Deducciones

El bipartidismo español

La historia de España es una cronología de altos y bajos. Simón Bolívar, la conocía muy bien. La sintetizó en aquella reflexión de "Hasta la propia España no deja de ser africana", en referencia a los 800 años que pasaron los moros del Norte de África en los reinos (o países) . Por lo que los españoles, tienen ese sabor africano, en especial arabo africano, les guste o no.

Por supuesto, Bolívar, lo decía a los mantuanos venezolanos "déjense de pensar que son europeos puros".

Juan Germán Roscio Nieves, el primer canciller de Venezuela, les dedicó su principal obra escrita al reino español, y entre otras verdades les enseñaba que la sangre de un trabajador es igual o más importante que la de un rey, porque lo que hace a los hombres y mujeres valiosos es la virtud y el mérito.

Para esa época Napoleón había humillado a los reyes y el pueblo enojado comenzó a pensar seriamente en la república que debió esperar un ensayo en 1873 – 1874, y otro en 1931 – 1936, porque lo de Franco, en realidad fue una monarquía dictatorial, después volvieron los borbones.

La monarquía permitió un sistema de partidos para administrar el gobierno bajo supervisión del Rey. Algunos optimistas, llaman a lo que vino después de la muerte del Dictador "transición democrática y hasta democracia".

Ningún científico social podría llamar "democracia" a un sistema donde unos partidos se disputa una legislatura que puede ser disuelta a voluntad del rey; una legislatura que necesita el visto bueno del monarca para que intente elegir "Presidente de Gobierno", al candidato del beneplácito del rey.

Bajo ese sistema de elecciones de "desagrado", surgieron los partidos, el Popular, el más identificado con la monarquía,cuya injerencia está presente en toda la vida española; y el Socialista Obrero, una manera de diferenciarse del Popular, al menos nominalmente. Ellos han ejercido el bipartidismo a cargo de hacer cumplir la voluntad de "Su Majestad".

De manera irreverente, llegó el Partido Podemos, que dentro de estatus quo es lo más alegado de la tradición. Como gusta poco, la estrategia bipartidista es desgastarlo en su propiocaldo de cultivo: elección tras elección. Por eso, todo indica que habrá una tercera, en la que el PP espera lograr su objetivo.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1517 veces.



Reinaldo Bolívar

Investigador, fundador del Centro de Saberes Africanos, vicecanciller para África

 reibol@gmail.com      @BolivarReinaldo

Visite el perfil de Reinaldo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad