Insurgencia frente a la "razón colonial"

Para qué seguir imitando. Para qué imitar o intentar parecernos a los norteamericanos, rusos o chinos, franceses o ingleses en cuanto a sus modos de vida y sus respectivas civilizaciones. Para qué parecernos a los otros y abandonar lo que realmente somos. Si no nos despojamos de la racionalidad del que domina, de esa "razón colonial", jamás podrá haber emancipación y por lo tanto seguiremos atrapados en la esperanza de que el mañana sea mejor.

Históricamente nos han vendido la idea que nuestros antepasados, lo que llamaban los europeos "indios", simplemente resistían frente al avasallante poder colonial, tratando de ignorar que durante esos años de dominación, no solamente hubo resistencia, sino que insurgieron, dieron respuesta guerrera contra esas relaciones de poder colonialista. Respuesta guerrera que les ha permitido existir hasta el presente, mantener y conservar su cosmovisión Abya Yala, cosmovisión que hoy frente al mundo globalizado resulta toda una propuesta de su conocimiento, identidad y cultura enmarcada dentro de la rebelión de los saberes –y quieran o no reconocerlo- surge como alternativa contra ese poder constituido que ha intentado desaparecer con su "razón colonial" la diversidad de nuestras etnias originarias, buscando borrar nuestros orígenes y su historia, historia que para el poder que domina, es subversivo porque es una respuesta revoltosa, insurgente, rebelde frente al colonialismo de ayer y la recolonización de hoy.

Frente a esa "razón colonial" eurocentrista, que hoy se presenta en América Latina de diversas maneras, o bien como capitalismo o socialismo para darle continuidad a la recolonización de nuestro continente dentro del paradigma globalizador, se sigue resistiendo e insurgiendo y a la vanguardia de esas luchas se encuentra hoy día, nuestras etnias originarias como los yukpa y los indígenas de la Amazonia de Venezuela, los zapatistas de México, las etnias de la parroquia zumbahua en Ecuador, el movimiento indigenista de Colombia, Perú y Bolivia –entre otras- pero lo que hay que exaltar es que la lucha no se limita ahora a rescatar sus territorios ancestrales que les está quitando la voracidad extractivista del gran capital, bajo la complacencia de los gobiernos de turno, hoy esa lucha además del rescate de sus tierras han incorporado una nueva conciencia étnica que busca combatir y cambiar el modelo de dominación imperante que estrangula no solamente a los pueblos originarios, sino a toda la población de nuestro Continente Abya Yala.

"Una cualidad de esa nueva conciencia étnica se expresa en que sus propuestas políticas actuales y las acciones de lucha que están llevando adelante para hacerlas posibles, no buscan simplemente abrirse un espacio para sí mismo dentro del orden establecido, sino que cuestionan íntegramente el sistema político, el modelo de desarrollo dependiente, los modos de vida y los valores en que se sustenta el Estado-Nación dominante. Es un proyecto no para volver al pasado, sino que tiene como visión contemporánea, pues es una respuesta frente al ahora y para la búsqueda de un futuro. Es una propuesta no para su liberación, sino que a partir del reconocimiento de la diversidad étnica, regional, de género, de clase, busca su unidad y articula la lucha de todos los sectores sociales. Plantea la transformación integral de la sociedad". (GUERRERO, Patricio. "El saber del mundo de los cóndores". Edit. ABYA YALA. Quito-Ecuador. 1993. Pp. 28).

Tales apreciaciones, nos conduce a entender que las luchas de nuestros originarios van más allá de sus propias reivindicaciones, es y representa una propuesta para retomar el camino hacia el SUR, a dejar de pensar como ellos y comenzar a pensar como nosotros, en otras palabras, despojarnos de esa "razón colonial" que la globalización con el respaldo de los gobiernos de América Latina ha impuesto a nombre del socialismo o del capitalismo.

Para qué seguir imitando. Para qué imitar o intentar parecernos a los norteamericanos, rusos o chinos, franceses o ingleses en cuanto a sus modos de vida y sus respectivas civilizaciones. Para qué parecernos a los otros y abandonar lo que realmente somos. Si no nos despojamos de la racionalidad del que domina, de esa "razón colonial", jamás podrá haber emancipación y por lo tanto seguiremos atrapados en la esperanza de que el mañana sea mejor.

PRIMERO LOS INTERESES DEL CAPITAL

En la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA), que es un proyecto en ejecución de los grupos dominantes de la región, que coloca en bandeja de plata a las grandes trasnacionales los recursos naturales de nuestro Continente Abya Yala con el aval –desde luego- de los gobiernos vende patria del Continente, donde hay que incluir con especial atención al llamado gobierno "bolivariano".

El IIRSA, se muestra como un foro para el "dialogo", donde participan los gobiernos de 12 países de Sudamérica, la llamada Unión de Naciones Sudamericanas. Su objetivo real es lo que ellos llaman "planificación y desarrollo" para el "mejoramiento" de la infraestructura regional de transporte, ENERGÍA y telecomunicaciones, como una forma de facilitar y promover la llamada integración, integración que en términos bien claros son los intereses de las clases que dominan.

Esa explotación de nuestros recursos naturales, actividad que desarrolla el IIRSA junto a las trasnacionales en América Latina, es la expresión del Plan Colombia, Plan Puebla Panamá y el ALCA, es lo que se conoce con el nombre de EXTRACTIVISMO, extractivismo que ha sido y sigue siendo la forma más perversa de saqueo y robo permanente, acompañada del asesinato contra los que se opongan a los intereses de los grandes conglomerados que en el ayer y en el hoy, siempre han ejecutado a nombre del desarrollo, la democracia, la libertad y la integración.

Este extractivismo tiene que ver no solamente con la explotación de petróleo, coltan, gas, carbón y otros minerales, el mismo contempla la explotación a gran escala de la agricultura transgénica, bosques, biodiversidad y agua. El extractivismo, independientemente de los disfraces que se haya colocado a través del tiempo, se ha fraguado en la explotación de materias primas fundamentales para el desarrollo industrial y la riqueza del Norte global. Explotación que se ha hecho sin revisar o prever la sustentabilidad de los mencionados planes y el agotamiento de los recursos.

45 MILLONES DE INDIGENAS AFECTADOS POR EL IIRSA

En América Latina, cerca de 45 millones de indígenas, distribuidos en 826 pueblos de acuerdo al censo de la CEPAL/2014, sufren las consecuencias del EXTRACTIVISMO promovido por el imperio del gran capital a través de sus respectivos conglomerados, que dejan como resultado un gran desierto a lo largo de nuestra región y sin futuro a las generaciones que vienen atrás.

En el caso venezolano, la actividad minera ha dejado como saldo el asesinato colectivo de los grupos étnicos de la Sierra de Perijá, en el Estado Zulia, donde los Yukpa han sido víctimas del llamado gobierno bolivariano y del gobernador de ese Estado, donde aún se recuerda el asesinato del cacique Yukpa Sabino Romero, por defender sus tierras ancestrales de los terratenientes y de las empresas multinacionales. De igual manera hay que señalar, que hace apenas algunos días fue entregado a las empresas trasnacionales el Arco Minero del Orinoco (AMO). "En un mes estarán instaladas en el país varias empresas mixtas con capital canadiense, estadounidense y alemán para iniciar la extracción de oro, cobre, plata y coltán como parte de los convenios suscritos por el Estado venezolano Socialista y Bolivariano, para la explotación de minerales", informó Nelson Merentes, presidente del Banco Central de Venezuela. El ente se incorpora a los proyectos productivos a partir de la negociación con más de 150 empresas de Asia, África, Europa y América.

Éste nuevo escenario de entrega y venta del país y donde la soberanía se pierde, va a afectar cerca de 55 mil indígenas (datos del censo del año 2011) que habitan en el Arco Minero del Orinoco, entre los cuales se encuentran los Inga, Mapoyo, Eñepá, Kariña, Arawak, Akawako, que suman según datos del censo del año 2011 un estimado de 54.686 indígenas, que desarrollan sus formas de vida propia dentro del área en concesión.

Tales escenarios, nos traslada a pensar que las luchas de nuestros originarios tendrán que ir más allá del justo reclamo, pues para el mundo del capital no importa la vida de los seres humanos y más si son esos sujetos llamados "INDIOS", sólo quedara la lucha por la tierra y la emancipación de la patria, tal y como lo vienen haciendo los pueblos indígenas en todo el territorio latinoamericano.

Pero la historia de este continente Abya Yala, está lleno de hermosos ejemplos donde nuestros pueblos no se rinden, habrán conocido la derrota, pero la rendición es una palabra que en el lenguaje de nuestras etnias originarias no existe.

Uno de los ejemplos más recientes que tiene nuestra indianidad acerca del tema que nos ocupa, es el ZAPATISMO en Méjico. La esclavitud, la tortura y el asesinato en el Estado de Chiapas contra las naciones indígenas representaban la cotidianidad de ese Estado Mejicano, hasta que surgió el EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional), el mismo fue producto de un proceso organizacional y clandestino que se materializa en el año 1994.

Este movimiento es tildado como movimiento post guerra fría como el Okupa de Europa, Sin Tierra de Brasil, Piquetero de Argentina. Sus planteamientos son:(1) La defensa de derechos colectivos e individuales negados históricamente a los pueblos indígenas mejicanos.(2) La construcción de un nuevo modelo de nación que incluya la democracia, la libertad y la justicia como principios fundamentales de una nueva forma de hacer política. (3) El tejido de una red de resistencias y rebeldías altermundistas en nombre de la humanidad y contra el neo liberalismo que hoy día se disfraza de socialismo.

Hoy día el EZLN, es el que coloca las condiciones en la región liberada y ahora si hay muertos es producto de los enfrentamientos donde se muere de pie y no de rodillas. Esta situación se está generando en otras partes de América Latina e incluso en Bolivia, donde le están quitando la máscara a Evo Morales, con su carita de yo no fui, pero que ya están descubriendo que sus intereses están de lado del gran capital.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1366 veces.



Enrique Contreras Ramirez

Militante de Ruptura

 comentando.noticia@gmail.com

Visite el perfil de Enrique Contreras Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Enrique Contreras Ramirez

Enrique Contreras Ramirez

Más artículos de este autor