Tres dardos de curare: Allup, Almagro, Stroessner

1) Idioma y país en "Ramos Allup"

Este señor dialogante, inauguró su reinado legislativo con la amistosa amenaza de "salir de este gobierno en los próximos seis meses".

No es el exagerado timbre nasal que recuerda a Betancourt, no es la frase rimbombante para atacar al otro, que ya conocen los del partido amarillo, es esa especie de "disparen primero y averigüen después" con que se jacta de sus tropelías verbales lo que causa repulsa.

Un adeco aburguesado es lo peor de lo peorcito que quedó de aquella agrupación política que reunió a grandes venezolanos como Rómulo Gallegos, Andrés Eloy Blanco y Luís Beltrán Prieto Figueroa.

El que quiso parlar en la OEA es una aleación decadente de cabillero verbal y banda armada de videojuego.

Hay quienes piensan que se comporta como un mal chofer con carro prestado. Como sabe que pronto debe devolverlo, lo usa abusivamente, a riesgo de entregarlo malogrado.

Gestualmente sobrepasa lo soez de su verbo. Manotear groseramente mientras se pavoneaba en el patio central del edificio legislativo, para mandar a la basura cuadros de El Libertador Simón Bolívar y el ex presidente Hugo Chávez, fue el ensayo de esta zarzuela taurina a la que nos somete el pasajero del Capitolio.

Toda su puesta en escena es machista, con "primera dama" incluida, y sus arengas apuntando la bragueta del pantalón, como macho empoderado que lee un Decreto de suspensión de garantías mientras los fusiles callan al populacho.

2) Paraguay en MERCOSUR: recuerdos del Plan Cóndor

Que gran ejemplo de demócratas son los discípulos de Stroessner. Sabotean la Presidencia Pro Témpore a Venezuela con amarga retaliación. Violan la norma que establece la rotación alfabética y la tradición de traspasar simbólicamente en la reunión de Ministros de Interior. Desconocen algo tan guaraní como el derecho consuetudinario y el valor de la palabra.

La prolongada dictadura paraguaya aún le sirve a su patrón del norte. Perseguirán todo cuanto huela a izquierda, derechos humanos, libertades. Sin argumentos, pero con sed de sangre humana.

3) Almagro: la derecha sin fronteras (ni vergüenza)

El secretario recibe el apoyo de un montón de expresidentes derechistas para que siga su cizaña contra Venezuela. Pero el secretario llegó a la secretaría apoyado por la izquierda. Porque el secretario fue promovido por la izquierda de su país, de la cual formaba parte.

El secretario mutante, se emociona con las lisonjas de sus nuevos amigos, más CNN.

Hace 40 años Pinochet fue anfitrión de la OEA. En aquél encuentro con Kissinger afinaron detalles del Plan Cóndor para asesinar, torturar y desaparecer gente de izquierda en Latinoamérica. Aún las víctimas esperan justicia en el Uruguay de Benedetti y Biglietti. Ya no del secretario.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1600 veces.



Yldefonso Finol

Economista. Militante chavista. Poeta. Escritor. Ex constituyente. Cronista de Maracaibo

 caciquenigale@yahoo.es      @IldefonsoFinol

Visite el perfil de Yldefonso Finol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: