Isis, Uribe y LVL

La geopolítica internacional viene imponiéndose en la agenda noticiosa de los pueblos, en particular, el papel que hoy juegan Rusia, China, Irán y Venezuela, como articuladores –principalísimos- del nuevo mundo emergente. Lo expresaba el canciller ruso Serguéi Lavrov, al manifestar que Venezuela y Rusia sostienen relaciones en materia de energía y una estrecha cooperación firme en derechos humanos con China en la ONU, resaltando que "Ambas [naciones] avanzan en el fortalecimiento de los lazos humanitarios y su compromiso por solventar los conflictos". Vuela alto la Venezuela Bolivariana de estos tiempos convulsionados, en el escenario de la geopolítica mundial. En un planeta recalentado por las guerras propiciadas por el imperio del mal, los EEUU, y sus aliados de la OTAN, nuestra Venezuela Bolivariana levanta las banderas de la paz y el respeto a la Humanidad y, en ello, le acompañan no solo Rusia, China e Irán, sino los pueblos y gobiernos hermanos de UNASUR y la CELAC. Este accionar pacifista en el está orientada nuestra política exterior, sin duda, no es del agrado del imperialismo más guerrerista que haya existido en la historia de la humanidad, los EEUU, y así lo demuestra la reciente agresión imperialista sufrida por nuestro país en la persona del Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, quien en visita oficial, en México es detenido por las autoridades de ese país, debido a una notificación de alerta de Interpol-EEUU, hecho que motivó el ser sometido a un interrogatorio sobre su ingreso a ese país, permanencia y actividades que realizaría, en fin, el humillamiento y mal trato, como respuesta a las firmes actuaciones que nuestra Venezuela Bolivariana viene ejerciendo en pro de la paz y el firme respeto a los derechos humanos desde el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

 

No es poca cosa, desafiar al reino del mal y sus colaboradores. La llamada "operación tenaza", ideada por el imperialismo de los EEUU y ejecutada por sus colonias suramericanas: Colombia y Guyana, pudo ser desmontada en el marco de la diplomacia de paz que hoy caracteriza nuestra política exterior y que es compartida, por la casi totalidad de nuestros países hermanos de Suramérica y el Caribe, quienes han declarado nuestro continente como una zona de paz: "Declaramos América Latina y el Caribe como zona de paz, basada en el respeto de los principios del desarrollo internacional, incluyendo los instrumentos internacionales de los que los Estados miembros son parte y los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas" (Resolución Final, II Cumbre de la CELAC, La Habana, Cuba, Enero 2014). Resolución con la cual, la Venezuela Bolivariana ha sido consecuente ejecutora, en especial, su punto 7: "Compromiso de los Estados de la región de guiarse por la presente declaración en su comportamiento internacional". No practicamos políticas de doble rasero, nuestra política internacional es una sola: la defensa de la paz y la garantía de los derechos humanos a nuestros pueblos. Otra es la política del gobierno imperialista de Obama, quien ese mismo año cuestionaba esa declaración: "Estamos decepcionados que la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), en su declaración final, traicionó la dedicación declarada de la región a los principios democráticos al respaldar el sistema unipartidista en Cuba" (agencia AFP, 30-01-2014), mediante un portavoz del Departamento de Estado. A finales de ese mismo año, el propio Obama, se contradecía a sí mismo al anunciar el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con la hermana República de Cuba: "Hoy, Estados Unidos de América empieza a cambiar su relación con el pueblo de Cuba. Es el cambio más significativo de nuestra política en más de 50 años, terminaremos con un enfoque obsoleto que por décadas fracasó en promover nuestros intereses y en cambio, comenzaremos a normalizar la relación entre los dos países" (Discurso en español del Presidente Obama, 17-12-2014). Reconocía así, Obama, lo errático que fue esa criminal política, genocida sin duda, contraria a los derechos humanos del pueblo cubano a los que, contradictoriamente, pretendía defender. Política imperialista criminal, de la cual, EEUU no será absuelto por la historia.

La diplomacia de la paz y el respeto a los derechos humanos, no cuenta con adeptos en la política guerrerista del imperialismo de los EEUU, propiciada por el complejo industrial-militar, con sede en el Pentágono, quien es, en definitiva, quien realmente dirige el destino y las políticas de los EEUU. Ya hacia los años 60 del siglo pasado, se alertaba del inmenso poder acumulado por ese sector del gobierno imperialista: "[La] conjunción de un sistema militar inmenso y de una gran industria armamentística es algo nuevo en la experiencia estadounidense… En los consejos de gobierno, debemos guardarnos bien de que el complejo industrial militar llegue a tener influencia injustificable, sea o no alentada. Hay potencial, y seguirá habiéndolo, para que se produzca ese desastroso aumento de poder a todas luces inapropiado" (Dwight D. Eisenhower, 34 presidente, discurso de despedida, 17 de enero de 1961). Pasó, sin duda, lo que Eisenhower alertaba, hoy es el complejo industrial militar quien define las políticas no solo en lo que corresponde a la proyección militar, más bien militarista del imperialismo a nivel planetario, sino que, a partir de las guerras, van configurando la economía planetaria, cada vez más necesitada de nuevos y modernos armamentos, para lo cual, necesitarán de ávidos compradores y un mundo cada vez más inseguro, de lo cual se encargará el complejo industrial militar, sus agencias, entre las cuales, en primera línea estarán: la CIA, la USAID, la NED y DEA, cuyos rostros son apreciables para el conjunto de nuestras sociedades, por supuesto, las sociedades ocultas como el Estado Islámico, las Autodefensas Unidas de Colombia o el Club de Bilderberg, que reúne a los más ricos del planeta, en una especie de "Estado policial global", un gobierno invisible que define y controla, desde las sombras, los hilos del poder global, controlando gobiernos desde los EEUU hasta Europa, sus organizaciones e instituciones financieras, como la OMS, ONU, Banco Mundial y FMI. Son solo 133 personas de las cuales, 21 son personajes de la política internacional, quienes cada año se reúnen para definir el destino de los más de 7 mil millones de personas que habitamos este planeta. Si, Bilderberg es el verdadero poder en las sombras, como lo definiera Daniel Estulin: "El Club Bilderberg es una cinta transportadora para la guerra: es un elemento importante que al mismo tiempo puede vender armas y manteca a todos los miembros de cualquier tipo de conflicto".

Y como hablamos de guerras, las connotaciones adquiridas en esta última década dan muestras de la forma específica adquirida, en la que los ejércitos formales han librado sus espacios a la privatización. El paramilitarismo colombiano, las Auto Defensas Unidas, y el Estado Islámico o ISIS, dan fe de esa privatización. Se trata de mercenarios, unos pagados inicialmente por las oligarquías rurales colombianas, después cooptadas por los sucesivos gobiernos de Pastrana y Uribe, como un batallón más de sus fuerzas armadas, para realizar las tareas criminales que la Constitución, les prohibía realizar a sus fuerzas armadas contra el pueblo y la guerrilla insurgente colombiana. Más recientemente, se les utiliza en operaciones de desestabilización de gobiernos no afectos a las políticas imperialistas de EEUU, como el caso de Ecuador y la Venezuela Bolivariana. En el caso venezolano, una nueva dimensión alcanza la guerra, pues, no solo atacan al país, mediante el uso de su territorio para transportar las drogas, sino se ubica el escenario de la guerra en el terreno del ataque a su economía mediante el contrabando de alimentos y demás productos de primera necesidad y el ataque sostenido y prolongado a su moneda, mediante los cambistas quienes gozan de la protección del gobierno colombiano a través de instrumentos legales que, valga la redundancia, legalizan su actuación irregular. Complementan esta criminal forma de actuar, los paramilitares colombianos, con acciones específicas de terror en territorio venezolano, propiciando el incremento de la inseguridad mediante el secuestro de compatriotas o sus bienes (vehículos), el sicariato y ejecución de crímenes horrendos como el recientemente ejecutado por jóvenes opositores que recibieron entrenamiento en las artes militares paramilitares en el vecino país. Acciones de inseguridad, que son encubiertas por los políticos de oposición, la MUD, quienes le utilizan con fines politiqueros acusando al Gobierno Revolucionario de no hacer nada para detenerlos, cuando detrás de la criminalidad, están ellos mismos, como autores intelectuales de tan horrendos crímenes.

Así, como se ha utilizado el paramilitarismo colombiano y cuando hablamos de ello, tenemos que hablar de Uribe y Pastrana sus padres putativos, para desestabilizar y derrocar al Presidente Maduro; en el Medio Oriente, el uso de paramilitares, ISIS o Estado Islámico, es un hecho constatable. Irak y Siria así lo expresan. La política imperialista de los EEUU y sus socios de la OTAN, no persigue otro fin sino descuartizar esos países para poderlos controlar a plena cabalidad y hacerse de sus inmensas riquezas energéticas. Esa idea del califato islámico, no tiene otro origen sino el de las sombrías oficinas de la CIA, ente encargado por el complejo industrial militar de dar entrenamiento a los mercenarios del ISIS, de allí provienen sus horrendo crímenes y degollamientos, que transmiten al mundo masivamente y que potencian ampliamente los medios de comunicación imperialistas a través de sus agencias que monopolizan las noticias en el planeta (AFP, REUTER, EFE, entre otras). Es la misma forma de actuar de sus pares colombianos, las Auto Defensas Unidas de Uribe y la oligarquía colombiana. Se emplea el terror como mensaje de sometimiento al conjunto de los pueblos del planeta. O te sometes al dominio estadounidense o verás lo que te espera, obsérvate en los pueblos de Irak y Siria. El terror es la principal bandera que ha enarbolado los EEUU, ante los pueblos que no se resignan a doblegarse a su mandato, como bien dijera Chomsky en recientes declaraciones: "La doctrina de EEUU en los asuntos internacionales es la de la mafia. El padrino no acepta la desobediencia" (…) "Es demasiado peligroso. Así que, si algún pequeño tendero en algún lugar, por ejemplo, no paga su dinero por su protección, el don no lo acepta. Usted envía sus matones a pegarle hasta hacerlo papilla, incluso si usted no necesita el dinero, porque otros podrían tener la idea, entonces las cosas podrían empezar a erosionarse. Ese es un principio dominante de los asuntos internacionales" (RT, 01-10-2015). No por casualidad, Chomsky, es un convencido de que "EEUU es el creador del Estado Islámico".

Pero, si aún dudamos de lo afirmado por Chomsky, apreciemos la opinión del gobierno imperialista de los EEUU ante los humanitarios bombardeos de la fuerza aérea de Rusia contra objetivos militares del Estado Islámico, ISIS, en Siria. El propio complejo industrial militar, el Pentágono, ha chillado ante lo que han denominado posibles ataques a los "opositores moderados", tan moderados son que andan armados, como declarara la portavoz Elissa Smith, portavoz del Departamento de Defensa, quien refirió que de confirmarse que han bombardeado a los "rebeldes moderados", entrenados, armados y financiados por EEUU, adoptarían "las medidas necesarias para afrontar dicha situación". Rusia ataca al ISIS, EEUU los defiende bajo el falso positivo de ser "rebeldes moderados", alguien que se considere moderado no está en armas contra el gobierno legítimo en Siria y en cualquier otra parte del planeta. En el propio Consejo de Seguridad de Naciones Unidas fueron más descarados, pues el propio Kerry expresó sentirse "gravemente preocupado" acerca de si Moscú efectivamente dirigió sus ataques contra el Estado Islámico o Al Qaeda, alguien en su sano juicio pudiera expresar cuál es la diferencia entre ISIS y el otrora enemigo de EEUU, Al Qaeda, acusado por éstos de ser los causante del mayor ataque terrorista en territorio estadounidense, el derrumbamiento de las torres del Word Trade Center en New York? Cada vez más, se les estrecha el cerco de su política de doble rasero al imperialismo de EEUU, que anuncia su lucha contra el terrorismo pero que a la vez, auspicia, financia y protege al terrorismo internacional. Reafirmándose por esta vía, aquella expresión de Chomsky de noviembre de 2014: "EEUU es el mayor Estado terrorista del mundo y se enorgullece de serlo". No se equivoca el digno Presidente Sirio, Al Assad, al denunciar el papel que le ha dado el imperialismo de EEUU y sus socios europeos al dolor de nuestros pueblos: "El terrorismo es un nuevo instrumento utilizado por occidente para subyugar la región".

Y, mientras en el planeta surge un nuevo polo de poder mundial (Rusia, China, Irán y Venezuela); en el plano interno, la economía sigue siendo uno de los principales dolores de cabeza fundamentales para la estabilidad emocional de nuestro pueblo. Una verdadera guerra, a puertas internas, se libra intensamente; sin que el Gobierno Revolucionario del Presidente Maduro, opte por pasar a la ofensiva demoledora de sus contrincantes: Fedecámaras, la MUD, Uribe y sus paramilitares. La pugna entre los dos modelos que se han injertado en nuestra economía es a muerte, la connivencia entre ambos modelos es una imposibilidad casi que histórica, pues, la lucha de clases existe aunque pretendamos desconocerla, es una ley histórica de las sociedades capitalistas que hoy, se manifiesta en las guerras imperialistas, en la crisis de los inmigrantes que hoy sacude a la Europa, que no es, como dijera en reciente artículo Víctor Álvarez: "Ante el fracaso de las empresas estatizadas que terminaron quebradas por el burocratismo y la corrupción, China, Cuba y otros países con gobiernos de izquierda y revolucionarios han concluido que el socialismo sin capitalistas no funciona…" No camarada, si algo demuestra ese "fracaso" llamado así por usted, es que tanto China como Cuba aún no han trascendido al capitalismo, pese a más de medio siglo pasado ya, que las revoluciones tocaron sus puertas. Lo decía ya nuestro Comandante Infinito, Hugo Chávez, en su discurso en la clausura del Foro Social Mundial de Porto Alegre, Brasil 2005: "Cada día estoy más convencido, sin ninguna duda en mi mente y como han dicho muchos intelectuales, de que es necesario trascender al capitalismo. Pero el capitalismo no puede ser trascendido desde dentro del propio capitalismo, sino a través del socialismo, el verdadero socialismo, con igualdad y justicia. Pero también estoy convencido de que es posible hacerlo bajo la democracia, pero no el tipo de democracia impuesta desde Washington". Cuánto de socialistas, eran esas empresas estatizadas que terminaron en su fracaso? Gerenciadas por una burocracia más consustanciada en los valores típicos del capitalismo, que en los valores del Hombre Nuevo, que tanto proclamó el Che. León Trotsky, en su célebre libro: La Revolución Traicionada, lo caracteriza de manera acertada: "En la medida en que, a diferencia de un capitalismo en descomposición, éste desarrolla las fuerzas productivas, como preparación de la base económica del socialismo. En la medida en que, para el beneficio de un estrato superior, lleva a más extrema expresión las normas burguesas de distribución, prepara una restauración capitalista. Esta contradicción entre las formas de propiedad y las normas de distribución, no pueden crecer indefinidamente. O bien las normas burguesas de una forma u otra se extienden a los medios de producción, o bien las normas de distribución se ponen en correspondencia con el sistema de propiedad socialista". No hay posibilidad de un término medio.

Capitalismo y Socialismo, son modelos antagónicos de sociedad que uno suprime al otro, esa es la principal enseñanza que nos deja la historia de la humanidad. La caída del llamado "socialismo real", que representó un extraordinario avance para la humanidad y la posterior restauración y regresión capitalista, en esa parte de nuestro planeta, al menos, así lo reflejan. Qué si en la Venezuela Bolivariana hemos avanzado o no, en la construcción del nuevo mundo? Sí, hemos avanzado, pero no lo suficiente para proclamar el Socialismo en la Patria de Bolívar y Chávez. Las indecisiones, y el creer que la "vía etapista", ya superada por la historia, nos conducirá por los senderos del Socialismo, ha sido la principal causa de los desvaríos de la Revolución Bolivariana de los caminos ya trazados por nuestro Comandante Chávez.

Del capitalismo, solo debemos esperar, miseria, represión y guerras. Su programa económico, recientemente expuesto por el director de Datanalisis, Luis Vicente León (LVL), así lo refleja nítidamente: "Cada una de las medidas económicas que han sido adoptadas por el Gobierno tiende a profundizar el control de precios, el control de cambio y los impagos de deudas. Es decir: decisiones que fortalecen la raíz del problema", ergo, según LVL, deben liberarse los precios incluyendo en ello, el de las divisas, valga decir, eliminar el control de precios y el control de cambio. Continua LVL, en sus recomendaciones al Gobierno Revolucionario para resolver la llamada por ellos "crisis": "Por ejemplo: el gobierno mantiene el subsidio regresivo a la gasolina (donde tira a basura más de 12 mil millones de dólares), mientras restringe las divisas para garantizar materias primas, insumos, maquinarias y equipos, medicamentos e insumos médicos, entre otros". En resumidas cuentas, propone LVL, la eliminación de los subsidios, iniciando esa política por el tema de la gasolina y exige, en contraposición, que el Gobierno Revolucionario no "restrinja" la entrega de dólares, valga decir, continúe financiando una burguesía que se acostumbró a vivir de los dólares de todos los venezolanos, de la renta petrolera, una burguesía parasitaria, improductiva, cuyo negocio no es ni más ni menos, apropiarse de los dólares de la República. Culmina LVL, con su escenario catastrófico para 2016: "Hay algo claro: los controles de precios y el control de cambio alejan cualquier estímulo a la producción, pulverizan la inversión y deprimen radicalmente la capacidad productiva del país. Si el Gobierno no toma acciones que cambien esta realidad y si no aumentamos los ingresos en dólares, no habrá ninguna posibilidad alguna de mejorar" (¿Qué se espera de la economía venezolana en 2016?, Luis Vicente León, 30-10-2015, prodavinci.com). Tan igual que ISIS o los paramilitares colombianos, que les toca hacer la parte sucia que no se atreven hacer los ejércitos imperialistas, por aquello de guardar las apariencias y los derechos humanos, a LVL le toca encarar la dura tarea de vendernos a los venezolanos y venezolanas, las políticas de shock del FMI; de presentarnos esas políticas, como la tabla de salvación a los actuales problemas que viene presentando el modelo capitalista rentístico venezolano, quien amenaza con hacer aguas, valga decir, desmoronarse por completo. Pretende presentarse, LVL, como aquel flautista mágico del cuento, con sus recetas "mágicas" fondomonetaristas que solo han llevado a los pueblos del mundo a la miseria más profunda, a conocer en carne viva cuán trágica puede ser la vida de los pueblos, cuando se entregan a los designios imperialistas. Triste sería para los venezolanos y venezolanas de bien, escuchar esas notas disonantes del flautista de Hamelin que ante la actual crisis, se nos presentan como los solucionadores perfectos, tan perfectos como se presentaron ante los pueblos de Libia, Irak, Afganistán e incluso ante Siria, prometiéndoles democracia y calidad de vida, los resultados están a la vista de todas y todos…


Caracas, 04-10-2015



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1779 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a214940.htmlCd0NV CAC = Y co = US