Colombia: Un vecino incómodo

"… ¡Colombianos! Mis últimos votos son por la felicidad de la patria. Si mi muerte contribuye a que se cesen los partidos, y se consolide la unión yo bajaré tranquilo al sepulcro".

Simón Bolívar

A propósito de la última alocución del Presidente Nicolás Maduro a la Asamblea Nacional y su intención de ratificar el cierre de la frontera con Colombia, cobra una vital importancia para nuestro país tal decisión y sobretodo en los actuales momentos de emergencia económica.

No es un tema nuevo para los venezolanos el relacionado con la frontera colombiana, herencia histórica que ha pasado por los más variados esquemas y espinosos desencuentros que remontan los días de la muerte de nuestro Libertador Simón Bolívar, aquel triste 17 de diciembre de 1830.

La historia nos recuerda que murió en Santa Marta, Colombia al compás del canto de los esclavos, en una hacienda de un español (que ironía). Sus ideas quedaron sembradas en todo el continente y reseñas de cronistas nos afirman:

"Los esfuerzos que en vida adelantó Bolívar por unificar a toda la América en una Patria Grande fueron destruidos por las oligarquías de la época (Páez y Santander), que persiguiendo sus intereses terminaron, primeramente, con la vida de Antonio José de Sucre, y después, con la disolución de la Gran Colombia y la expulsión del Libertador.

Los restos del héroe fueron inhumados solemnemente en la Catedral de Santa Marta y trasladados a la Catedral de Caracas en 1842, hasta ser colocados de manera definitiva en Panteón Nacional en 1876. A pesar de todas las oposiciones e intentos segregacionistas; el ejemplo y la memoria del Libertador quedaron para siempre sembrados en la memoria del pueblo venezolano, como símbolos y esperanza de justicia y libertad".

Han pasado los años y la historia pareciera repetirse pero con distintos protagonistas, muchos de ellos herederos de Páez y Santander, deseosos de destruir más por envidia que por solidaridad, el sueño de Bolívar y la necesidad de mantener la armonía de dos países hermanos, nacidos de un mismo padre y con igual sueño de libertad.

Cabe destacar el papel que ha jugado a través de los años la diplomacia colombiana, más oligarca que otra cosa y a la cual nos hemos referido en anteriores oportunidades para esta página de Aporrea.

En artículo titulado "La Diplomacia de la Oligarquía Colombiana" dijimos lo siguiente: "Si de algo debería estar curada la República Bolivariana de Venezuela es de los desaires reiterados y de la hipocresía que han caracterizado, desde siempre, a la diplomacia colombiana; que no es otra sino la misma que practican todas las oligarquías del mundo, cuando de la defensa de sus intereses se trata.

Por ello no resulta nada extraño ni tampoco un síntoma que pudiera sorprendernos, el comportamiento del gobierno colombiano representado actualmente por el Presidente Juan Manuel Santos; hijo natural de la más rancia burguesía neogranadina y heredero junto a Álvaro Uribe Vélez del legado de Francisco de Paula Santander".

Fue justamente en el período de gobierno del Comandante Chávez cuando obligado por la circunstancias, tuvo que romper relaciones con el gobierno del ex presidente Álvaro Uribe Vélez.

Hoy de nuevo el presidente Nicolás a Maduro ha ratificado el cierre de la frontera muy a pesar de que antipatriotas - quienes hoy han llegado a la Asamblea Nacional - piden su apertura.

No es casual esta situación, cuando ellos mismos han sido los artífices de la guerra económica que los llevó al parlamento sin ningún esfuerzo y sin ningún proyecto político, sólo avalados por el hambre provocada adrede en el pueblo venezolano.

Fue precisamente gracias al contrabando de combustible y sobretodo de productos y alimentos de la dieta básica, que generaron condiciones deprimentes reflejadas en las colas y el desabastecimiento que todavía hoy se mantienen, luego del 6 de diciembre y por el cual además, han recibido el apoyo del gobierno colombiano.

Actualmente toda la zona fronteriza de más de 2.219 kilómetros con más de 10 millones de colombianos y más los cinco que se han residenciado en nuestro país, son subsidiados por el Estado venezolano.

Ante esta situación los gobiernos de Álvaro Uribe en el pasado y ahora el de Juan Manuel Santos lo que han hecho es apoyar legalmente tal situación irregular, al fortalecer grupos de contrabandistas (como supuestas cooperativas) y aupar las mafias que pululan en la frontera integrada por vecinos de las dos nacionalidades.

Cabe en este momento apoyar la política del Presidente Nicolás Maduro del cierre de la frontera por los resultados positivos que se han obtenido; pero también es bueno insistir en el control de nuestra FANB y en la alta rotación que debe prevalecer en los integrantes de la GNB, para evitar así el soborno en esta zona de la frontera colombiana con los estados Táchira, Apure, Zulia y Amazonas.

La guerra económica ahora no sólo se mantiene a pesar de los altos esfuerzos que ha hecho el Estado venezolano para erradicarla con su Decreto de Emergencia Económica, sino que esta debe también prevalecer en los integrantes de la nueva Asamblea Nacional quienes no deben pagar los favores recibidos de la oligarquía del vecino país, sino que deben luchar por la estabilidad económica de Venezuela.

El Libertador Simón Bolívar no sólo murió en Santa Marta, ahora desde el parlamento venezolano también muchos encompinchados con mafias del vecino país, ordenan sacar su figura y sus ideas del Capitolio y además quieren destruir la huella del "Comandante Eterno" inspirados en el odio del vecino incómodo.

Colombia a pesar del cierre de frontera no sólo debe buscar el camino de la paz en La Habana con la FARC, sino que también debe procurar la paz con Venezuela; porque como decía el Comandante Hugo Chávez: "la paz de Colombia es también la paz de Venezuela".

¡Amanecerá y veremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2200 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a221575.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO