"Vacas flacas" de Cuba y en Venezuela (cubanización de la imagen del socialismo del siglo XXI)

Miguel San Martín, publicó un artículo en el Universal, "Entrando al periodo especial", 14-02-2015, la idea es comparar la situación venezolana en medio de la crisis del petróleo con lo que él llama el Periodo Especial de Cuba en 1991 debido al desmembramiento del socialismo en la Unión Soviética y agudizado por el embargo comercial y las retaliaciones políticas de los EE.UU a Cuba por haber realizado una revolución democrática y socialista. En ambos casos, lo asocia con el "Periodo de las Vacas Flacas". Para Cuba, en ese período se vivieron privaciones inimaginarias, a la que sometió el imperio y que hoy declara Barak Obama como error diplomático y político, son largas la lista de crueldades económicas de los EE.UU respecto a la isla caribeña, cobrándole el atrevimiento de haber hecho una revolución social y sin resarcir los daños materiales y humanos ocasionados, pretendiendo fracasar el modelo socialista cubano a través de "la guerra económica"

Ignorando las fuerzas de hacer fracasar el socialismo en Cuba, San Martin conscientemente asevera que: "Aquella fue una época de grandes privaciones y sacrificios para el pueblo cubano, de empobrecimiento y deterioro general….", mejor dicho está consciente del embargo económico y el colapso de la Unión soviética como condicionantes internacionales de las causas de las privaciones y sacrificios a que sometió el pueblo cubano y pese a ello, el socialismo en Cuba no fracasó, se mantiene de pié, y sin embargo San Marti, condena al modelo cubano, sin miramientos, sin ver los responsables de la crisis, de los responsable de la guerra económica, prefiere obviarlo, producto del prejuicio político e ideológico de lo que es presa, de igual modo procede con Venezuela proyectando la sombra del pasado cubano, "…como comienza a extenderse por toda Venezuela. No mienten los anaqueles vacíos, los altos precios de los productos y las permanentes colas de personas pugnando por adquirir productos indispensables para subsistir", y de la misma manera repite San Martín en mismo error, desconoce los agentes de la guerra económica en el caso venezolano.

Llama la atención que San Martín utilice el Periodo Especial para asociarlo con la crisis política venezolana, "el artificio de la crisis inducida" que la oposición siembra en la conciencia de los ciudadanos (as), producto de las circunstancias a que la guerra económica ha inducido: "recesión, escasez, racionamiento, expropiaciones, control de cambio, deterioro, empobrecimiento, control social vía dependencia del Estado y represión", todos son instrumento para manipular la imagen del comunismo, volver a explotar la imagen del enemigo de la democracia (Burguesa), esta campaña ideológica va en progreso en la medida que nos acerquemos a los comicios electorales de las parlamentarias. ¿Que se busca con la manipulación de una crisis socialmente inducida a causa de la guerra económica?

Se trata de comparar la crisis actual con el periodo especial de cuando Cuba realizó su revolución, --se buscan elementos comunes--, comparar dos crisis aunque en momentos históricos diferentes, este método se califica de "Cubanización" en la que se trata de hacer creer que la situación de Venezuela es producto de la implantación de "un modelo fracasado" del siglo XX, (el comunismo cubano), y que el socialismo bolivariano no es originario, pretende imitar el trayecto histórico del modelo cubano a imagen y semejanza por dictados de los hermanos Castros, con la anuencia del gobierno bolivariano, de Nicolás Maduro, siendo así tratan de hallar cosas comunes como las expropiaciones, los controles, la unidad cívico-militar para descalificar el socialismo del siglo XXI aparte de descontextualizarlo alejarlo del apoyo de la población.

El modelo del socialismo del siglo XXI lo asocian con "el comunismo cubano", (cubanización) lo etiquetan de represor, de resentido y revanchista, delirante, dictador, de violador de los derechos humanos, en todo caso; dicho "modelo castrochavista" pretenden estigmatizarlo con el fin de atemorizar al pueblo, distorsionando la verdad, por ejemplo, la sectarización del modelo", lo tildan de excluyente por sus postura anticapitalista, e injerencista por el papel interventor del Estado en la economía, de allí que lo acusen de ventajista, considerando que según la visión de la burguesía, no se respeta el derecho a la propiedad privada. La pregunta es si los defensores de la propiedad privada, los capitalistas respetan los derechos sociales de los trabajadores que el gobierno está obligado a amparar como ciudadanos frente a las agresiones políticas de los empresarios. En verdad no los respectan, son excluyentes.

De manera que el capitalismo propone en situación de "debilidad coyuntural", la reconciliación de clases, la reconciliación de la sociedad civil y los trabajadores, de los ciudadanos y los obreros, de la democracia burguesa con la democracia de los trabajadores (socialista) para acabar con los logros sociales del gobierno bolivariano, desmantelar los controles sociales que impiden los desmanes de los empresarios con la fijación de los precios de las mercancías, cercenando el derecho al consumo como viene haciendo, acaparando bienes básicos, especulando con los precios y restringiendo el derecho al acceso al mercado, todo con el fin de crear un escenario artificial, la cubanización (el comunismo de cuartel) induciendo a la población asimilar la imágenes reales como cierta del socialismo del siglo XXI.

La imagen psicológica del socialismo del siglo XXI que pretenden forjar en las mentes del ciudadano es una idea falsa, aquella que "limita el derecho a la iniciativa particular", de régimen totalitario, el abuso de poder, la hegemonía comunicacional, la desinformación, la intolerancia, la tortura, el acoso a la disidencia, la anomia, el oscurantismo, la inseguridad personal y la violencia sectaria practicada por grupos anárquicos (colectivos) permitidos por la cúpula regente. Y abundan los presos políticos". Como puede verse la racionalidad burguesa deforma la realidad, incurre en un error histórico comparativo, ignora las particularidades históricas, las causas verdadera de las crisis, tergiversando los factores, la crisis de los precios del petróleo, la limitaciones histórica del modelo heredado por el socialismo del siglo XXI, el rentísmo petróleo, desprecia el sentimiento popular, su inclinación por el socialismo chavista, así como el interés nacional, la independencia nacional y el derecho a la autodeterminación, privilegia la iniciativa privada por encima del interés nacional, secuestran los derechos del pueblo, la autonomía del Estado y sus instituciones, además de las decisiones electorales, pretenden imponerse sobre la justicia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1814 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a202997.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO