La deuda mundial de Estados Unidos es impagable

La Bolsa es el mercado financiero por excelencia, Estados Unidos ha desempeñado un papel líder en la creación de este mundo financiero turbulento de hoy, aun cuando sus efectos se hayan diseminados por el resto del mundo y pudiera parecer inocente de todos estos procesos de globalización financiera. Suponer que se puede prescindir del capital ficticio en manos del capitalismo global resulta absurdo. Incluso su importancia es mayor en épocas turbulentas, cuando la economía global viene sufriendo, por varias décadas un proceso de desaceleración. La oligarquía financiera global ha encontrado en la especulación la compensación a los rendimientos insuficientes de sus actividades. Hoy podemos recuperar la vieja teoría de Keynes cuando la eficacia marginal del capital es menor que la tasa de interés, se prioriza la inversion financiera sobre la inversion real. Si ello trae consigo crisis, desempleo, crecimiento del sector informal, exclusion, pero algunos monstruos financiero acaparan inmensos beneficios, no importa que el barco se hunda para todos.

Es cierto que el modelo teórico de Keynes estaba dirigido a regular hasta ciertos limites el movimiento especulativo. Pero hoy la especulación rebasa las fronteras nacionales, se ha globalizado. Esta dialéctica entre el poder del dólar y el poder armamentista de Estados Unidos es muy bien explicado por Win Dierckxsens. Algo que el autor tiene muy presente es la necesaria alianza que debe existir entre la víctima del neoliberalismo en el Norte y en el Sur en la resistencia y la lucha por alcanzar una economía en función de la vida.

Otro orden económico es necesario. La caída del dólar, sin embargo no es una amenaza externa, sino un peligro con causa interna. La amenaza no consiste en que el euro presenta sustituir al dólar. El verdadero peligro es que el sistema económico mundial de hoy se encuentra construido sobre una gigantesca pirámide invertida de deudas que en cualquier momento puede derrumbarse. Esto es valido para el mundo occidental en general pero sobre todo para los Estados Unidos. El peso principal de la deuda mundial se encuentra en el propio Estados Unidos y es ahi donde esta el mayor peligro de un colapso financiero. Sumando la deuda publica y privada acumulada EE.UU debe un total de 38 billones de dólares, es decir casi el PIB mundial. Solo en intereses paga 300.000 millones de dólares al año. La deuda privada acumulada de los hogares estadounidenses alcanza 9,6 billones de dólares, la deuda empresarial 7,6 billones y el sector financiero 11.7 billones de dólares.

Todo eso y mucho menos bastaría para que en cualquier otro país una moneda se desplomase y que la nación estuviera bajo una política de ajuste estructural.

Al poseer la moneda mundial y al endeudarse con el exterior Estados Unidos se endeuda en la moneda propia que es capaz de emitir. Al emitir dinero parar poder pagar sus deudas, el efecto inflacionario se exporta.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1617 veces.



German Saltrón Negretti

Defensor de los Derechos Humanos.

 germansaltronpersonal@gmail.com

Visite el perfil de German Saltrón Negretti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



German Saltrón Negretti

German Saltrón Negretti

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a251559.htmlCd0NV CAC = Y co = US