios de Estado, parten de su propia certidumbre:
Nada ni nadie les quitará el triunfo. En consecuencia, deben estar preparados para actuar desde la sentencia de las urnas y no hasta el inicio constitucional de sus mandatos

Por ello llevan meses en pleno trabajo. Se han distribuido por sectores, se convocan, se reúnen, discuten, presentan ideas, llaman a expertos y empiezan a preparar sus planes. Hasta las bolsas del CLAP.

Por eso varían los convidados.

Andrés Manuel López Obrador es, más allá de coincidir o no con sus ideas y estilo, un político de gran olfato y talento que tiene ya la experiencia de dos derrotas en elecciones presidenciales, por lo que no hay que echar en saco roto que pida a sus seguidores lanzarse a contrarrestar las campañas enfiladas en su contra y que lo ponen de nueva cuenta como un peligro para México. El Peje acusó recibo de la ofensiva, sabe que le puede significar un resultado adverso y está maniobrando para minimizar los daños; en los hechos, es la primera vez en más de un año que está a la defensiva.

En el arranque de campañas, la coalición Todos por México, que encabeza José Antonio Meade, lanzó ya una campaña para hacer énfasis sobre los temores que generan los cambios en el gobierno que impulsaría Andrés Manuel López Obrador de llegar a la Presidencia. El miedo que provoca a dos tercios de los electores es el eje de estos spots y la violencia de diversos grupos cercanos a su partido son el eje de la campaña, y tras el primer debate presidencial, López Obrador ya acusó recibo.

“Tengo miedo” es la frase que enfatizan los estrategas priistas y a la que responden con un “no te preocupes; va a ganar Meade”. Ahora, también comenzó a circular en redes un video, que sin duda no será el primero, en el que se muestra a Hugo Chávez como candidato a la Presidencia de Venezuela en 1998, ofreciendo poner a consulta cada dos años su permanencia en el cargo utilizando la misma argumentación que esgrime el Peje al plantear como una acción inmediata la iniciativa de revocación de mandato en caso de llegar a Los Pinos, y lo ofrece como un mecanismo de “democracia verdadera”.  Más adelante, el video anti AMLO concluye con un texto que dice: Y así pasaron 14 años de populismo autoritario. A pesar de referirse al caso Venezuela, el material no contempla los cinco años de Nicolás Maduro y la crisis brutal que hoy azota a nuestro país donde el hambre ha provocado que, en promedio, los venezolanos hayan perdido 11 kilos de peso en el último año, la escasez genere incremento de muertes en hospitales por falta de medicamentos y que el abasto de productos básicos de higiene esté prácticamente cancelado.

Más allá de las erráticas mediciones de opinión pública que dan márgenes de ventaja a López Obrador que van de los cinco a los 15 puntos porcentuales, lo que es un hecho es que el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia está por primera vez a la defensiva y por eso llama a sus fieles a contrarrestar lo que llama “guerra sucia” en un tono al que parece no están muy acostumbrados: “sin insultos y con alegría”.

Sin duda, los ataques subirán de tono. En realidad, los adversarios de López Obrador tienen un arsenal grande para lanzarle misiles, tanto en lo que tiene que ver con casos de violencia y corrupción de sus aliados y cercanos, como en las extraordinarias coincidencias en el discurso y las promesas de AMLO y Hugo Chávez que en Venezuela al llegar al poder se convirtieron en los hechos en ataques a medios, empresas y opositores en la franca cancelación de las libertades de expresión, comercio y democracia. Y todavía faltan dos meses de campañas.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 411 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a262487.htmlCd0NV CAC = Y co = US