¿Que se esconde detrás del triunfo de Trump?

Donald Trump, con todo lo que puede decirse de él, no es tan estúpido como lo dibujan algunos noticieros, tiene dos carreras claves para un político: es antropólogo y economista, eso no lo hace un hombre inteligente, pero tampoco un imbécil sin conocimiento. Ha sido exitoso en el mundo inmobiliario y en el tema de la especulación financiera, un negocio que en la era actual, es el más rentable que ha conocido el captalismo. Trump, no tiene una experiencia política previa conocida, sin embargo en su labor de empresario y financista de muchas campañas, ha estado relacionado con el mundo político, y sobre todo con la casta que domina las decisiones en los Estados Unidos.

La aparición del fenómeno Trump hay que buscarla en la profunda crisis socio política de la elite dirigente de los EEUU, y en el descontento social que se expresa en cada una de las elecciones, el ciudadano común no siente ningún estímulo para acudir a votar por una democracia que no tiene valor, se acabaron los líderes como Abraham Lincoln o Keneddy, eso explica la aparición de dirigentes como Obama, de quien Bill Clinton, opino que en otros tiempos debía servirle el café a los políticos serios, o la misma Hilary, que en otras épocas se dedicaría a preparar las Hamburguesas.

El antecedente más remoto a lo que Trump representa como proyecto político, fue la era del Vaquero presidente: Ronald Reagan, que disparó la industria armamentista de los Estados Unidos, con un tiempo de locura y guerra, pero que logró consolidar posiciones geo estratégicas.

No es muy distinta la actual época para el complejo industrial militar de lo EEUU, con una tercera guerra mundial declarada ya jurídicamente por la ONU, por el número de participantes, y la necesidad de un recambio en su liderazgo, ante las expresiones populares como Ocuppy Wall Streth.

La presencia de Trump viene a ser una advertencia al mundo del estamos locos y borrachos, pero nos podemos volver más locos, la fama que se la ha

pretendido crear con un estilo políticamente incorrecto, busca convertirlo en el chivo expiatorio, si es necesario una guerra en grandes proporciones con Rusia o China, eso también explica por qué los gringos se ven obligados a tener un taima con la revolución en Venezuela, porque les urge asegurar la estabilidad en el suministro de crudo más cercano, y el descongelamiento de las relaciones con Cuba, para quitarle un aliado a Rusia que está a 90 millas del territorio estadounidense.

Trump, reúne una característica especial, es un consumado estratega militar, un hombre con vocación que puede apelar a los sentimientos nacionalistas, y empujar al pueblo a que se inmole en una guerra para favorecer a la élite dominante. El show con las encuestas que monto la Central de inteligencia Americana, encargada de filtrarle a Julian Assange los datos que a Hilary le soplaban las preguntas, revela el entramado del proyecto Trump, que siempre estuvo adelante en los números, según la proyección de delegados, eso explica su triunfo con relativa facilidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2535 veces.



Luis Figuera


Visite el perfil de Luis Figuera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: