Crónicas de la era imperial Obama

Estado Islámico; ¡oportunos o premeditados!

Sin duda que la política intervencionista del gobierno de los Estados Unidos de América se encuentra en el más controvertido escenario de toda la historia.

A lo interno, finalmente, Barack Obama debe reconocer lo violenta que es la sociedad norteamericana, esa violencia que por años han vendido y exportado al resto del mundo como ayuda humanitaria en pos de la libertad y la democracia, ahora se desborda dentro de su propio territorio.

Hacia el exterior, los Estados Unidos, con el pretexto de proteger a sus aliados de la UE, invade militarmente el viejo continente. Sus tropas paulatinamente van recolonizando el este europeo, todo señala, en primer lugar, hacia una confrontación militar UE-Rusia-China. En segundo lugar, reposicionar fuerzas militares estadounidenses para eventualmente contener a Alemania. ¿El cuarto Reich?

El punto álgido, en esta marchita política estadounidense se colma el vaso cuando, extrañamente, desde WikiLeaks, se revela al mundo el espionaje que, por lo menos durante 20 años, los servicios de inteligencia de EE.UU. mantienen sobre los presidentes de Francia. ¡Ridículos esos cuerpos de inteligencia franceses! ¡Oh, tremendo teatro el de François Hollande!

Tomándose la cosa en serio, para las cámaras talvez, la alta dirigencia francesa patalea, rebuzna y al final, el descaro; "nosotros los Estados Unidos nos vemos en la necesidad de estas acciones por seguridad nacional y protección de nuestros amigos y aliados en la lucha contra el terrorismo" ¿Y los cuerpos de inteligencia franceses, realmente son inteligentes?

De pronto, desde el medio oriente, de la nada, como elemento relevante, distractor de la bofetada estadounidense a sus queridos socios y amigos franceses, surge una cadena de atentados terroristas; Francia, ¡Oh, sí, la de Jacques Chirac (1995–2007), Nicolás Sarkozy ( 2007 y 2012), François Hollande, la espiada!, Túnez, Kuwait, ¿?, son víctimas del terrorismo asociado al denominado Estado Islámico, quien oportuna y ágilmente extiende sus tentáculos. ¡Cosa extraña para un justo momento!

Este accionar delictivo, siembra el terror alrededor del mundo, calla los grandes y controvertidos desafíos de la política imperial y finalmente justifica la acción delictiva de los servicios de inteligencia de los Estados Unidos de América alrededor del mundo.

¡Que oportunos!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1212 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: