Pildoritas 120 (año VII)

Con los crespos hechos

Lo que le faltó a Uribe y su perro faldero Zuloaga fue decir que Santos se había vuelto chavista y sin mirarse en el espejo de otros países donde han basado las campañas en estrategias tendentes a indisponer a los potenciales votantes, presentándoles una imagen distorsionada de nuestra Revolución, sin siquiera investigar cual es el criterio y pensamiento que le gente tiene, se equivocó de medio a medio y como en el caso colombiano, quienes asñi actñuan, salen con las tablas en la cabeza.

Es decir están desvasados y en un desconocimiento tal, que no atinan a inferir que a estas alturas del partido, después de 15 años de una revolución que ha trascendido a nivel planetario, que precisamente por ello y por sus éxitos innegables sobre todo en el área social es envidiada por los pueblos que han dado señales muy significativas (caso España con PODEMOS, movimiento inspirado en el chavismo) de emular esos logros, pero además que los continuos ataques del imperio son la prueba más contundente de que este proceso inédito es el camino, que por algo ha logrado lo que país alguno en el campo internacional, sin contar que es el país más inclusivo del mundo, lo cual le ha servido para recibir el beneplácito popular en 19 elecciones catalogadas como las más transparentes del planeta, pero además este pueblo asimilando cada vez más la revolución, ahora con el legado de Chávez, sabe de dónde vienen lo tiros, quién le miente y quién le dice la verdad y está en condiciones de decidir, porque le ha probado con hechos, está haciendo todo lo posible por lograr para la gran familia venezolana la mayor suma de felicidad.

Y eso lo sabe el pueblo de aquí y por la proximidad el de allá que compara a un individuo con prontuario, llevando de la mano a su cachorro para soltarlo a crear conflictos, continuando la obra que su jefe no pudo completar como lo confesó, cuando dijo que le había faltado tiempo para invadirnos.

Colombia es un país con más de 50 años de guerra, que se incrementó en los 8 años aciagos que ese país vivió y pagó muy caro, al entregarle el mando a un delincuente que afortunadamente por fin está recibiendo su merecido, al no ser oído por la mayoría de los votantes de la elección del domingo y así darle un parado a la ultraderecha de allá y de acá, pues como sabemos Uribe es el puente de enlace y financiamiento de los ultrosos de aquí, incluso su héroe modelo como sin empacho lo confesó el hoy bien encanado Leopoldo López.

Así pues, que quieran o no lo opinadores tarifados de la derecha, que pretenden con malabarismo ocultar la derrota que si hubiese sido la de Zuloaga aquí hubiesen celebrado con furia, lo que les habría permitido tomar un segundo aire en sus planes conspirativos, ahora develados casi que en coincidencia con el descalabro del uribisno al que se auto endosan los movimientos de derecha venezolanos, entre otras razones porque no tienen un líder, ni se vislumbra en el horizonte que puedan tenerlo y les está sucediendo lo que se merecen, que los pueblos cada día se convenzan que apoyarlos es anotarse en un suicidio colectivo, al acompañar un sistema que cada vez cae más bajo en el abismo que la historia le tiene reservado, a quienes le dan la espalda a los pueblos y les tratan como un articulo de mercadería más, por ello su cadena de derrotas como la última en la que nuevamente se quedaron con los crespos hechos.-


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1798 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: