Rusia desplaza a la OPEP

En el 2003 la OPEP tomó la enérgica decisión de reducir su producción en 900.000 bpd. La excusa: enfrentar el incremento en la oferta en los no-OPEP para asegurar la estabilidad del mercado. Hoy, una medida similar no se ve posible. Las circunstancias actuales lo señalan: en el seno de la organización productora pareciera imponerse el disenso, donde inclusive algunos miembros han anunciado el aumento de sus niveles, en tanto Estados Unidos está produciendo más de nueve millones bpd a través de métodos no convencionales.

En el artículo en www.aporrea.org/energia/a214126.htmlla-opep-se-desvanece, planteo que se hacía inminente crear alianzas estratégicas con países no OPEP, cuestión que siempre ha estado en el ánimo y la intención de nuestro gobierno pero nunca consumadas. Aunque esta semana pasada se dio una reunión trascendental en la que de seguro los intereses compartidos entre Rusia y Venezuela fueron determinantes. Y Lo que llama la atención de tal encuentro es que quien convoca a Arabia Saudita para hablar sobre la necesidad de bajar la sobreproducción mundial es Rusia, rol propio de la OPEP, y el ministro ruso es quien declara que su país está listo para cooperar con la OPEP porque eso es "normal" y "constructivo" (lo de bajar la sobreproducción), además de indicar sobre la necesidad de hacer un nuevo encuentro con algunos invitados de la OPEP.

Lo cierto es que la estrategia pareciera estar perfilada mediante estas implicaciones resueltas:

  • Si uno de los propósitos de la OPEP es mantener las cuotas de producción de tal modo que no afecten el precio del barril negativamente. Condicionado tal hecho por el aporte de un tercio de la producción mundial (cuota vigente).

  • Si no hay consenso en la OPEP para bajar la producción.

  • Si la producción OPEP fácilmente la suman y pueden sobrepasar, Rusia (10 mbd), Arabia (9,5 mbd) y tres países más de la OPEP entre los cuales estaría naturalmente Venezuela.

Entonces, la OPEP perdió su papel protagónico, y la estrategia de Rusia se lanzaría a la suerte como una nueva alianza para amarrar los precios del petróleo y con ello levantar las economías de los países productores y evitar la debacle que vaticinan el FMI y el BM.

Sin embargo, hay que ver más allá de las bondades de un acuerdo de esa naturaleza de darse en el futuro próximo y de las posibilidades de mantenerse en el tiempo. Para ello hay que partir de este hecho: los saudíes son pro imperialistas. ¿Acaso no responderán a los llamados de potencias al ver rozados sus intereses? ¿Qué relación existe entre los anuncios del FMI y el BM que apuntan decrecimiento en América latina y la sobreproducción petrolera inducida?

En el concierto neoliberal, quienes marcan los indicadores, los caminos de las economías son los organismos pre mencionados. Por ello es perentorio recordar que FMI ha pronosticado la caída del PIB en 0,3% para América Latina, lo cual se debería en gran parte al decrecimiento de las economías de Brasil con -2,8% y Venezuela con -6,7%. El organismo argumenta el porqué de ese número así: "…afectada por la caída del precio del petróleo y una convulsión política." Con este dictamen, tendríamos la economía que menos crecerá en el mundo. Buen insumo para crear una matriz que conmine a defenestrar al gobierno bolivariano.

Lo cierto es que esta movida de Rusia, avala lo ventajoso del acercamiento de Venezuela a los países del bloque BRIC. Porque no se ha tratado de crear acuerdos económicos solamente, per se importantísimos. Se tratado de buscar y conseguir apoyos estratégicos circunstanciales y permanentes, de encontrar la solidaridad erosionada en unas relaciones internacionales donde ha prevalecido el interés por alcanzar las metas de las naciones más poderosas. Y esto vale la pena que lo reconozcan quienes satanizan la proximidad comercial que durante estos años se ha cimentado entre nuestro país, Rusia y China por ejemplo, de lo cual habremos de comentar oportunamente.

Y en ese orden de reconocer y ver las cosas con transparencia, en función de visualizar a mediano y largo plazo los modos posibles que puedan contribuir en la recuperación de los precios del petróleo que tanto afecta a nuestras economías, dejo pender esta interrogante: ¿Serían capaces las naciones "desarrolladas" de occidente sumarse al esfuerzo de Rusia para alcanzar el recorte de la sobreproducción de crudo?

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2648 veces.



Aquileo Narvaez Martínez


Visite el perfil de Aquileo Narvaez Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad