¿Somos culpables de las crisis?

Recontar que la riqueza extraída de América Latina, particularmente de la ciudad de Potosí boliviana, inundó otros continentes activando sus economías, podría parecer a estas alturas del Siglo XXI, estar "descubriendo el agua tibia", como se dice coloquialmente.

Bien podríamos agregar a ese recontar, que los países desarrollados deben sus bonanzas actuales al despojo que de las materias primas que han hecho a los países llamados por ellos tercermundistas y que por tal razón el mayor porcentaje de materia prima que utilizan Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania, Reino Unido y Japón para sus procesos industrializadores, provienen de América y África, y gracias a ello pueden mantener, algunos sus monarquía, otros sus primacías políticas imperiales, y en su conjunto, tener los promedios de inflaciones más bajas del planeta. Privilegios que sólo detentan quienes consumen la mayor energía del planeta.

Todo eso también está bien documento. Aceptado como natural por quienes ante la crisis planetaria, consecuentes con sus posturas, se atreven a decir que la "desigualdad y la corrupción en Latinoamérica atrofia su crecimiento", tal como expresara recientemente el presidente del Banco Mundial Jim Yong Kim, sacando de ese paquete de corresponsabilidad, que bien se sabe es responsabilidad directa, a las grandes potencias.

Afirmación inadmisible. Y lo es porque además de exculpar a los autores de la debacle económica de los países más pobres y del cambio climático entre los tantos males que han engendrado, forman parte del discurso metaforizado que han hecho de nuestra realidad para de ese modo según su hilo narrativo acomodaticio, conminar a los otros países a acogerse a doctrinas económicas salvadoras, o para vanagloriar o satanizar ideologías. Jugar y sentenciar.

Recurrente con aquello de "estar descubriendo el agua tibia", en el pasado fuimos llamados salvajes e incivilizados, perdón en el presente también, en un libro de sexto grado que avizora la intencionalidad geopolítica gringa de robarse la amazonia, se ofrece una lectura donde se caracteriza dicha región de este modo: "…está localizada en América del Sur, una de las regiones más pobres del mundo..., es parte de ...ocho países diferentes y extraños, irresponsables, crueles y autoritarios..., pueblos crueles, de trafico de drogas y además, son ... pueblos incultos e ignorantes..., pudiendo causar la muerte de todo el mundo dentro de pocos años...". En fin, es parte de la metáfora que sirvió para justificar el sometimiento, la esclavitud y quedarse con nuestros recursos.

Hoy, somos los padres de la crisis que vivimos, según los cerebros de la banca internacional. De una crisis en torno a la cual se pronostica y aconseja. Pronostican por ejemplo, que el 2016 América Latina irá a una de sus peores crisis de la historia, cuyo presagio es cerrar este año con una contracción económica de -0,3 lo cual significaría ajustar los recursos para pagar deudas externas, poder obtener más préstamos a altos intereses y minimizar lo atinente a inversión en programas sociales. Luego de ese diagnóstico, vienen los consejos o recomendaciones. El FMI propone "desbloquear reproductividad" elaborando las reformas que han sido olvidadas (¿A qué se referirá? ¿Ajustes fiscales condicionados para poder hacer los préstamos que ayuden a salir de la crisis?). Así como "aprender a ahorrar en tiempos de crisis". Y sin quedarse atrás, el BM hace sugerencias más lapidarias "reducción de las desigualdades económicas, sociales y de poder, debe ser una absoluta prioridad para los gobiernos. La corrupción es otro obstáculo". Pues, en definitiva, América Latina es la única responsable de su crisis, que incide en la economía mundial.

Canallescas contradicciones de este sistema mundo…

Como podemos ver, aunque pareciera seguir "descubriendo el agua tibia": los países pobres seguimos siendo los mismos colonizados de antes…con las honrosas excepciones de aquellos que como Venezuela, se han plantado para alcanzar la emancipación económica, aún muy distante…

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2666 veces.



Aquileo Narvaez Martínez


Visite el perfil de Aquileo Narvaez Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Control Obrero, Cooperativismo y Desarrollo Endógeno